Revista Música

Capítulo 4: 'Brothers And Sisters'.

Publicado el 16 abril 2016 por Victorhugo
Capítulo 4: 'Brothers And Sisters'.
'Brothers And Sisters', el cuarto disco de los Allman Brothers, puede interpretarse como un intento por parte de los artistas de recomponerse como familia. De tirar para adelante. Pasada la tromba de 'Eat A Peach' la banda se agenció una granja y para allá que se fueron con sus mujeres, novias, hijos y demás tropa a intentar darle a la música y a la vida. Pero por desgracia las cosas no siempre son de color de rosa. El demonio de la droga y la bebida se hizo aún más fuerte entre los miembros, el agotamiento que experimentaban no hizo sino aumentar, aparecieron los malentendidos (Gregg miraba por lo suyo, Betts por el liderazgo...) y, lo que es peor, poco antes de terminar de grabar el disco les sacudió esta vez la pérdida del bajista Berry Oakley en unas condiciones muy muy parecidas a las de Duane del año anterior. Muy chungo todo.Otros hubieran dicho que hasta luego, pero nuestros chicos eran fuertes. Ante estos malos tiempos, los Allman Brothers pusieron buena cara y publicaron en 1973 el que es en mi opinión su disco de estudio más sólido, consistente y regular. Y esa decisión, sabiendo que las venían de pasar realmente canutas, se me hace algo digno de aplaudir.Con la mano en el pecho he de reconocer que 'Brothers And Sisters' me pilló con el tonto subido. Con la edad del pavo tardía. Horas y horas perdidas con el Guitar Hero II dándole al "Jessica", excursiones con mis compis de la carrera mientras sonaba el "Ramblin´ Man" por mis cascos, programas especiales en la Radio Universitaria de Alcalá de Henares sobre Dickey Betts... Un desparrame."Wasted Words", composición de Gregg, abre la veda a un disco cuyo tono general se volverá más acústico y Country que los anteriores. Quizá la razón se deba a que el peso compositivo recaerá un pocobastantedemasiadomás sobre Dickey Betts, que hace a mi parecer un gran trabajo. Y si no, que me lo rebatan tras escuchar "Ramblin´ Man", clásico entre los clásicos de la banda.Capítulo 4: 'Brothers And Sisters'."Come And Go Blues" va muy en la línea de lo que Gregg estaba preparando por esas mismas fechas para su debut en solitario titulado 'Laid Back': más presencia de piano, ambientes reposados y accesibles... Un tema que va creciendo a pasitos hasta llegar a "Jelly Jelly", que es una señora versión del tema original de Bobby Bland. Aquí la guitarra de Dickey y el órgano de Gregg suenan con más presencia que nunca, en un Blues lento de esos que son perfectos para escuchar por la noche, al lado de tu querida... ¿O me equivoco?"Southbound" es un pepino que nos devuelve a la esencia rabiosa, vivificante y eléctrica de los Brothers. Pocas bandas en la Historia han podido disfrutar de una sección rítmica tan compleja y rica como ésta. A Butch Trucks y Jai Johanny Johanson debemos sumar ahora la presencia de Lamar Williams al bajo y de Chuck Leavell al piano. El resultado es de 10.Y si no fuera suficiente la lista de temazos que tiene este disco, va y empieza a sonar "Jessica". Una instrumental a la vieja usanza de los hermanos. Está compuesta por una serie de perfectos ganchos musicales (por zurdazo el piano, por derechazo la guitarra) que acaban dejándote la cabeza loca. Colosal. Por cierto, en el Guitar Hero II la clavaba en el modo experto con Clive Winston y su Gibson Firebird, por si a alguien le interesa el dato.
"Pony Boy" suena a lo que deben sonar todas las ferias de condado en Estados Unidos. Por ahí corren los niños con sus algodones de azúcar, por allá están los concursos de comer mazorcas asadas sin parar, el de permanecer pegado al último modelo de camioneta Ford hasta el final para llevártela a casa y también el de echar pulsos con el bruto del mecánico del pueblo... ¡Y que no os pase nada con el destilado casero de Lil´Shawn!¡Hasta la próxima!

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista