Revista En Femenino

Corregir la espina bífida dentro del útero materno

Por Pequelia @pequelia

malformaciones fetales

Según un estudio publicado en la revista médica New England Journal of Medicine (NEJM), la mejor forma de corregir la espina bífida es dentro del útero materno, es decir, realizar la cirugía durante las semanas del embarazo, concretamente antes de la 26 semana del embarazo. Como sabemos, la espina bífida es una malformación congénita del tubo neural que se produce a partir de la quinta semana del embarazo. La característica principal de esta malformación es la fusión incorrecta de uno o varios arcos vertebrales que provocan la desprotección de la médula espinal.

Los investigadores realizaron comparativas sobre los resultados de niños que fueron operados tras el parto y fetos que se operaron mientras estaban en el útero materno. En el estudio se eligieron aleatoriamente a mujeres que se encontraban en un periodo anterior a la 26 semana del embarazo, cuyos fetos sufrían espina bífida para realizar la corrección quirúrgica antes y después del parto. Los resultados, mientras se realizaba el ensayo, fueron tan buenos que se interrumpió dado que no era necesario seguir. La cirugía prenatal resultó mucho más eficaz que la realizada tras el parto.
El estudio y ensayo realizado desde el año 2003 hasta el año 2010 ha sido determinante, y posiblemente para tratar nuevos casos ya no se esperará como hasta ahora, a que el niño naciera para realizar la cirugía correctiva.

En comparación con la cirugía después del parto, la cirugía antes de la 26 semana del embarazo disminuyó el riesgo de muerte o necesidad de derivación (tratamiento habitual para la hidrocefalia en el que se introduce un tubo entre los ventrículos y otra parte del cuerpo para desviar el exceso de líquido cefalorraquídeo, líquido que baña el cerebro y toda la médula espinal) cuando el bebé tenía un año de edad. Así mismo los bebés mejoraron la función motora y mental, a pesar de que el 13% de los bebés nacieron antes de la 30 semana del embarazo.

Hay que recordar que evitar, o al menos reducir significativamente, la posibilidad de que el futuro bebé pueda sufrir espina bífida no es complicado, basta con tomar los suplementos de ácido fólico recomendados por los especialistas durante al menos los dos primeros meses de embarazo.

Puedes conocer todos los detalles del estudio a través del artículo de la publicación NEJM.

Vía | BBC
Foto | Euthman

Enlace permanente:
Corregir la espina bífida dentro del útero materno


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog