Revista Arquitectura

Cómo lograr Estudios modernos y equilibrados

Por Azdeco @AZDECO
Cómo lograr Estudios modernos y equilibrados
Cómo Transformar La Sala de Estudios en Un Espacio Equilibrado,  Agradable y Moderno No cabe duda que la sala de estudios es un espacio que no todas las casas lo tienen, y si existe, siempre es el lugar más pequeño, con poca luz y con poca conexión al resto de nuestro hogar. En momentos donde el sol comienza a esconderse, llega el invierno, y con ello la época de estudios y también de trabajo en casa, es importante tomar en cuenta a este lugar, y buscar formas de revitalizarlo para que no sea nunca más “la pieza chica” de nuestra casa.
Una manera de ayudar a darle importancia a esta pieza es ordenarla. Ceresita recomienda comprar muebles que vayan acorde con el espacio, que sean cómodos, ergonómicos y que dejen aire para que las personas no se sientan agobiadas por ellos. Si desea equilibrio, el Feng Shui dicta que es necesario separar el espacio de estudio o trabajo, con el espacio para dormir, para llevar de mejor manera nuestra vida, que muchas veces se caracteriza por ser rápida, competitiva y muy exigente. Cómo lograr Estudios modernos y equilibrados Si la luminosidad natural no es la necesaria, píntela con colores claros y neutros que ayuden a la refracción del sol y que además vayan en relación al resto de la casa y que, además, sean del gusto de la familia, para que con ello todos los habitantes del hogar se sientan identificados y cómodos con el espacio. Para lograr este objetivo, Ceresita recomienda recurrir tonos como el amarillo, que a su vez también nos impulsa a querer hacer más cosas y por sobre todo enaltece la luminosidad en lugares que carecen de esta. Para eso existe el amarillo N° 7140W- Chaste White, el cual capta la luz del exterior a nuestro hogar. En caso que la luminosidad sea generosa, tonos fríos y tranquilos como lo es el turquesa N° 7122 Water Dance, permite encontrar el equilibrio en los momentos de estudio, ya que aumenta el poder de concentración por periodos más prolongados. Nueva vida para la sala de estudios Una forma audaz y sumamente atrayente para transformar la sala de estudios es pintarla con una nueva tendencia llamada 60/30/10, que significa aplicar tres colores complementarios en el espacio, mediante porcentajes. Para esto, hay que  seleccionar los tonos que se usarán y distribuirlos bajo ese concepto:  60% para el dominante en paredes principales, 30% para el tono secundario (que puede ser a nivel de detalles como cortinas u otra pared más pequeña) y un 10% orientado a decoración, como cojines, muebles o cuadros. 

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :