Revista Cultura y Ocio

Busco valor añadido*

Por Gfg
Busco valor añadido* Hace años me dijo mi librero de cabecera: «Yo ya estoy pasado de todo en literatura. Yo ya no busco historias. Busco, valor añadido.» Por aquellos entonces yo sí era un lector que buscaba buenas historias; entendía el concepto de valor añadido, pero para mí pesaba más la trama que el valor.
Con el paso de los años, las lecturas y mi maduración literaria, creo que me encuentro en un punto parecido al de mi librero. Sí, busco buenas tramas, nuevos escritores, nuevas formas de contar las cosas, pero sobre todo busco: valor añadido.
Cuando cae en tus manos una novela que cumple con lo expuesto anteriormente y además es de corte negro, no puedo dejar de sentir que cuando la leo soy el hombre más feliz del mundo.
Y eso es lo que me ha sucedido con Las flores de Baudelaire de Gonzalo Garrido y publicada en Alrevés Editorial.
Su valor añadido es muy grande. Desde la elección de la ciudad donde pasa la acción, Bilbao; el año, 1917 y esa proximidad con el conflicto bélico de la Primera Guerra Mundial; el protagonista, un tipo nada usual y su historia personal (totalmente negra); los secundarios que son geniales; el entramado de las diversas historias que se explican sin que se pierda el hilo de ninguna y su importancia dentro del resultado final; la presentación de los demás personajes adyacentes a la historia y mediante los cuales el autor nos pondrá en antecedentes de la historia de Bilbao en ese 1917 donde la población está sumida en una profunda transformación industrial; como también de la historia de España en ese mismo año y sus vicisitudes políticas al intentar ser neutral en el conflicto mundial y, como no, sacar beneficio por ello; el vivir el primer vuelo experimental; las primeras manifestaciones sindicales; y no me quiero olvidar de la elección del título en clara referencia al poemario de Baudelaire Las flores del mal, donde se trata la mezquindad humana y las ambiciones, claves según el autor a la hora de entender la novela.
Quizás mucho de vosotros podríais llegar a pensar que en el mundo no pasó nada entre 1914 y 1917 a parte, claro está de la Guerra. Gonzalo Garrido nos demuestra que no es así y cuan importante fue 1917 para la ciudad de Bilbao y su crecimiento posterior. Y del cómo lo que sucedió aún nos afecta, o quizás el más claro, que la historia es un bucle circular y siempre se repite.
Como podéis comprobar, la novela tiene todos los ingredientes para ser recomendada, para que el boca a boca genere la magia de la venta, de la lectura, del conocimiento de una nueva pluma, pues parece extraño que esta sea su primera novela, ya que demuestra una gran soltura al hilvanar la historia, con un ritmo trepidante, donde nada sobra, sin cansar al lector en las conocidas páginas de relleno, un trabajo de escuadra y cartabón.
Creo que cuando te lees una novela y te quedas con la sensación de querer más (y no por estar mal finalizada, sino por seguir la evolución de los personajes) es que el libro ha funcionado. Yo creo en la continuidad de estos personajes, en vivir nuevas historias con ellos, pero por lo que comenta el autor en una entrevista publicada en su blog: «Podría tener una continuación, pero a día de hoy no está contemplado.» Espero que se lo replantee. Creo que el autor ha dado con un buen filón que explotar para su beneficio y para el del lector.
Y para finalizar, y siguiendo con el tema del valor añadido, creo que lo mejor que me he llevado con esta lectura, es el conocer y seguir a un escritor comprometido con el mundo.
«Creo que la vengaza poética. El mundo es demasiado injusto como para que el escritor no quiera intervenir»
Sus dos o tres tweets diarios son muy enriquecedores. Creo que merece la pena seguirlo (@GGarridoLB) y como no, leer su novela. 

* Reseña Blog Cruce de Caminos

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog