Revista Cine

Con Faldas y a lo (Wilder) 1959

Publicado el 09 febrero 2011 por Truca
Con Faldas y a lo (Wilder) 1959
Me gustaría poder decir algo malo para poder decir algo nuevo de ésta pelicula.
"Some Like It Hot" o como se tradujo en este país, "Con Faldas y a lo Loco" es una auténtica gozada desde el primer minuto al último.
Por si hay algún extraterrestre que aún no haya visto la pelicula, "Con Faldas y a lo Loco" nos cuenta la historia de Joe (Tony Curtis) y Jerry, (Jack Lemmon) dos músicos que se quedan sin trabajo al descubrir la policía el local ilegal (debido a la Ley Seca) en el que trabajan. Por si fuese poca desgracia haberse quedado sin fuente de ingresos, son testigos de la matanza del día de San Valentín de 1929. Gracias a un despiste de los asesinos logran escapar y deciden camuflarse en una orquesta femenina que viaja a Florida. Joe se convierte en Josephine y Jerry en Daphne. Allí conocerán a la cantante de la orquesta, Sugar Kane (Marilyn Monroe o Norma Jeane, que es un nombre que me gusta bastante no sé porqué...) una chica con fijación por encontrar un marido millonario pero que siente debilidad por los saxonofistas sinvergüenzas.
Con Faldas y a lo (Wilder) 1959
Por dónde empezar a desglosar las virtudes de ésta comedia, considerada por el American Film Institute como la mejor comedia de todos los tiempos y la como la número 14 mejor película de la historia.
El guión, adaptado por Billy Wilder (director, co-guionista y co-productor) y I. A. L. Diamond partiendo de una historia de Robert Thoeren y Michael Logan para la comedia alemana de 1951 "Fanfaren der Liebe" que cuenta la historia de dos músicos que se unen a una banda de señoritas y mantienen idilios con la cantante de la banda.
Wilder y Diamond introdujeron a la mafia en la historia, ya que querían que los músicos tuvieran razones de peso para travestirse y camuflarse en una orquesta femenina, pues Wilder quería que sus personajes masculinos fuesen acaloradamente heterosexuales para que su estancia en el tren rodeados de tentaciones fuese un verdadero tormento.
Qué mejor razón de peso para huir que tener a la mafia en los talones y qué mejor tentación que el, por entonces, símbolo sexual, Marilyn Monroe.
Con Faldas y a lo (Wilder) 1959El talento de Marilyn como actriz ha sido y será siempre cuestionado. Yo siempre he sido muy reacia con las peliculas protagonizadas por Monroe. Creo que tenía una vis cómica muy buena pero dejó que el personaje le consumiera artísticamente. Pero, al parecer, Marilyn no era la chica alegre y despreocupada que reflejan la mayoría de sus películas.
La chica que tenía un don para la comedia tuvo una terrible infancia pasando por al menos una decena de familias adoptivas, dos violaciones y un matrimonio forzado a los 16 años para no ir al orfanato.
"Tiene algo. Es una adorable criatura. No lo digo en el sentido evidente, en el aspecto quizá demasiado evidente. No creo que sea actriz en absoluto, al menos en la acepción tradicional. Lo que ella poseé, esa presencia, esa luminosidad, esa inteligencia deslumbrante, se perdería en un escenario. Es tan frágil y delicada que sólo puede captarlo una cámara. Es como el vuelo de un colibrí: sólo una cámara puede expresar su poesía. Pero el que crea que esta chica es simplemente otra Harlow o una ramera, o algo por el estilo, está loco..."
Constance Collier (Retratos, Truman Capote)
Yo sigo descubriendo a Marilyn Monroe (y si no que se lo digan a los 40 euros que me gasté el viernes en un pack de peliculas suyas) y estoy de acuerdo con Constance Collier en esa luminosidad que unos pueden llamar actuar y otros chispa. En el caso de "Con Faldas y a lo Loco" cumple el cometido de su papel que es el de tener ese punto de inocencia y sensualidad que enamora a Joe y a Jerry. Además de tener su momento canción con "I Wanna Be Loved By You" o "I'm Through With Love"
Otro tema era el de la memoria. Para poder hacer esta película, Wilder pegó literalmente trozos de papel con las frases de la actriz por todo el decorado. Parece ser que no fue al único director al que le dio quebraderos de cabeza con este tema.
Con Faldas y a lo (Wilder) 1959
Además, parece que el equipo al completo tuvo que sufrir la imputualidad de la actriz que por aquel entonces estaba embarazada.
Pero, en mi opinión, ni siquiera la luminosidad de Marilyn pudo eclipsar al gran Jack Lemmon que realiza un trabajo impecable como la risueña e inocente Daphne. Para mi, uno de los mejores papeles cómicos que se han interpretado nunca.
Creo que jamás podré dejar de reirme con la escena del tango.
A partir de esta película Lemmon se convirtió en el actor fetiche de Billy Wilder.
Son numerosas las escenas desternillantes protagonizadas por Jack Lemmon pero las más míticas son la del tango y la del anuncio de su compromiso con Osgood Fielding III tocando las maracas.
Con Faldas y a lo (Wilder) 1959Wilder enseñando a Lemmon a bailar el tango.
Su compañero de reparto, Tony Curtis no le iba a la zaga aunque al ser de los dos personajes el que más incómodo se siente vestido de mujer no resulta tan hilarante como Jack Lemmon.
Tony Curtis interpreta a Joe y a Josephine y es un saxofonista mujeriego y machista que va a probar en su propia piel lo que es ser una mujer y que un baboso como él no te deje en paz. Conocerá de primera mano como Josephine los sentimientos de Sugar Kane y aprenderá que una mujer no es un mero objeto.
Con Faldas y a lo (Wilder) 1959
Se cuenta que tuvo el poco acierto de decir que "besar a Marilyn fue como besar a Hitler".
Con Faldas y a lo (Wilder) 1959Con Faldas y a lo (Wilder) 1959Wilder dándole una lección de pasión a sus actores.
Mención especial merecen Joe E. Brown que interpreta al vejete millonario que corteja a Daphne y George Raft que se auotoparodia interpretando el papel de gángster que tantas veces había interpretado en los años 30.
El momento en el que aparecen los botines blancos de "botines" es un gran recurso, sobre todo al final, los que hayáis visto la película ya entendereis lo que quiero decir.
El guión no pierde agilidad ni ritmo en ningún momento. Mantiene la atención y las risas con chispeantes e ingeniosos diálogos que, sin hacer una crítica a la sociedad, como nos tiene Wilder acostumbrados, muestran una visión humorística de la época a través de diferentes alusiones. Por ejemplo, como mencioné antes a la Ley Seca, referencias cinéfilas a Valentino y Ramón Novarro, ironías como la seguridad de la bolsa (aunque la pelicula es del año 59, los hechos transcurren durante 1929, el año del crak de la bolsa) u homenajes a las peliculas de gánsters de los años 30.
Aunque Wilder pudo filmar en technicolor decidió no hacerlo y filmar en blanco y negro dado que el maquillaje de los hombres resultaba algo grotesco en el technicolor.
Con Faldas y a lo (Wilder) 1959Con Faldas y a lo (Wilder) 1959
Hay muchas cosas de los Oscar que no entiendo pero el que ésta película nominada a mejor director, actor (Jack Lemmon), guión adaptado, fotografía y dirección artística, sólo se llevara el Oscar a mejor vestuario supera mi capacidad de entendimiento.
La última frase "Nadie es perfecto" la escribió Diamond la noche antes de terminar el rodaje e insitió en que era divertida por lo inesperada. Desde luego, no se imaginaría que el propio Wilder la escribiría en su lápida.
Con Faldas y a lo (Wilder) 1959
Saludos =)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista