Revista Cultura y Ocio

Cosas del azar – @_miguelbf

Por De Krakens Y Sirenas @krakensysirenas

“Aquel que dijo ‘más vale tener suerte que talento’, conocía la esencia de la vida. La gente tiene miedo a reconocer que gran parte de la vida depende de la suerte. Asusta pensar cuántas cosas escapan a nuestro control. En un partido, hay momentos en que la pelota golpea el borde de la red, y durante una fracción de segundo puede seguir hacia adelante, o caer hacia atrás. Con un poco de suerte sigue hacia adelante, y ganas. O no lo hace, y pierdes.”

Woody Allen – MATCH POINT

Al grano.

Cada instante previo a aquella fortuita y bendita casualidad que siempre recordaré. Tras haberme desviado del sendero de la NADA para tomar la salida del TODO más absoluto. Todo lo que ocurrió allí, entre la excitación y el nerviosismo de aquel que presiente que algo grande está a punto de suceder. En medio de ese revuelo, yo, me encontré sin pretenderlo. Debieron ser, supongo, cosas del azar.

Y la verdad, estuvo bien. Así, me llegó la hora de vaciar el trasero. De aligerar la maleta. Del vuelo sin red y de viajes a quién demonios sabe dónde. De volver a comenzar, con la certeza del que sabe que no errará. De CREER.

Porque, por más que queramos, no manejamos los mandos ni tenemos el control de las cosas. No de todas. Las cosas pasan, sin más. Las buenas, y las otras. No es justo. Es la vida, sin más.

Pero ya que no podemos ver venir las tormentas, debemos quedarnos con lo aprendido. Empezar de cero un millón de veces. Sumar un error tras otro, pero al menos con la lección aprendida y el olfato instruido. Ser precavidos en su justa medida y lanzarse ante el más mínimo destello de luz al final del túnel. Fiarnos de nuestros sentidos más elevados, confiar en la intuición, en la visión panorámica. En lo bonito de un atardecer. Y en el valor a enfrentarnos a nosotros mismos. Luchar y ser derrotados, caer y levantarse, llorar de emoción, reírse de todo.

Y sobre todo, tener fe. Creer en ELLA. Porque nada me pone, me llena, me inspira y me reconforta más que ella misma y sus velas. Porque, a veces, quizás sean sus velas las únicas capaces de encender el fuego. Eso, esencialmente, es la vida. MI VIDA.

No sé qué pasará ni dónde acabará esto. Mi futuro, digo. Quién sabe. Sólo prometo que mi única intención será disfrutar de cada matiz, de cada momento a su lado, de cada domingo por la mañana. De cada partida sin truco. De TI.

Ah, se me olvidaba.

Juego, set, y PARTIDO.

Visita el perfil de @_miguelbf


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog