Revista En Femenino

9 técnicas del feng shui

Publicado el 11 junio 2012 por Demoniatentacion
9 TÉCNICAS DEL FENG SHUI
Amor, dinero y paz mental, según esta antigua doctrina oriental.
Si has escuchado hablar del Feng Shui y te preguntas qué es, exactamente, la realidad es que ni siquiera los antiguos chinos, que fueron sus principales proponentes, han sabido definirlo con exactitud. De hecho su nombre significa "viento y agua", porque "es tan difícil de comprender como el viento y tan inaprensible como el agua". Por eso vamos a explicarlo de la manera más sencilla: se trata de una doctrina oriental para el bienestar general que data de 3.000 años A.C., y se basa en el estudio de la energía y la interacción entre la naturaleza, los seres vivientes, los objetos que los rodean y la forma en que estos están ubicados en su entorno. ¿Puede correr el viento en tu casa? ¿Has creado un dormitorio "alérgico" al amor? ¿Tienes en tu sala un color o un objeto que te roba la armonía? Por ello se habla del "buen" y el "mal" Feng Shui (que se pronuncia fong shuei). El buen Feng Shui se produce cuando las energías que nos rodean son armoniosas y equilibradas. Cuando no es así, se produce el mal Feng Shui, al que se le atribuyen toda clase de problemas, como los conflictos con la familia o la pareja, los contratiempos económicos y los altibajos emocionales. LA FELICIDAD EMPIEZA POR CASA Para aquellos que creen en esta doctrina influenciada por la filosofía, el tao y el I ying, cada casa es un mundo estrechamente ligado a las personas que viven en ella. El hogar tiene corazón, ojos y energía. Y todos estos elementos encuentran su armonía en la forma como se colocan los objetos y circulan los objetos. Lo interesante es que, creas o no en el Feng Shui , si analizas las técnicas que recomiendan los expertos, comprobarás que muchas están basadas en el sentido común. Otras personas creen que el secreto radica en la autosugestión, pues al ponerlas en práctica, ellas eliminan de tu mente las falsas creencias que te hacían pensar que tu objetivo era inalcanzable. De cualquier manera, solamente hay una forma de saber si funcionan para ti. ¿Quieres ponerlas a prueba? Aquí tienes nueve técnicas básicas para comenzar. PARA ATRAER EL AMOR Si deseas atraer el amor a tu vida, o revitalizar el que tienes, debes prestarle atención a tu dormitorio, ya que este es el punto clave de la pareja. Para ello:
  • Prepara tu dormitorio para dos. Si eres soltera, quizás esperas la llegada del amor para hacerlo acogedor y agradable, pero en realidad debes hacerlo atrayente ¡desde ahora! ¿Tienes una sola mesa de noche? Coloca otra. ¿Duermes en una cama de un solo cuerpo? Escoge una más amplia. Esto hace fluir las energías positivas, pues indica que estás receptiva a la llegada de esa persona especial.
  • Haz espacio en tu closet. Este debe poder "respirar" y dejar fluir la energía, lo cual es muy bueno para las relaciones amorosas. Y es que cuando abres un espacio entre tus cosas, al mismo tiempo despejas el camino para que esa otra persona llegue a tu vida. Si lo miras desde el punto de vista sicológico, esta es una forma de reafirmar que te encuentras lista para el amor.
  • Inunda tu hogar de imágenes positivas. ¿Cómo te sentirás el día que tengas una pareja fabulosa? Lleva ese sentimiento a cada rincón de tu casa. Para ello usa los aromas, colores e imágenes que reflejen exactamente la energía que deseas en tu hogar. Esto te ayudará a visualizar claramente a la persona de tus sueños, y como ya sabes, aquello en lo que enfocamos nuestra atención es lo que atraemos.
PARA ATRAER EL DINERO

  • Pon un sonajero. El viento es un poderoso elemento en el Feng Shui, por lo que los sonajeros de viento son importantes a la hora de atraer la abundancia económica. Esto se debe a que atraen el chi (energía) de la abundancia a tu hogar. Son más efectivos cuando se cuelgan de un lazo rojo. Los más poderosos tienen seis tubos de metal. Haz sonar el sonajero y visualiza la energía económica llegando a tu vida.
  • Usa el poder del agua en movimiento. Muchos proponentes del Feng Shui comparan el fluir del agua con el fluir del dinero. Por ello recomiendan colocar una fuente interior en la casa o una exterior cerca de la puerta de entrada del hogar.
  • Coloca imágenes de abundancia en tu hogar. Coloca en tu entorno cuadros, fotos o imágenes de abundantes cosechas y canastas repletas de frutas, como jugosas manzanas y doradas piñas (ananases) que reflejen abundancia de alimentos y prosperidad económica.
PARA LA SERENIDAD Estas tres técnicas, explican los creyentes en el poder del Feng Shui, deben realizarse con buenas intenciones y el convencimiento de que darán los mejores frutos.
  • Elimina la energía negativa. Esta se encuentra en el desorden, el desbarajuste, el abarrote de cosas rotas o que no tienen uso. ¿Te has dado cuenta de que cuando tu cuarto está en desorden, no duermes en paz? Si hay un rincón de tu casa repleto de trastos es importante que te deshagas de ellos. Cualquier área abandonada, descuidada u oscura debe ser atendida. Vacía las gavetas, el botiquín, los clósets y los armarios de todo lo inservible. Esto permitirá que la energía positiva fluya sin obstrucción.
  • Colorea tu mundo de paz. Elige para tus paredes tonos cálidos, calmantes, que te inunden de tranquilidad. La idea es que te sientas sumergida en un mundo sereno y apacible, donde te sientas segura. Por lo mismo, evita esos colores que te alteran o te desagradan, aunque estén de última moda.
  • Llénate de la naturaleza. Las plantas son agradables a la vista, siempre que estén verdes y saludables. Es importante que te esmeres en su cuidado y que las coloques de forma que reciban la cantidad de sol que necesitan para estar fuertes y hermosas. Nunca se deben poner plantas vivas en el dormitorio. De la misma manera, muchos proponentes del Feng Shui recomiendan que no se coloquen plantas artificiales ni flores secas en cualquier lugar de la casa, ya que estas no representan vida ni crecimiento.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista