Revista Salud y Bienestar

Conservación de la leche materna

Por Pitiwo

Muchas de nosotras optamos por seguir alimentando a nuestros bebés con leche materna, aun cuando nos debemos incorporar al trabajo después de la baja maternal.

Comenzamos entonces a plantearnos el cómo almacenar y transportar la leche , para que siga manteniendo todas las propiedades beneficiosas que tiene para nuestro bebé.

Por ello optamos por extraernos la leche e ir almacenándola para que tengamos una buena reserva, y así nos aseguramos de que nuestro bebé no necesitará sustitutos para nuestra leche.

breastfeeding

Debemos almacenar la leche en un recipiente adecuado, ya sea el propio colector del sacaleches , un biberón lavado y esterilizado, botes especiales para el almacenamiento de leche, o bolsas especiales diseñadas para el mismo fin, sobre las cuáles os queremos hacer hincapié, ya que para nosotros, este sistema constituye una forma de recoger, almacenar y congelar la leche de forma higiénica y fácil.

Bolsas Pump & Save de Medela

Os recomendamos las Bolsas Pump & Save de Medela 

Conservación de la leche materna

Dotadas de una exclusiva correa autoadhesiva, nos permiten extraer directamente la leche en la bolsa, ayudándonos asi que no se pierda ni una sóla gota de la misma. Al estar formadas por una doble pared y autocierre totalmente hermético, nos ayudan a conseguir un almacenamiento totalmente seguro a corto, medio o largo plazo, ya que incluso podemos congelar la leche en las mismas (anotando en la zona que tienen de etiquetado, la fecha de la extracción) y con una ahorro considerable de espacio.

Las barreras contra la humedad y el aire que poseen, nos proporcionan una forma óptima de proteger las vitaminas y nutrientes y todas las propiedades tan beneficiosas de la leche materna. Están fabricadas a partir de material sin Bisfenol-A (BPA) ,  de uso alimentario, así nuestro bebé no está expuesto a ninguna sustancia perjudicial.

Consejos para la conservación, congelación/descongelación de la leche materna

Leche materna recién extraída

  • Nunca conservarla a temperatura ambiente
  • En el frigorífico, no conservarla en la puerta, utilizar la parte inferior posterior donde la temperatura es más baja o más fría, de 3 a 5 días.

Congelación

  • Nunca llenes la bolsa a más de ¾ partes para dejar así espacio para una posible expansión.
  • En congelador dentro del frigorífico, a menos de 16º, durante aproximadamente 4 meses
  • En congelador  a menos de 18º, puede conservarse hasta un año, aunque os recomendamos no conservarla durante todo este tiempo, ya que las necesidades nutricionales del bebé habrán cambiado en ese tiempo y no se asegura al 100% la conservación de los nutrientes de la misma.

Descongelación

  • Para descongelar la leche congelada mantenerla durante toda la noche en el frigorífico o manteniendo la bolsa bajo el grifo de agua caliente a una temperatura máxima de 37º
  • Agitar suavemente la bolsa para mezclar la grasa que se haya separado.
  • No descongelar nunca en el microondas o en un cazo de agua hirviendo por riesgo de quemaduras
  • Nunca, nunca volver a congelar la leche materna descongelada.

Esperamos que os haya servido de ayuda y os deseamos una feliz lactancia.

Foto cedida por Pusteblumenland

La entrada Conservación de la leche materna aparece primero en Blog de SaludFarmacia.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario