Revista Viajes

Brno, a la sombra de Praga

Por Flaviaaroundtheworld @FlaviaATW
Brno, la segunda ciudad más importante de la República Checa, se queda fuera de la mayoría de circuitos. Sí, es muy difícil competir con Praga. No lo vamos a negar. Un país que tiene una de las capitales más amadas por los viajeros por su belleza, dinamismo, cultura y, por qué no decirlo, su cerveza, deja olvidados otros lugares del país. Eso es lo que le pasa a Brno. Casi solo interesa a los checos.

Vistas de Brno desde el castillo

Vistas de Brno desde el castillo

Pero como a mí no solo me gusta conocer los lugares más visitados, durante las vacaciones de Semana Santa de 2016 decidí adentrarme en Moravia y mi primera parada fue Brno. Llegué a Brno tarde. Más tarde de lo previsto por un atasco en Nüremberg (¡oh que gran sorpresa!) que hizo que estuviera en carretera casi tres horas más. En total conduje 9 horas casi non-stop (parando solo a comprar la viñeta para las autovías checas y dar de comer a mi coche). Una paliza de viaje que, viendo el lado positivo, hizo que durmiera cual recién nacido.

Tranvía de Brno

Tranvía de Brno

Por la mañana, ya con mapa en mano, fui a descubrir todo lo que esta segundona checa puede ofrecerme. Pero hay segundonas y segundonas. Por muy guapa que seas, si te comparan con alguna top model de las que lo están petando, seguramente te sientas insignificante. Pero eso no quiere decir que no seas guapa, atractiva y muy interesante. Eso es lo que le pasa a Brno.

Iglesia de Santo Tomás con un super caballo

Iglesia de Santo Tomás con un super caballo

Para visitar Brno con un día es suficiente. Su centro histórico es relativamente pequeño y se puede llegar a todos los sitios a pie. De hecho es así cómo me moví por la ciudad, a excepción del primer tranvía desde el hostel que me dejó en la plaza Moravské nám, el lugar donde paran casi todos los tranvías de la ciudad. Esta plaza tiene una gran zona verde y es la entrada a la ciudad vieja desde el norte.
Sí es verdad que llevaba un mapa, pero no lo usé tanto para guiarme, sino para saber qué es lo que estaba viendo cuando me paraba delante de un edificio o llegaba a una plaza o algo que me llamara la atención. Decidí dejarme llevar por Brno. Lo primero que vi, fue la iglesia de Santo Tomás, pero la dejé un poco de lado, ya que la gran escultura que está a su lado le quita todo el protagonismo: un caballo con patas larguísimas en cuyos lomos lleva a un caballero con su armadura. Justo en frente, hay otra estatua de metal que te invita a mirarla y pensar en su significado (es la foto de abajo, a cada uno le dejo su interpretación).

Estatua en Brno

Estatua en Brno

Llegué a la iglesia de Santiago por la parte de atrás. La rodeé contemplando sus gárgolas, sin percatarme de la más graciosa que vi a finalizar mi visita a Brno: un señor haciéndonos un calvo, así, tan campante, sin importarle ni el frío, ni el calor, ni las miradas de la gente, ni de las palomas. También esta iglesia guarda una sorpresa en su subsuelo, de la que más tarde hablaré y señala un camino que tiene su fin en una ciudad gallega.

Gargola haciendo un calvo

Gargola haciendo un calvo

En un momento estaba ya en el corazón de la ciudad, la plaza Svobody o plaza de la libertad donde, como cada Semana Santa, había un mercado típico de esta época. No era muy grande, pero tenía varios puestos interesantes, como uno de embutidos, donde compré algo para llenar mi despensa. Otras casetas vendían dulces y otras artesanía local. Además, una pareja vestida con trajes tradicionales de la zona  animaba el ambiente de la plaza cantando canciones checas.
#MoraviaRoadTrip probando el embutido de #Brno ¡lo hay hasta azul! 😋 #RepublicaCheca #viajar #viajes #trip #FlaviaATW #food #streetfood #localfoodUna foto publicada por FlaviaAroundTheWorld (@flaviaroundtheworld) el 25 de Mar de 2016 a la(s) 4:55 PDT
La plaza gira entrono a la columna de la Peste y está rodeada por edificios palaciegos. Además, hay una fuente nueva de metal y un reloj astronómico de 2010. Es bastante curioso, primero, porque no está en una pared de una iglesia o edificio importante, si no en medio de una plaza y lo segundo por su forma de cápsula negra. Las 11 de la mañana es el momento ideal para observar este reloj astronómico (yo me lo perdí).

Plaza de la Libertad

Plaza de la Libertad ¿ves el reloj astronómico?

Una vez dejé atrás la plaza, por una calle paralela, llegué a la oficina de turismo, que se encuentra en el antiguo ayuntamiento. Del techo de una de las entradas hay un cocodrilo o dragón, según los lugareños. Este animalito es uno de los símbolos de la ciudad. Date una vuelta alrededor del edificio y si quieres, puedes subir a la torre (yo no lo hice).

El reloj astronómico de Brno

El reloj astronómico de Brno

Otra de las plazas más vivas de la ciudad es la plaza de las verduras o coles (según traducciones). Ahí es donde antes fluía la vida de la ciudad y hoy también, ya que el mercado sigue existiendo y mucha gente va a comprar ahí sus verduras. El detalle más destacado de esta plaza es un fuente, que yo encontré medio en obras. Además, en uno de los teatros que la rodean, tocó Mozart cuando tenía solo 11 años.

Plaza de las verduras de Brno

Plaza de las verduras de Brno

Los picos de la catedral me llamaban mientras estaba en la plaza de las verduras. Así que no pude más que subir la pequeña cuesta que hay y llegar hasta la catedral de San Pedro y San Pablo. No me dio tiempo a ver la catedral mucho por dentro, ya que los feligreses iban a misa, pero me fue suficiente. Lo que más me gustó de este lugar fueron sus alrededores: restos de muralla mezclados con pequeños jardines y zonas de descanso con unas vistas bastante agradables para descansar. 

Castillo de Spilberk

Castillo de Spilberk

Pero no lo hice, decidí seguir yendo cuesta arriba hasta el castillo de Špilberk, el que vigila Brno. Una vez arriba del castillo con un nombre muy parecido a un famoso director, las vistas de la ciudad de Brno son increíbles. Merece la pena desviarte un poco y llegar hasta aquí arriba. Se puede visitar por dentro y suele albergar exposiciones temporales de arte.
Pero, ¡un momento! Llevaba un día por el país del zumo de cebada y todavía no había catado su oro líquido. Tuve que poner remedio de inmediato, así que bajé del castillo y fui directamente a la fábrica/restaurante/bar de la cerveza de la ciudad Starobrno. Ahí es donde probé la cerveza verde que se prepara para las fiestas de Semana Santa. ¡Ahhh qué rica estaba!
#MoraviaRoadTrip Přípitek!! A la rica cerveza verde de #Brno #greenbeer #cerveza #cheers #FlaviaATW #beerUna foto publicada por FlaviaAroundTheWorld (@flaviaroundtheworld) el 25 de Mar de 2016 a la(s) 7:32 PDT

El día en Brno estaba llegando a su fin. Tenía que cruzar andando casi toda la ciudad para llegar al hostel. Así que, despacio pero sin pausa, me puse a caminar y recorrer de nuevo la ciudad, intentando hacer un camino diferente al de la ida.

Descubriendo las entrañas de Brno

Desde hace poco tiempo se puede descubrir la parte menos superficial de Brno. Como muchas otras ciudades, el subsuelo está lleno de bodegas pasadizos y criptas y Brno no iba a ser menos. Por eso ahora se ofertan tres visitas guidas de las cuales yo hice dos. Las entradas cuestan entre 140 y 160 coronas checas, aunque si compras dos te hacen un 10% de descuento en cada una y si eres estudiante también tendrás un descuento especial.

El segundo osario más grande de Europa

Debajo de la iglesia de Santiago hay oculto un gran osario. Tan grande es, que en Europa solo lo superan las catacumbas de París. Pero este secreto lo ha guardado muy bien Brno, porque hasta hace unos años no se sabía de su existencia hasta 2011 ¡Ahí es nada! No se sabe mucho de este lugar, solo que hay más de 50.000 restos humanos y muchos de los huesos pertenecen a víctimas de la peste.

Osario de Brno

Osario de Brno

La entrada cuesta 140 coronas sin descuento y la visita es libre. A la entrada te darán un texto explicativo del lugar en español. Durante el recorrido te acompañará música clásica compuesta para el lugar.
El lugar cuenta con tres salas, dos pequeñas y una bastante grande. En todas ellas los huesos están comocados de forma muy ordenada (nada que ver con la forma artística de Kutná Hora) y la iluminación va acorde con el lugar. 

Vida cotidiana bajo tierra

Bajo la concurrida plaza de coles, hay numerosos pasadizos algo laberínticos a los que hoy se puede acceder mediante visita guiada. La entrada cuesta 160 coronas si descuento. Para la visita del laberinto de Brno hay audio guías en varios idiomas para los que no dominamos el checo con soltura. Por desgracia no está en español.

Sala de alquimia en el laberinto subterráneo de Brno

Sala de alquimia en el laberinto subterráneo de Brno

Durante la visita te explican el origen de estos subsuelos, que no era otro que el de conservar los alimentos perecederos que se vendían en el mercado en un lugar cercano. Hacen un repaso sobre los difernetes métodos de iluminación que se usaron en estos pasadizos.
Otra sala es la de la alquimia, con botes y pócimas que te hacen sentirte un poco brujo. Una de las cosas cosas que más me sorprendió fue que hubiera una taberna a tanta profundidad. Sí aquí podías venir a tomarte una cervecita ¿fresca?

Laberinto subterráneo de Brno

¡Qué yuyu!

Pero como no podía ser de otra forma, este lugar era perfecto para las torturas. Una de las salas guarda intrumentes que no hacen cosquillas precisamente. Incluso hay unas botas españolas del mismo estilo que unos manolos.

Bodegas a la fresca

La última visita que hay es la de las bodegas de vino. Esta es la que descarté, primero porque quería visitar otros lugares de la ciudad, era la que me parecía menos interesante y además ya he estado en muchas bodegas bajo tierra. Siendo mi familia de la ribera del Duero, en más de una ocasión me he metido en algún laberinto bajo tierra en busca de un vino fresquito.

¿Te vas de vacaciones y necesitas un buen seguro de viaje? En Flavia Around The World confiamos en seguros IATI y por eso te ofrecemos  el 5% de descuento en tu SEGURO IATI.
Brno, a la sombra de PragaNo te la juegues, viaja seguro.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista