Revista Economía

Bankia intenta recomprar deuda a precios de saldo

Publicado el 21 marzo 2012 por Paisdepandereta

Bankia intenta recomprar deuda a precios de saldoBankia vuelve a la carga y sigue lanzando ofertas de recompra de su deuda emitida tan sólo unos años atrás.
Con esta última oferta que acaba de publicar hoy mismo en la CNMV ofrece recomprar parte de su deuda subordinada de Bankia y también una de las emisiones de las famosas participaciones preferentes de Bankia.
Lógicamenete la “oferta” no es a cualquier precio y se han encargado de tensar bien la cuerda: si quieres recuperar tu dinero disponte a perder parte de él.
Los descuentos ofrecidos son mejores que los de las segundas rebajas, van desde el 14% al 40% en función del vencimiento. El descuento medio es del 33% lo que supone un potencial beneficio para Bankia de más de 450 millones de euros si todos los inversores aceptaran el canje propuesto.Bankia intenta recomprar deuda a precios de saldo
Pero para ello Bankia debería desenbolsar unos 900 millones de euros lo que no parece estar por la labor, de momento ha ofrecido recomprar hasta 200 millones lo que reduce el beneficio potencial. No debe estar muy boyante la hucha del nuevo banco .
Con qué cara miras a tu inversor si tras venderle un producto que teóricamente sólo tiene ventajas, al cabo de cuatro días le pones entre la espada y la pared  ofreciéndole recomprárselo por mucho menos dinero ante la amenaza de una falta de liquidez. Es un robo con guante blanco.
Qué inversor va a volver a confiar, ya no en Bankia, sino en cualquier otra entidad financiera cuando le ofrezcan un producto superventajoso, con alto rendimiento y “garantía” de liquidez??
Bankia intenta recomprar deuda a precios de saldoLa banca nacional se encuentra en una de las peores crisis reputacional, miles de afectados por productos que prometían ser un tesoro y se han quedado en calabaza.
Al menos nos queda el consuelo de que esta oferta sólo se dirige a inversores institucionales que son de los pocos que saben, o deberían saber lo que estaban comprando cuando metieron el dinero en estos productos. Pero desafortunadamente muchos de nuestros ancianos no sabían distinguir entre un depósito a plazo y una deuda subordinada, por muchos papeles con letra pequeña que firmasen.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario