Revista Cultura y Ocio

Carta al padre, de Franz Kafka

Publicado el 15 junio 2010 por Mariocrespo
Carta al padre, de Franz Kafka
La carta al padre, de Kafka, resume todas las cartas al padre. La carta al padre es un análisis freudiano de la relación padre-hijo. La carta al padre es, en resumen, un análisis sociológico de una época y un lugar, de una forma de vida tradicional y conservadora que tantas víctimas se llevó (y se sigue llevando) por delante.
Kafka escribió esta carta, en 1919, con intención de suavizar las relaciones entre su padre y él. Su progenitor, un ser tiránico y amargado, era el típico cabeza de familia que de tanto trabajar se había sumido en un microcosmos particular que únicamente funcionaba con sus estrictas reglas. El escritor checo le hizo llegar la misiva a su madre para que ésta se lo entregase a su marido. Pero después de leerla, no lo hizo, y le devolvió la carta a Franz. Fue lo mejor que pudo haber ocurrido. El viejo Hermann nunca habría entendido las intenciones de su hijo. Por respeto a la familia, el texto no se publicó hasta que fallecieron sus hermanas. 
Se trata de una larga epístola que Kafka estructura en torno a la personalidad de su padre. Para Kafka, su padre fue una efigie que dejó su existencia a la sombra durante el tiempo que vivió con él. Su padre era un hombre hecho a sí mismo que nunca entendió la pusilanimidad de su hijo; era un sargento de hierro que llevaba hasta el extremo la máxima de: la letra con sangre entra. Nunca le pegó, pero Kafka, como él mismo afirma, habría cambiado la tortura psicológica por algún que otro golpe. 
El desencadenante de este texto, lo que lleva a Kafka a escribir esta carta, es la oposición constante a sus intentos de matrimonio. Para el viejo Hermann, el hecho de que su hijo se casase con una judía de un estrato social inferior al suyo era un retroceso en la escala que a él tanto le había costado ascender. Para el escritor el matrimonio significaba independencia, liberación, y por eso buscaba, tal vez precipitadamente, casarse: huir de la omnipresencia del padre.
La carta al padre es un documento histórico que refleja a la perfección una época y una forma de vida, pero sobre todo es un inteligentísimo análisis de las relaciones padre-hijo, unas relaciones que, a pesar del tiempo y la distancia, en algunos casos, se sigue repitiendo en hoy en día.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario