Revista Coaching

¿Azar o elección?

Por Oscardamiang

Azar o Elección¿Has tenido la sensación de querer que ocurra algo y sentir que pasará lo contrario? Recuerda algo que hayas deseado con la mente, pero que sin embargo no se cumplió. ¿A caso la vida es un juego de azar en el cual nuestras decisiones no influyen? En lo personal, estoy en contra de la idea que define a nuestra vida como a un libro, con una historia y un final ya escrito.

Acostúmbrate a cargarte de energía positiva y aléjate de todo aquello que te detenga, no importa si son amigos, familia, comodidades, etc. Haz una pausa en tu vida y observa en donde estás y visualiza a dónde quieres llegar.

No permitas que otras personas te sujeten a su realidad, no cuentes tus sueños a quien no está dispuesto a animarte a llegar a ellos. ¡Libérate!, rodéate de personas como tú, mejora tu estado ánimo y encuentra el equilibrio que necesitas para demostrar que estás listo para el siguiente paso, sea cual sea.

Te puedo decir que lo he llevado a la práctica, me he alejado de personas que viven en un pequeño mundo, pero estoy seguro que no es el mundo que quiero para mí. Cuando me decidí a hacerlo, no estaba seguro si estaba bien. Pero comencé a sentir un cambio en mi vida, como si mi vista mejorara y me permitiera ver aún más allá.

Descubrí que no es malo alejarse, aprendí a tomarlo como un viaje que emprendes para llegar al lugar de tu elección. Durante ese viaje, encontrarás a muchas personas con las que vivirás parte de tu vida, unos cuantos se unirán a ti para llegar juntos al mismo lugar. Otros tantos, preferirán quedarse en donde están, esperando a que algún día vuelvas de visita.

¿Pero cómo podemos avanzar más rápido hacia algo mejor? Me gustaría darte una respuesta universal, pero no la tengo. Lo que si te puedo decir es lo que hago y que creo que funciona. Un viaje de 3 días se comienza con el primer paso, uno a uno y con constancia.

Cada acción, por pequeña que sea, cuenta. Aquí algunos ejemplos:

  1. Cede el paso. Recuerda cuando tú estás atorado deseando que alguien te ceda el paso, pero no lo hacen y las personas de atrás te están presionando con su claxon o miradas de desesperación en tu retrovisor. Tú puedes evitarle eso a otras personas.
  2. Auxilia siempre que puedas. La vida no cobra facturas, la vida nos da la oportunidad de recibir lo que nosotros mismos hemos dado, ¿qué fórmula tan simple no crees?
  3. Aprende a dar y no esperes recibir a corto plazo. Las buenas acciones que realices son la semilla de árbol que te dará de comer. Siembra buenas acciones, cuídalas, no les pongas fecha y deja que la vida te sorprenda con su fruto.

Creo en la elección, creo en que cada momento trazamos un final diferente a nuestra vida y creo que el final de vida que queremos es un digno final.

Ayúdame a dar más ejemplos ¿Qué haces tú?


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario