Revista Decoración

Buenos días monstruos

Por Dolega

Buenos días monstruosEn contestación a Rosa Regás:

Buenos días monstruos, que sois unos monstruos.

Gracias Bárbara, por enseñarme que con parálisis cerebral se puede desarrollar un lenguaje gestual que para sí lo querría el mejor de los mimos en el mundo. Todos sabemos que tu color preferido es el azul, pero no cualquier azul no, el azul cielo que es el guay. Que le has dicho que no dos veces al chico que quiere ser tu novio en el taller ocupacional, claro es que no es rico y si no tiene pelas, pues va a ser que no. Te lo he dicho mil veces, mírame a mí por no casarme con un millonario, hecha una pena… Gracias por ser la alegría de tus padres,  tu hermano y de todos nosotros.

Gracias Marta, por hacerme babear de envidia al saber jugar al tenis mucho mejor que yo, a pesar de tu Síndrome de Down. Eso me ha costado perdonártelo, pero lo que si no estoy dispuesta a perdonarte es que hayas logrado adelgazar 25 kilos. ¡Eso no! Me da igual que tus compañeros en el trabajo te digan que estás guapísima y que te sientan fenomenal los pantalones. Eso no le quita ni un gramo a la tonelada de envidia cochina que me corroe. Ya, ya sé que tu novio te encuentra buenorra de cualquier manera, pero ya sabes cómo son los hombres…todos iguales.

Gracias Alfredo, por enseñarme con tu autismo, que mis limitaciones puedo ir superándolas si me pongo metas muy pequeñas y poco a poco, paso a paso ir avanzando. El cabo del tiempo me sentiré feliz de lo grande que puede ser una sarta de pequeños logros.

Tu madre desde el cielo, te cuida y te protege. Está dando conferencias de cómo llevarle la contraria a todos los neurólogos del mundo mundial en cuanto a lo que autismo se refiere. ¡Ella siempre llevando la contraria!

¿Qué no va a poder hacer…? El mío sí. ¡Que se jodan! Y así siempre. Claro por eso dicen que eres un autista raro…¡Es que con esa madre!

Gracias Patricia, Ana, Juan, Julián y todo el resto de monstruos que conozco. Gracias por darme la alegría y el cariño que tantas veces me ha hecho seguir adelante. Gracias por poner en mi vida un rayo de sol cuando todo eran tinieblas y solo quería llorar. Vuestro ejemplo ha sido para mí el mejor estímulo para estar hoy donde estoy, Aquí.

Nooooooo no me olvido de ti, te dejo para el final simplemente porque me encanta hacerte rabiar.

Gracias Cristina, por tu ejemplo de vida, por tu afán infinito de superación. Tu sonrisa, tu mirada y sobre todo las toneladas de amor que me has dado a mí y a todos los que tienes a tu alrededor, hacen de ti un monstruo en toda regla, a lo grande, a lo bestia a pesar de tu Síndrome de Down. No quiero que te relajes porque sigo practicando todos los días, escucha bien, TODOS LOS DIAS, al Tetris. Sé que no es fácil superar el nivel 145 al que tú llegas pero no pierdo la esperanza. Tú me has enseñado que es cuestión de proponérselo y creo que algún día lo conseguiré.

¡NO! No lograrás que lo diga, nooooo…

Bueeeeno vale, ¡Eres la más guapa de todos! Ya está, claro luego dirán que tengo preferencias. ¡Cachis!

Ahhhhh por cierto… si os encontráis por ahí con alguien que os considera unos monstruos, vosotros simplemente regalarle una sonrisa y lanzarle un beso muy fuerte, que a lo mejor eso le calienta el alma y logra perdonarse a sí misma.

 


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario