Revista Coaching

Cómo mantener la motivación

Por Facildedigerir

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

Cómo mantener la motivación 

 

Todos hemos pasado por momentos en los que simplemente sentimos que no podemos seguir adelante, que no podemos cambiar o concluir lo que comenzamos, creemos que nos falta motivación.

Motivación vs incentivo

 

Uno de los problemas por los que sentimos que no tenemos motivación es porque confundimos la motivación con un incentivo.

La motivación es un deseo interno para realizar cierta acción mientras que un incentivo es un factor externo que empuja a llevar a cabo una  acción.

 

Por ejemplo: un incentivo para ponerse a dieta es usar un bikini en el verano o verse espectacular en la fiesta de cumpleaños.

 

Aunque los incentivos sí logran ponernos en acción,  suelen ser efímeros: cuando se alcanza el objetivo, se pierde el sentido.  Siguiendo con los ejemplos, pasado el verano o la fiesta, no le vemos sentido a comer sanamente.

 

Los incentivos no son algo negativo, al contrario, son herramientas positivas pero en muchos casos, las personas no logran sus objetivos de transformación personal a largo plazo porque se basan en incentivos y no en la motivación.

 

La motivación tiene un origen interno.  Dimana de la persona.  Es el motor poderoso que permite seguir adelante a pesar de obstáculos.

 

Descubre tu motivación profunda

 

La motivación profunda responde a la pregunta ¿PARA QUÉ? Le otorga SENTIDO a lo que hacemos y eso nos da un gran poder de realización.

 

No confundas el medio con el fin.  Comer sanamente, correr un maratón, regresar a la escuela, ahorrar, son solamente medios para alcanzar un fin.  Para encontrar la motivación que te lleve a ahorrar, a comer sano y a hacer ejercicio,  pregúntate ¿Para qué quiero hacer todo esto?  ¿Cuál es el sentido?

 

Cuando encuentres ese sentido, que es diferente para cada uno de nosotros, entonces tendrás el verdadero motor que te llevará a cumplir las metas que te plantees no importando el esfuerzo que requiera.

 

Como dice uno de mis maestros, Alfonso Ruiz Soto: “El que comprende el beneficio realiza el esfuerzo y transforma ese esfuerzo en entusiasmo.  La motivación es la constancia del entusiasmo”.

 

Hacer dieta por hacer dieta, puede ser una pesadilla, hacer dieta porque tienes claro lo que vas a lograr genera impulso, alegría, ganas…COMPROMISO.

 

Para un atleta, levantarse en la madrugada, nadar en agua fría no es un sacrificio, es un placer que genera entusiasmo.

 

Esa constancia del entusiasmo, de alegría por lo que estás haciendo, de sentirte bien, es lo que genera la motivación para seguir adelante.

 

 Cómo mantener la motivación

 

La motivación es una decisión personal

 

La motivación no es algo estable.  Muchas personas creen que se nace con o sin motivación o que hay personas que naturalmente tienen más motivación que otras.

 

No. La motivación es una decisión personal.   Incluso a las personas más saludables, hay días que preferirían quedarse en la cama viendo la televisión en vez de salir en la madrugada helada a correr.

 

Pero, la diferencia es que las personas que logran mantenerse motivados alimentan y nutren esa motivación constantemente.

 

Nutre tu motivación

 

Cuando ya tienes claro el para qué, entonces lo primero es crea una visión basada en elloVisualízate viviendo aquello que quieres lograr, pregúntate  ¿Cómo quiero vivir? ¿Cómo me quiero sentir, cómo me quiero ver?

 

Recuerda que el centro de tu visión ERES TÚ. Si llevas un estilo de vida saludable basado en el amor a ti mismo, no es un sacrificio, es un verdadero placer.  El inmenso placer de darte lo mejor de ti a ti.

 

Recuerda tu visión todos los días

  • Diseña un visual board con imágenes y frases que te recuerden tu motivación y tu visión.
  • Haz ejercicios de visualización diarios.
  • Coloca frases que te inspiren en lugares visibles.

 

Trázate metas y diseña un plan

  • Trázate metas medibles, realistas y específicas y diseña un plan acorde a ello con estructura, fechas y metas a corto, largo y mediano plazo.
  • Haz de tus metas y tu plan algo público, imprímelo, crea una gráfica para monitorear tu progreso.
  • Think big, act small.  Enfócate en el HOY, paso a paso.
  • Celebra tus logros.
  • Ten presentes los beneficios y lo que has ganado, no lo que has perdido o dejado.
  • Sé paciente.

 

Haz equipo

  • Únete a comunidades que te ayuden a mantenerte enfocado y motivado.
  • Consigue un compañero de ruta.
  • Aléjate de saboteadores.
  • Pide ayuda, siempre que lo necesites.

 

No busques la perfección, sino la plenitud

  • Libérate de la culpa, tu vida no es, no debe y nunca será perfecta.  No existen fracasos, sino enseñanzas y oportunidades.
  • Escribe en un diario.
  • Hazlo divertido.
  • Ante cada acción pregúntate: ¿esto me acerca a mi visión?

 

En tu camino de transformación personal no busques ser perfecto, busca vivir plenamente. No existe la dieta perfecta, ni el ejercicio perfecto, pero sí existen las personas plenas que disfrutan, se equivocan, aprenden y crecen.

 

 



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario