Revista Belleza

Coaching para padres y madres

Por Kitsch
Hace unos días conocía que este mes se impartía en Pamplona un taller de Rabietas. Creo que las rabietas son uno de los comportamientos infantiles que peor llevamos los padres. Suelen ocurrir en los peores momentos y gestionarlas sin morir en el intento no es fácil. Ponen a prueba nuestros nervios y no perderlos es tarea muy complicada.
COACHING PARA PADRES Y MADRES
A partir de este cartel del taller de rabietas conocí a Patricia de la Fuente y su trabajo, podéis visitar su web aquí : www.coachingparabienestar.com
Ahora que el coaching está tan de moda, la idea de un coaching para padres y madres me pareció una idea genial y contacté con ella para poder contaros por aquí en qué consiste. Os dejo con una pequeña entrevista para saber más sobre Patricia de la Fuente y su trabajo en Coaching para Bienestar.
A modo de presentación os dejo la que ella misma hace en su web:
¿Qué hace una enfermera dedicándose al Coaching?

Tener a mi hijo fue una revolución emocional e intelectual para mí. Me encontré sola en el momento en el que más acompañada había estado nunca, surgieron tantas preguntas, sobre mi, mi pasado, mi presente, mi futuro y sobre todo una necesidad de conocer, saber y crecer.

En ese camino me formé como monitora de lactancia y estuve apoyando la labor de una ONG de apoyo a la lactancia durante un año y medio.

Pero fue cuando empecé la formación como Asesora, Supervisora y Coach en la Asociación Mitxelena-Gingko cuando sentí que todas las piezas del puzzle de mi carrera profesional y personal encajaban.

Mis conocimientos profesionales en el campo de la salud, mi interés por los comportamientos humanos y la salud mental acompañados por las herramientas que el el asesoramiento y el coaching me ha dado me permiten acompañar a las personas desde un enfoque que integra ciencia e intuición.

Entrevista a Patricia de la Fuente, Coaching para Bienestar


COACHING PARA PADRES Y MADRES
1. La palabra coaching está muy de moda, ¿Podrías explicarnos en que consiste?
Si, es cierto está muy de moda...y eso también está favoreciendo que la palabra se vuelva un poco borrosa, ¿verdad?

Si buscamos definiciones nos encontraremos con algunas dificultades para entenderlo, ya que dependiendo de la corriente que sigamos nos encontraremos significados que vayan más ligados a conseguir éxito y liderazgo (coaching empresarial) o a desarrollar nuestro potencial humano (coaching humanista) y hay aún más.Desde la palabra lo podemos entender con un "entrenamiento". El coaching profesional es un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo que busca inspirar a la persona para maximizar su potencial personal y profesional.

Lo que yo ofrezco es Coaching en cuanto a que uso sus herramientas orientadas a desarrollar los recursos de cada persona para mejorar su bienestar y que pueda alcanzar sus objetivos. Asesoramiento como profesional de la salud en prevención de la salud física y emocional fundamentada en los avances neurocientíficos y Apoyo. Apoyo durante una etapa muy exigente para la mayoría de nosotros.
2. Yo tengo dos hijos de 7 y 3 años, trabajo por las mañana y por las tardes estoy con ellos. Muchas veces siento que en el trabajo descanso y mi dura jornada empieza por la tarde, tengo que cambiar el chip, lo sé, ¿Pero como lo hago?
¡Cuántas nos identificaremos con eso de 'descansar en el trabajo'!
Me estoy acordando de esta entrevista a este papá en Salvados (https://www.facebook.com/armandobastidaEP/?fref=ts) que explicaba tan bien como el trabajo duro de verdad es del que se queda en casa con los niños.
Creo que planteas uno de los puntos claves de nuestra nueva situación como padres: La presión es grande, tenemos que mantener nuestras carreras profesionales a la vez que deseamos ser los mejores padres para nuestros hijos, mantener viva nuestra relación de pareja y eso sin dejar de lado nuestras necesidades individuales. Y desgraciadamente las horas del día se nos quedan cortas. Y muchos me dirán, si con las dos primeras andamos mal ¡como para pensar en las demás!
Y me preguntas cómo hacer para cambiar el chip. Creo que a lo que te refieres es a cambiar la forma en la que miras el tiempo que pasas con tus hijos, ya que me dices que te supone la jornada más dura del día. ¡Y sin duda lo es! Primero porque lo haces después de haberte levantado pronto y haber dejado mucha de tu energía en tu trabajo, por lo que por la tarde es normal que ya llegues con la paciencia algo mermada. Y segundo porque acompañar a dos personitas en desarrollo es una tarea agotadora aunque sea lo único que hagas.
Además estoy segura de que el tiempo que dedicas a ellos, es también el tiempo que tienes para hacer otras tareas como cocinar, limpiar etc...con lo cual ellos reclaman tu atención y tú estás cansada y con mil cosas por hacer.
La mejor herramienta que te puedo dar en estos momentos, después de decirte que esto pasará ;-), es CONCIENCIA PLENA. Tenemos que defendernos del estrés educando a nuestro cerebro en estar presente. Es posible que en el trabajo te sientas más descansada porque te puedes concentrar en una sola tarea.
Te propongo que cuando estés con tus hijos hagas lo mismo, de manera que emplees un tiempo en estar con ellos, totalmente enfocada en lo que estés haciendo. Eso quiere decir que mientras juegas con tu hijo de 3 años o estás con él en el parque pongas atención en las sensaciones de tu cuerpo (los colores que ves, la sensación de la temperatura de tu piel...) conectes con tu respiración y que al jugar pongas toda tu atención en ese preciso momento.
Esto se entrena claro, y cuesta un poco. Normalmente estamos en el futuro, lo cual nos produce ansiedad, o en el pasado lo que puede producirnos tristeza, estar presente en cada actividad que hagas es la mejor estrategia con la que controlar el estrés. Un niño de tres años no es capaz aún de entender que estás cansada o tienes mucho que hacer, ni tiene que hacerlo. Su cerebro está en desarrollo y está todavía en la etapa egocéntrica.
Pero los niños son unos grandes captadores de presencia auténtica, si consigues jugar con él un rato estando totalmente presente y disponible es posible que acepte mejor que luego le dejes haciendo algo solo para poder tú ocuparte de la cena o de lo que tengas que hacer.
Y ahí te digo, haz lo mismo. Si estás cocinando, hazlo con todos tus sentidos puestos en esa acción.
Esta técnica de meditación que ahora llamamos Mindfulness puede hacer que sientas que las tardes no son una fuente tan grande de malestar y hasta descubras que puedes disfrutar de ellas. Y una cosa más, los niños, que siempre nos están mirando, aprenderán algo valioso a través de ti.
3. ¿Que se debería esperar del coaching para padres y madres?
El coaching para padres y madres te ofrece un espacio donde tomar distancia del día a día para poder aclarar tus ideas y salir de una situación en la que te sientas estancado o en la que desees mejorar. Un lugar donde conectar con tus emociones y mejorar la relación contigo mismo y con los demás. La oportunidad de desarrollarte y alcanzar tus objetivos.Nuestros hijos son nuestros espejos, no conozco una mejor manera de enseñar que siendo nosotros aquello que deseamos ver en ellos.
Durante el puerperio, que es la etapa desde que nace tu bebé hasta los dos años aproximadamente, tu cerebro funciona de manera diferente, compartes emociones con tu bebé y tu intuición está más presente que nunca. Las mamás a las que acompaño durante esta etapa necesitan unespacio de confianza para abordar todas las inseguridades que les surgen, de manera que pueden escuchar a su instinto y sentirse acompañadas y seguras en sus decisiones.En lo personal puede que la maternidad o la paternidad despierten en algunos nuevas facetas de si mismos que ahora les gustaría desarrollar. Hay muchas personas que tras ser padres se replantean su carrera profesional y sienten la necesidad de hacer cambios. O quizás les esté resultando realmente difícil resituarse en el mundo después de volver de su baja maternal y necesiten ver la mejor manera de conciliar familia y trabajo. Estas sesiones les ayudan a ver su realidad con mayor claridad, a marcarse objetivos, a desarrollar un plan de acción y a volver a encontrarse con esa parte de ellos que ha quedado algo eclipsada por su nuevo rol de mamá o papá.
Con los hijos es fácil encontrar dificultades para ser el tipo de padre o madre que de verdad deseamos ser y a menudo nos vemos haciendo cosas que no nos gustan o nos hacen sentir mal y no sabemos cómo cambiarlas. O nos sentimos muy inseguros en nuestro entorno con las decisiones que estamos tomando y necesitamos aumentar nuestra confianza. En estas sesiones trato de ayudar a que podamos deshacernos de las creencias que nos están limitando, enfrentándonos a nuestros miedos como padres y encontrando mejores estrategias para vivir la relación con nuestros hijos con inteligencia emocional.
En la relación de pareja a veces las relaciones se resienten con la llegada de los hijos y cuesta sentir deseo el uno por el otro o encontrar espacio para la relación. Las diferencias en cómo hacer las cosas respecto a los hijos crear distancia en la pareja, algo que no es fácil de afrontar. En estas sesiones ofrezco un espacio fuera del entorno de la familia donde expresarse abiertamente y respetuosamente, encontrar maneras de volver a encender la llama y aclarar qué aspectos son importantes para cada uno y cuales están fallando para refrescar la relación.
Hace poco contactó conmigo un grupo de padres y madres separados que buscaban trabajar en grupo para salir de la negatividady mejorar su autoestima.Como ves las posibilidades son muchas ya que convertirse en padres supone muchos cambios que afectan a todas las áreas de nuestra vida.Tal y como lo veo yo la paternidad es una oportunidad de oro para crecer y acercarnos más a la persona que de verdad deseamos ser.
4. Las rabietas son un momento de mucha tensión, los niños lo pasan mal y los padres tendemos a perder los nervios, gritar, castigar y también sentirnos mal. El taller de rabietas, ¿nos ayudará a mejorar la gestión de estos momentos?
Sin duda. El taller de rabietas está pensado para que podamos responder a esas situaciones de una manera más saludable.
Cuando nuestro hijo estalla en rabia sus emociones le invaden y muchas veces nosotros acabamos también enfadándonos, nos sentimos frustrados, y podemos acabar haciendo cosas con las que no nos sentimos bien, como dices.Conocer cómo funciona el cerebro en desarrollo de nuestros hijos podrá ayudarnos a entenderlos a ellos, a calibrar nuestras expectativas y a dirigir nuestras acciones mejor.
Además en el taller tendrás la oportunidad de aprender más de ti mismo, de ver de dónde vienen tus emociones y de abrirte a nuevas formas de ver las cosas que te ayuden a responder de una manera que te ayude a ti y que le ayude a tu hijo a desarrollarse emocionalmente sano.
5. Muchas veces mamá y papá tienen opiniones diferentes para gestionar aspectos determinados de la crianza o conflictos con los hijos. Estas situaciones generan mucha tensión y fustración en la pareja. ¿ Es un tema que se trate en el coaching de padres y madres?
Por supuesto, el trabajo que realizo pretende abarcar todos los aspectos de la vida de los padres y las madres.Cada uno nos enfrentamos a esta tarea desde nuestras creencias y experiencias personales por lo que es esperable no coincidir en aspectos de la crianza y la educación. Muchas de estas ideas recibidas a veces no concuerdan con el momento en el que vivimos o no encajan con la forma en la que nosotros vemos el mundo ahora y esta puede ser una buena ocasión para revisarlas.
En la pareja esas diferencias nos pueden quitar mucha energía que necesitamos para nuestros hijos o incluso pueden suponer que un miembro de la pareja acabe encargándose de todo y el otro se quede aislado.
Un trabajo conjunto puede ayudar a poner sobre la mesa cuales son las creencias individuales que están chocando y encontrar maneras de comunicarnos de maneras que nos acerquen en vez de que nos alejen.
No tenemos que perder de vista que la manera en la que nosotros nos enfrentamos a los conflictos es la manera que nuestros hijos aprenderán a hacerlo. Visto así tenemos una gran oportunidad de enseñarles cómo mantener relaciones sanas consiguiéndola para nosotros mismos.
Si os animáis a asistir al taller de rabietas o queréis saber más sobre este coaching para padres y madres y para el bienestar, visitad la web de Patricia de la Fuente, aquí.

Y vosotras ¿Conocíais el coaching? ¿ Lo habéis probado? 
¿ Os animariais a pedir ayuda en la crianza de vuestros hijos ?
 

    Volver a la Portada de Logo Paperblog

    Revistas