Revista Bolsa

5 Reflexiones para ayudarte a cambiar de trabajo

Publicado el 11 abril 2016 por Ahorrocapital @ahorrocapital

cambiar-de-trabajo
Dicen las previsiones, que el desempleo en España bajará en 2016 hasta el 20,4% y que en 2017 rondará el 18,9%. Sin embargo las estadísticas también señalan que casi el 80% de los trabajadores están insatisfechos con su empleo, pero sólo una cuarta parte de estos toma cartas en el asunto para cambiar de trabajo. Nadie dice que sea una decisión fácil y menos en estos tiempos, pero tampoco deberías aferrarte a un empleo que te amarga la existencia. 
Por una razón u otra, muchas personas sufren por el trabajo. Los que no tienen ansían conseguir uno y de los que sí tienen empleo, manejan motivos de diversa índole para estar incomodos. 
Pero la vida es demasiado corta como para malgastar una buena parte de tu tiempo y tus años de salud y juventud, haciendo algo que no te gusta.
Si estas en una situación así, no deberías dudar demasiado en cambiar de trabajo. Por supuesto que hay que pensar bien las cosas antes de actuar, pero prolongar mucho tiempo situaciones indeseables no es bueno para nadie. Por eso voy a darte algunos consejos y ayudarte a reflexionar para tomar la decisión de cambiar de empleo
En cierto modo la vida es la posibilidad que tenemos de decidir, todo lo demás son las circunstancias azarosas que nos marca el destino. Pero parece ser que cuando tenemos que tomar algunas de las decisiones que marcarán gran parte de nuestra vida, como qué carrera estudiar, no solemos andar muy acertados. 
Dicen las encuestas que sólo dos tercios de los titulados universitarios, repetirían la misma carrera universitaria si pudiesen dar marcha atrás en el tiempo. Y un 6% no volvería a cursar estudios en la universidad. 
No es nada sencillo tomar ciertas decisiones en la vida. Pero errar es humano y rectificar es de sabios. Si cometes un error con tu carrera profesional, el ambiente es desagradable o ha llegado un punto en que tu empleo no te llena, no hay nada malo en cambiar de trabajo y dejar atrás todo aquello que no te hace feliz. 
Mira, puede que un día comenzases en un empresa con gran ilusión y que e incluso estuvieses contento con lo que hacías. Pero van pasando los años y las cosas cambian. Hay trabajos que puede que encajen a la perfección contigo cuando llevas la vida de una persona soltera, pero cuando las circunstancias personales varían, llega un punto en que las exigencias y compromisos de tus funciones te empujan a cambiar de empleo. De otro modo lo puedes pagar con tu salud y con las personas que mas quieres.
Y es que una de las principales causas por las que más de la mitad de trabajadores se plantean cambiar de trabajo, es porque tienen problemas para conciliar su vida laboral y familiar. 
Otro de los motivos de insatisfacción que empujan al cambio, es el ambiente de trabajo que se instala en una empresa. A veces son problemas de gerencia, otras la competitividad o simplemente la crisis. ¿Quieres cambiar de trabajo porque te pagan poco? El dinero es importante, pero mucho más que te guste lo que haces y estés en un sitio agradable. Dime cuánto dinero más necesitas y cuantas más vidas tienes para vender. No te engañes y fíjate en lo importante.
Cuando tras muchos días seguidos te das cuenta cada mañana que te levantas para ir al trabajo, que no te sientes motivado, que no valoran tu talento, que ya no cuentan contigo, que no confías en el proyecto ni el futuro de la empresa y que hay gente que ya ha empezado a abandonar el barco, no deberías esperar más. 
Sí, lo sé. Quien va a cambiar de trabajo teniendo un montón de facturas que pagar y la cuota de la hipoteca. Si hay una razón por la que puedes permitirte esperar para buscar un cambio, es para preparar tu salida. Tener libertad económica es siempre la clave para decidir sin ataduras sobre otros aspectos de tu vida, por eso es importante tener ahorros y no endeudarse hasta el cuello. Si necesitas formarte o esperar para ahorrar algo de dinero, date un plazo, pero ponte una fecha límite y empieza a buscar otros trabajos.
¿Todavía no lo tienes claro? Te diré una cosa, todo puede cambiar en un instante. Deja de vivir como si fueses a durar eternamente y entiende de una vez, que hay cosas que no puedes posponer. Si estás en un trabajo que te amarga la existencia, pero no haces nada por solucionarlo ¿Qué milagro esperas que se produzca para ser feliz?
5 Reflexiones para ayudarte a cambiar de trabajo
Vivimos esperando muchas cosas, muchos miedos nos paralizan para tomar ciertas decisiones, pero muchos sueños se quedan en el camino por haber esperado ese momento adecuado que nunca llega. 
Cambiar de trabajo puede ser esa inyección de esperanza e ilusión que necesitas para ser un poco más feliz. Un despido es duro, pero para mucha gente a veces supone un alivio, porque le abre la puerta de salida de un trabajo con el que no estaban contentos y así no se tienen que justificar ante su entorno más cercano, si hubiesen sido ellos quienes hubiesen decidido marcharse. 
Pero no puedes estar esperando ese momento. Tienes que tomar las riendas de tu vida, ser valiente y marcar el paso en la dirección que deseas. Piensa lo que quieres en la vida y haz todo lo posible para conseguir esa meta. Sueña alto y conseguirás tus objetivos. 
Es normal que la idea de cambiar de trabajo te genere muchos temores e incertidumbres, pero también puede ser emocionante y una oportunidad para iniciar una nueva etapa de tu vida con la que estés más satisfecho. Al menos tendrás la opción. El fracaso más grande, no haberlo intentado nunca. 
Hay ciertas cosas para las que cada uno puede elegir el momento en que vivirlas y experimentarlas, pero en general casi todo tiene una edad. No dejes que los años o peor aún, la salud, te hagan sentirte triste y frustrado, porque ya no tendrás ocasión de cambiar de trabajo ni de hacer todas esas cosas que tenías apuntada en esa lista para hacer antes de morir. 
Tambien te puede interesar:
  • ¿Cómo ser más feliz y vivir mejor con menos dinero?
  • No tengo trabajo ¿qué puedo hacer?
  • Secretos para conseguir la independencia financiera

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas