Revista Coaching

Crisis y oportunidades: todo depende de uno mismo

Por Robertoc

Vale, es un tópico y estamos ya hartos de oirlo. Hasta habrás oido que la palabra china para referirse al concepto “crisis” incluye el propio concepto de “oportunidad”. Bueno, pues eso parece que no es así. De todas formas yo si soy de los que piensan que hay que aprovechar las crisis para darle la vuelta a la tortilla y conseguir en un plazo razonable una mejora que nos lleve a un punto incluso mejor que el que teníamos antes de la crisis. Ahí van dos ejemplos de la música.

Escucha esto (puedes seguir leyendo mientras suena la música):

Crisis y oportunidades: todo depende de uno mismo

El guitarrista es Pat Metheny. Pat Metheny iba para trompetista, como su hermano, pero a los 12 años le tuvieron que poner brackets en la boca. Cuando tocaba la trompeta sentía un gran dolor y además ya no podía soplar como lo hacía antes, así que decidió pasarse a la guitarra. Ahora es probablemente uno de los mejores guitarristas del mundo con permiso de Don Paco.

Otro ejemplo del jazz es el de Django Reinhardt

Crisis y oportunidades: todo depende de uno mismo

También guitarrista, a los 18 años regresaba a su casa (era una caravana) después de tocar la guitarra en un club y hubo un incendio que le afectó la mano izquierda dejándole dos dedos incapacitados para tocar la guitarra. Django, entonces, inventó un nuevo sistema de digitación que no solo le permitió tocar la guitarra, sino que fue lo que le dio su estilo característico y, seguramente contribuyó a hacer de él también uno de los mejores guitarristas de la época.

En conclusión, una crisis no tiene que venir necesariamente acompañada de una oportunidad. De hecho, podemos esperar sentados en una crisis a que mejore la situación, que no va a mejorar. Somos nosotros los que debemos superar las dificultades, cambiar el rumbo que habíamos trazado y convertirnos en los mejores guitarristas del mundo.


 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas