Revista Ciencia

Alimentación de los moluscos por macrofagia

Publicado el 26 junio 2013 por Joseleg
Alimentación de los moluscos por macrofagia

Alimentación de los moluscos por macrofagia
Macrofagia es la obtención de alimento por ingestión de trozos grandes. Estos trozos pueden ser material vegetal como algas o plantas dependiendo de si el molusco en cuestión es marítimo o terrestre; aunque también puede ser carne en el caso de los moluscos con modos de vida predatorios.  

Alimentación de los moluscos por macrofagia

Figura AMM-02. La rádula es una superficie donde emergen dientes muy pequeños, su forma detallada aparece bajo el microscopio electrónico.

En cualquier caso la ingesta de grandes trozos de alimento plantea problemas para la digestión química, más aun que en los anélidos. Como dijimos antes, las enzimas digestivas requieren de grandes áreas de contacto para llevar a cabo sus funciones de manera eficiente, por lo que si se tienen grandes trozos de alimentos la digestión puede ser pesada y lenta.  

Alimentación de los moluscos por macrofagia

Figura AMM-02. Diferentes formas de los dientes de las rádulas.

La mayoría de los moluscos que ingieren grandes trozos de alimento solucionan este problema con la rádula. La rádula se encuentra justo en la base y hacia atrás de la boca en lo que por analogía podríamos llamar faringe en una especie de saco ciego. Es una estructura con forma de cinta “superficie o placa” de dientes quitinosos. Cuando el molusco va a comer proyecta la rádula para raspar o morder.
Los dientes pueden ser simples, serrados, pectinados o sufrir otro tipo de modificaciones. Aunque como tal se encuentra presente en los grupos de moluscos con características más ancestrales.  

Alimentación de los moluscos por macrofagia

Figura AMM-03. Vista de la disposición espacial de los dientes de una rádula.

En algunos gasterópodos y otros moluscos la rádula se proyecta hacia afuera de la boca como una estructura portadora de dientes.
Al igual que sucede con los mamíferos, la forma de los dientes de la rádula varían según el tipo de alimentación del animal que los posee. De hecho al igual que en algunos reptiles, los dientes de la rádula pueden especializarse de tal forma que se vuelven huecos y permiten la inyección de saliva modificada con componentes químicos neurotóxicos, es decir están adaptados para inyectar veneno.  

Alimentación de los moluscos por macrofagia

Figura AMM-04. Probóscide venenosa.

Otros moluscos han optado por reducir su ródula y emplear una probóscide, que es una especie de púa que permite succionar fluidos de una víctima sin matarla. Esta estrategia es empleada por varios moluscos parásitos de peces. PRINCIPAL

REGRESAR

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario