Revista Literatura

Confesionario Sin Horizonte

Por Eclides
Confesionario Sin Horizonte
Madrugada al estar yo en tu laberintoDesarticulación sin arte…
Al manifestar tu impúberSobre un receptáculo de basura
Por la sorpresa de los ruidos Hace la del mudo.
Madrugada que ilumina… no es tu vergüenza La que paseará por calles…Un grupo de sombras pegadas a los vidrios
Manden todo a mi cuenta Son otros los que pagan por el pato.
En un bulevar… lujos de BoutiquesClínicas de belleza para narices 
Y panzas... y  alcemos la copa 
Y ¡qué viva el despilfarro!
Luz inevitable... impávida rebuscando sobras.
Madrugada que amontona cuerpecitosProtegidos por la intemperieBarridos por la indiferenciaEmbarrados de sangre.
Criaturas donde el tiempo 
Se arrastra… allí cuerpecitosAllá cuerpecitos Sucios muñones decoran su espaldaImploran por poco... piedad en sus manecitas
¿ ¡Qué! quién dio el permiso? la nocheVomitó para nuestra cara... gatos pardos
Hoy los expuestos a las inclemenciasDe circos humanos regados 
Como pañuelos usados llenos de mocos.
Criaturas que suman hoy por hoyDe aquel odio eterno al circo de Roma…
Así es la madrugada en la carpa del espacioAl medio de la arenaOcupada sin querer… por víctimasGladiadores tigres y leones… esclavos
Una madrugada y doscientos siglosQue estrellaron en las ventanasAhumadas de la conciencia humana
MadrugadaDe arrecifes besando agua saladaMetamorfosis de alta marCon plumas y garras lujo de gafas y yates
Madrugada sin deseoSin ambición una ola.
Una venida de inconcebibles culturasEscondidas en sacos de yuteAbriendo las bocas de los rascacielosLa cueva virtual de las bestias Entra en acción... el planeta 
Una negociación incongruente  
La decisión en incógnitas cabezas de sabios.
Madrugada imposible y másNuestra domesticada ave de rapiñaPreparando para escapar de su jaula
Un abandono y saleVuelve y sale a volar
Madrugada que ensañaráCon el pudor de la carneMillones de ojos pervierten en tu luz Por pasear flemáticos Por los suburbios del destino
Madrugada no hay control divino
Da las gracias... haz una venia 
Que los reyes son mendigos
Madrugada tu olaQue robará de un mar de vida
Más de un vientre a los niños.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas