Magazine

Adolfo Suárez

Publicado el 09 febrero 2012 por Alma2061




Adolfo Suárez Adolfo Suárez El político español Adolfo Suárez nació el 25 de septiembre de 1932 en Cebreros, una localidad de Ávila (Castilla y León). En 1976 fue nombrado presidente del gobierno por el rey Juan Carlos I. Formó un partido político que se llamó Unión de Centro Democrático (UCD). La UCD ganó las elecciones generales de 1977 y 1979, y Suárez se mantuvo al frente del gobierno de su país hasta 1981. Fue uno de los principales protagonistas de la transición española a la democracia.
Adolfo Suárez Adolfo Suárez (1932- ), político español, presidente del gobierno (1976-1981), uno de los principales artífices del proceso de transición a la democracia. Nació en la localidad abulense de Cebreros, el 25 de septiembre de 1932. Se licenció en Derecho por la Universidad de Salamanca, en 1953, años antes de obtener el doctorado por la de Madrid. Desde muy joven participó en la vida política dentro del aparato del régimen instituido por el general Francisco Franco; fue gobernador civil de Segovia los años 1968 y 1969, cargo desde el que pasó a ser director general de Televisión Española (1969-1973).

2 NOMBRADO PRESIDENTE

Tras la muerte de Franco, que tuvo lugar el 20 de noviembre de 1975, y luego de haber desempeñado la presidencia de la Empresa Nacional de Turismo (1973-1975), resultó designado, en diciembre de 1975, ministro-secretario general del Movimiento (cuya vicesecretaría había ejercido antes del 20 de noviembre) en el primer gobierno de la monarquía. Integrado en la terna de nombres que el Consejo del Reino elevó al rey Juan Carlos I, por indicación del presidente de dicho organismo y de las Cortes, Torcuato Fernández-Miranda; en julio de 1976, el monarca le nombró presidente del gobierno, en sustitución del último designado por Franco, Carlos Arias Navarro. Su nombramiento despertó la crítica generalizada de la oposición democrática, que veía en él a un continuador del régimen anterior. Sin embargo, desde el primer momento comenzó su labor para lograr la instauración de la democracia en España sin una ruptura traumática con el sistema anterior. Resultó de una importancia muy significativa la designación como vicepresidente del gobierno del general Manuel Gutiérrez Mellado, quien consiguió la adaptación del Ejército a la nueva situación política. Suárez logró que las Cortes, todavía constituidas según la legislación franquista, aprobaran la Ley para la Reforma Política, ratificada por medio de un referéndum en diciembre de 1976, antes de entrar en vigor en enero del año siguiente, lo cual abrió el camino para las primeras elecciones democráticas tras la legalización de todos los grupos políticos, incluyendo, desde abril de 1977, al Partido Comunista de España (PCE).

3 ELEGIDO PRESIDENTE

Logró el triunfo en las primeras elecciones libres tras la larga dictadura, celebradas el 15 de junio de 1977, como líder de la Unión de Centro Democrático (UCD), partido promovido y aglutinado en torno de la figura del propio Suárez. Ya como presidente de gobierno votado democráticamente (el sistema político español no permite la elección directa del jefe, o presidente, del gobierno, pero las elecciones legislativas sirven para que el candidato del partido más votado pase a ser elegido por el Congreso de los Diputados correspondiente), terminó por anular los vestigios dictatoriales al decretar la amnistía para los presos políticos y restablecer los organismos históricos de las nacionalidades que componían el Estado español: así, tras el retorno en octubre de 1977 del catalán Josep Tarradellas, dos años después tenía lugar el del vasco Jesús María de Leizaola, representantes de sus respectivos gobiernos autónomos, hasta entonces en el exilio. Entre tanto, resultado de las mismas elecciones que le habían convertido en el primer jefe de un gobierno español elegido democráticamente tras el abrupto final de la II República, se reunían las Cortes Constituyentes con el fin explícito que su propia denominación apuntaba: elaborar una constitución que terminara de diseñar el proyecto de un nuevo Estado, no sólo democrático, sino también social y de derecho, con un fuerte componente descentralizador, casi federal. El 6 de diciembre de 1978, por vez primera en la historia de España, un referéndum aprobaba la Constitución que había sido objeto de consenso entre todas las fuerzas políticas.

4 REELEGIDO PRESIDENTE

Adolfo Suárez volvió a repetir triunfo en 1979, pasando a formar el primer gobierno constitucional. Sin embargo, su estrella política comenzó a declinar, acuciado por la creciente fuerza de la oposición del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que en septiembre de 1980 presentaba una moción de censura contra Suárez (la cual, aunque fracasada, sirvió para lanzar definitivamente la figura política de su líder, Felipe González), y la cada vez mayor división interna de su partido, a lo que se unieron los continuos ataques del terrorismo, especialmente el llevado a cabo por ETA, el considerable aumento de los niveles de desempleo y los rumores sobre una posible intervención militar. Todo ello terminó por provocar, el 28 de enero de 1981, su dimisión. Agustín Rodríguez Sahagún pasó a sustituirle al frente de la UCD y Leopoldo Calvo-Sotelo hizo lo propio con respecto a la jefatura del gobierno.

5 DUQUE DE SUÁREZ

Su actitud durante el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, producido precisamente con motivo de la votación de investidura de Calvo-Sotelo, que tenía lugar en el Congreso de los Diputados, realzó su prestigio entre la sociedad española. Por su labor política, considerada fundamental, le fue concedido el título de duque de Suárez. Tras abandonar la UCD (de la cual fue su presidente honorario desde enero hasta diciembre de 1981), en el verano de 1982 fundó un nuevo partido, el Centro Democrático y Social (CDS), con el que concurrió a las elecciones generales de 1982, 1986 y 1989. Resultó elegido presidente de la Internacional Liberal (1989), a la cual estaba adscrita su partido desde 1988. Abandonó la política activa, incluido su propio escaño como diputado, en 1991, tras el fracaso del CDS en las elecciones municipales. En septiembre de 1996, fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia por la “trascendencia de su aportación personal a la concordia democrática entre los españoles”. Asimismo, en junio de 2007, el consejo de ministros aprobó el real decreto por el que le era concedido el Collar de la Orden del Toisón de Oro. Adolfo Suárez llegó a convertirse en uno de los políticos más respetados por todo el pueblo español, por el papel que desempeñó en el retorno de los usos democráticos.




También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :