Revista Ciencia

Ciencia básica y economía

Por Elmirondelcielo @Elmirondelcielo
CIENCIA BÁSICA Y ECONOMÍA.
El modelo económico actual está basado en un crecimiento continuo  tanto la producción de bienes materiales como de servicios. Es evidente que nuestro mundo (la tierra) es finito,  este modelo a largo plazo no es sostenible de ningún modo. A veces, se critica la inversión en ciencia básica, tales como la astronomía en las que no se ve un beneficio inmediato a corto plazo. Pero sucede que, gracias a esta ciencia básica podemos descubrir nuevos recursos y espacios en los que expandir nuestro ánimo de crecimiento. Podemos poner varios ejemplos de esto, en nuestro planeta el diamante es muy escaso, sin embargo hay un exoplaneta que está formado en su práctica totalidad de este material. ¿Qué valor económico tendría dicho material en ese planeta? Exactamente, su valor sería nulo. Otro ejemplo sería el agotamiento del petróleo, el carbón y el gas natural a medio plazo (entre 56 y 100 años) en nuestro planeta, pero,  ¿y si les dijera que Titán (una de las lunas de Saturno) tiene una atmosfera de metano y está compuesto en su mayor parte por hidrocarburos? 

CIENCIA BÁSICA Y ECONOMÍA

Titan, con su atmósfera de metano


También les mencionaría las tierras raras, que están provocando incluso guerras, habiendo en nuestro cinturón de asteroides cantidad de ellos con esta composición. Es decir, muchas de nuestras preocupaciones o muchos de nuestros problemas se solucionarían de un plumazo tan solo “viajando” un poco por ahí fuera. También hay que indicar que nuestra especie es la primera que es capaz de prever con antelación un acontecimiento cataclísmico tal y como le sucedió a los dinosaurios hace 200 millones de años, hoy en día tenemos vigilados la práctica totalidad de asteroides que puedan provocar nuestra extinción. Gracias a la ciencia de la Astronomía podemos decidir nuestro destino como especie, y eso que es una ciencia que no produce “beneficios”.

CIENCIA BÁSICA Y ECONOMÍA

Los asteroides pueden producir una extinción masiva


Otra cuestión que nos debemos plantear, en este caso a corto plazo es a dónde nos dirigimos en estos momentos, nuestra civilización está a punto de alcanzar el grado I de desarrollo, ya hemos entrado en déficit ecológico, es decir, consumimos más de lo que nuestro planeta puede reponer. Es el momento de poner en marcha nuestra tecnología para alcanzar el grado II, lo cual significa que utilicemos todas las potencialidades que nuestro sistema solar dispone tanto materiales, como energéticas, no hay que olvidar que nuestro sol produce unos 25.000.000.000.000.000.000 kWh energía por segundo, que viene siendo la cantidad de energía consumida por toda la humanidad desde su existencia.

CIENCIA BÁSICA Y ECONOMÍA

55 Cancri e, un exoplaneta hecho de diamante


La conclusión es obvia, debemos expandirnos para seguir manteniendo nuestro crecimiento y aprovechar todas las posibilidades que una ciencia básica, la Astronomía está poniendo a nuestro alcance. Sin olvidar por supuesto, otras fuentes de conocimiento, tales como el estudio profundo de la materia, esto es la teoría cuántica, o el desarrollo de la física y las matemáticas para que faciliten nuevas herramientas para llevar a cabo estos fines. La ingeniería se encargará después de desarrollar las tecnologías necesarias basada siempre en los principios de la ciencia de base.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :