Revista Bares y Restaurantes

Belén Viviente de El Raal - Murcia.

Por Chefychof
Belén Viviente de El Raal - Murcia.
Belén Viviente de El Raal - Murcia.A pocos kilómetros de Murcia, en el Secano de El Raal, los vecinos crean cada año, y ya van 18, un Belén Viviente caracterizado por personajes de la localidad murciana realizando escenas costumbristas de la huerta. Y aunque en principio no tenga mucho que ver con la gastronomía, en muchas de estas escenas están realizando trabajos donde la cocina toma especial trascendencia. Unas pastorcillas cocinando unas migas ruleras. Lástima que la climatología no acompañara, los 20ºC del día 1 de enero, pedían más una caña bien fresquita, que unas migas con sus tropezones. Las ancianas del lugar, horneando pan en un horno de barro como se venía haciendo tradicionalmente, haciendo las manos jóvenes, postres huertanos como los rollitos, o asando castañas. Todo esto mezclado con otras escenas de la vida cotidiana como lavar en la acequia, o trillar en la era. O artesanales como el trenzado de esparto o haciendo bolito. Ni que decir tiene que todo lo que iban haciendo, lo daban a probar a los visitantes. Los rollitos con su azúcar con canela y regado por una dulce mistela o el pan recién hecho aliñado con un chorrico de aceite de arbequina, era todo un detalle. Belén Viviente de El Raal - Murcia.Sin ser la Warner, y por 1,5 euros que cuesta la entrada al Balén, es un espectáculo, sin perder su sentido religioso, que no se debería dejar de visitar. Y más si vamos con niños. Vemos a la Virgen María camino de Belén acompañada de San José, la posada y un portal con su ángel, buey y mula, donde cada cierto tiempo hacen cambio de guardia, digo de niño Jesús. Sus Reyes Magos y un rey Herodes, con sus cortesanas, en su trono, aunque en lugar de sacrificar inocentes, les da caramelos y es todo simpatía con los más pequeños. Los tiempos estan cambiando para la monarquía. Todo esto sin olvidar la flora y la fauna autóctonas, ya que entre los repollos, las habas y las lechugas hay gallos y gallinas, algún cordero, unos cuantos cerdos y algún que otro pollino, sin olvidar los animales imprescindibles de un Belén. Solamente cambian los camellos de los Magos, por tres hermosos caballos.Este Belén, mezcla a la perfección los episódios bíblicos con la tradición huertana sin desentonar ninguno de los dos mundos. Como solo abre tres días, el 25 de diciembre, el 1 de enero y el día de Reyes, de 11 a 13 horas y por la tarde de 16 a 19, solamente nos queda este último día para visitarlo y os recomiendo ir pronto para evitar las largas, aunque rápidas colas y la poca luz vespertina, pues ahora oscurece muy pronto.Belén Viviente de El Raal - Murcia.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog