Revista Cine

Comentarios sobre Punto Ciego (2016) Dir. Martín Basterretche

Publicado el 12 abril 2016 por Proyectorf @Proyectorfant

Dirección y Guión: Martín Basterretche Elenco: Álvaro Teruel, Corina Fonrouge, Luis Longhi, Adriana Ferrer, Guillermo Fernández, Omar Kuhn, Max Chung, Alejandra Buitrón, Federico Aimetta Producción: Martín Basterretche, Daniel Ibarrart, Julio Ludueña y Mónica Amarilla Origen: Argentina Año: 2016 Distribuidora: Independient. Duración: 86 minutos Estreno: 31 de marzo

Invitación al cine

Estamos en una época de olvidos. Dejamos atrás cosas que sabemos, y eso que sabemos que dejamos atrás es lo que nos hace pueblo, comunidad, lo que nos construye como país. Estamos, como dice Martín Basterretche en un Entonces y gracias a la película Punto Ciego. Punto Ciego recuperamos algunas cosas que parece hemos olvidado.

Pero antes alguna aclaración o guía para verla... Puede que les anticipe algo de la trama, algún personaje o detalle. Dicen que el que avisa no traiciona. Las citas al cine de Retomemos entonces la cuestión del olvido. Como ya dijimos, de Hitchcock a De Palma, de Bioy Casares a Hugo del Carril, en Punto Ciego es una película literalmente independiente. Hecha casi sin financiación y filmada con amor y a pulmón por su director y equipo, con lo cual hay ciertas cosas que hay que atravesar y aceptarlas como son. Hay algunas "desprolijidades" debidas a esta forma de producción. Bien, atraviésenlas, déjenlas pasar, porque el relato y la puesta en escena valen la pena.
Alfred Hitchcock y al de Brian De Palma entre otras, son evidentes, tal vez subrayadas. Sería oportuno preguntarse el por qué. Tal vez en lo que sigue más abajo intentemos dar alguna respuesta, no todas.
Basterretche nos dice "no olvidemos de dónde venimos, quiénes somos". Así, ahí están esa sucesión de planos y escenas que ya hemos visto antes. Pero también nos sitúa en una ciudad balnearia que no existe, es casi un no-lugar, esa Santa Sofía del Mar que es una mezcla de lugares porteños -o Argentinos- y que nos invita así a no olvidar esa extensa tradición de relato fantástico que tenemos los argentinos y que se nos escapa y se nos pierde. De Bioy Casares a Christensen, de Hugo del Carril a Hugo Santiago. Esa tradición es la que Basterretche nos trae de vuelta.
Entonces, como no puede ser de otra manera, nos vamos a ocupar de sus personajes femeninos, porque como es natural, si de traer del olvido se trata, es necesario volver a decir y a pensar la figura de la mujer.
Punto Ciego también encontramos el problema del doble. En esa esquina de Santa Sofía del Mar, que es el mundo de la película, hay dos mujeres: Marina y la puta. Son dos, muy parecidas físicamente, distintas también y complementarias. Una contiene a la otra y están para cumplir su destino trágico. Porque solo la muerte de una podrá liberar a la otra de esa tarea vil que deben cumplir. Cada una a su manera se vende para construir una ilusión. Esa ilusión tiene su trágico final, y es trágico porque una vez más, esa mujer que es la síntesis de las dos -o una muy distinta- está destinada a nacer al final.
Pero su nacimiento queda trunco, no puede completarse porque aquél que debía ayudarla a nacer, ese hombre común destinado a ser héroe -Ulises, el protagonista de la película- queda atrapado en la trampa y prefiere vivir en la ficción a enfrentar la realidad.
Tal vez Marina entonces sea esa Argentina, olvidada y atrapada en un pasado brillante y promisorio, destinada a repetir una y otra vez ese destino trágico de ser dos. Tal vez el cine fantástico sea entonces nuestra única salida.

Punto Ciego puede verse actualmente en el cine Gaumont todos los días a las 12 y a las 21:30 hs.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas