Revista Comunicación

Crítica Del 7x12 "Tracks" De The Good Wife: It's More Than A Feeling, It's A Creative Orgasm

Publicado el 19 enero 2016 por Dro @Drolope
The Good Wife nos ha vuelto a alegrar el comienzo de semana con un episodio lleno de rostros conocidos – si sois muy seriéfilos y buenos con las caras, este episodio es el vuestro –. A diferencia del episodio anterior, vuelven los casos jurídicos y de qué manera. Si quieres saber lo que ha pasado, no dudes en seguir leyendo.
*SPOILERS*

Le está cantando una serenata pero en inglés

Como ya he mencionado, han vuelto los casos y, consigo, ver a nuestros personajes lucirse ante el juez. Esta vez no he visto ninguna promo – falta de tiempo, amigos – pero sí que sabía que alguien a quien le tengo mucho cariño volvía: ¡el tío del Thicky Trick! Allá por el 5x11, Goliath and David, este cantautor tan simpático y fan de Cary y Alicia vino para revolucionar las semanas siguientes a dicho capítulo por la canción tan pegadiza que compuso. No sólo eso, sino que también fue la excusa perfecta para ver al cast de esta serie dándolo todo mientras bailaban la canción en el set de rodaje. Matthew Lillard, me caes genial, todo hay que decirlo, eres un rayo de sol entre tanta nube que hay ahora mismo en la serie. Rowby se ha vuelto a meter en un problema legal que tiene que ver con su trabajo. Una de sus canciones para niños lo está petando en Youtube y la discográfica para la que trabajaba le pide una cantidad exagerada de dinero porque él escribió la letra mientras trabajaba para ellos. Los pormenores del caso ya los conocéis y creo que se ve a simple vista que la discográfica no sabe ni por dónde meter mano para trincar pasta. Se les veía totalmente desesperados. Tengo que decir que tampoco la madre de McGarrett en Hawaii Five-0me causa una gran simpatía. ¿Habéis visto cuántas veces ha utilizado la excusa de que tiene una hija china adoptada para ganarse a la jueza? JESUS CHRIST, SHUT UP! Finalmente Rowby pierde al decidir la jueza que ha robado la canción. No puedo estar más en desacuerdo. No creo que por escribir una canción que, a lo mejor, ni grabas, ya sea propiedad de la discográfica y, si empiezas a componerla en tu casa por diversión, también sea el caso. Lo siento, pero no me cabrá jamás en la cabeza esa ansia viva que siente este tipo de compañías por cazar dinero de donde puedan. Así se mata la creatividad de las personas y sin creatividad el mundo está muy jodido. Ahí lo dejo. Sin embargo, Rowby no ha perdido del todo. Lo que siente por Lucca es un amor a primera vista que, sinceramente, con tal de que no la enrollen con Cary la podrían juntar hasta con el apuntador, que a mí me da igual – mi niño es mi niño y yo soy una mujer celosa y posesiva. My bad –. Lucca, en el fondo, le atrae el buen rollo que desprende el músico y su tremendo cerebro porque, no lo neguemos, Rowby es un genio que te improvisa canciones para niños con una cámara grabando. ¡Si es que el señor se hace querer!  Así que, ni corta ni perezosa, se lo lleva a un bar, se toman unas copas y al lío en su casa. Qué decir que él está como flotando en una nube y a ella le vuelve loca que le cante la canción que ha compuesto pensando en su figura de chica Bond. El problema llega al final del episodio cuando la derrota pincha la burbuja que estos dos habían creado y hay que volver a la realidad. Podrían dejar a Lucca con Rowby como rollo/novia y que él no salga. Otro que quedaría desterrado en el limbo de los personajes de The Good Wife junto con Robyn – yo creo que está ayudando al Doctahy se va de viaje en la Tardis –, Julius Cain y compañía. Por cierto, no me creo nada que, en dos años, un niño se vea así de grande. Aquí nos la quieren meter doblada y, mira, no.

¿A quién no le viene a la mente el comienzo
del 5x01?

Una de las mejores cosas que nos ha traído este caso es ver a Cary y Alicia trabajar juntos de nuevo. La razón es simplemente que Rowby lo ha pedido así – de verdad, a este señor le quiero mucho –. Los flashbacksde la quinta temporada han estado muy presentes durante este episodio y eso me ha llevado a tener una gran añoranza por los good old days. ¿Os acordáis cuando Florrick y Agos se llevaban bien, se tomaban cervezas juntos y comentaban sus chascarrillos? Perdonad, se me ha metido algo en un ojo. ¡Incluso se han sentado juntos en el tribunal y a mí me ha producido ternura verlos! Que conste que no los shippeo pero ¡qué buen par de profesionales que están hechos! Y menudo ataque hacia mis feelings. En este caso, Lucca me ha sobrado soberanamente hasta que se ha acostado con el cliente y ha tenido intervenciones muy buenas. Concretando en Cary, el pobre lo sigue pasando mal en la que es su “casa”. Ha llevado a sus compañeras a la sala de juntas de Lockhart, Agos & Ugh y por casi se monta la movida del siglo. Diane y David acusando a Cary de si es un aliado o un enemigo sólo por ser profesional. ¡¿PERO ESTAMOS TONTOS O QUÉ?! En serio, la gilipollez que hay en ese bufete ya ha llegado a unos límites que me va a explotar la cabeza. Lo peor es que Diane y Lee jamás se darán cuenta de lo obcecados y errados que están porque se tienen el uno al otro en los frentes y los socios son de la misma quinta, o superior, que ellos. Cary tiene todas las de perder. El caso es que los nuevos clientes de Florrick/Quinn se van marchando poco a pocoporque, mira, eso de que vaya a tu apartamento/oficina y en vez de que me abras tú sea tu vecina con los ovarios on fire, pues no me hace ni puta gracia. Así que prefieren irse a otro sitio. Monica, quien parece que ahora tiene suerte y contactos, se cita con la mismísima Emily Gilmore – y otra vez que nos hemos quedado sin que Kelly Bishop y Matt Czuchry interaccionen – y le cuenta su situación, por lo que ve un filón no solamente para traer de vuelta un cliente sino también para ganar puntos, no lo neguemos. Al enterarse de esta fuga de clientes, tanto Lucca como Alicia se pillan un rebote del quince – normal –, pero Cary, con el corazón tan puro que tiene él, les explica la situación: les han dicho que no a ambos bufetes. En realidad quieren a los abogados de Florrick/Quinn pero la infraestructura de L/A/U. ¡Y aquí llega el bombazo! Cary les pide a ambas que vuelvan al bufete para tener a esos clientes de vuelta; incluso le dice a Alicia que la quierende vuelta aunque, realmente, es él quien está solo en ese barco. Agos, en el fondo, sabe que si tiene a la Florrick de su lado, podrá combatir a Diane y a David de una manera más justa. ¿Problemón? Alicia dice que NO. Y mi frustración no puede ir más en aumento. Su propia socia se lo ha dicho claro: no sé si quiero trabajar en un gran bufete, pero aquí no nos estamos comiendo dos mierdas porque nadie nos quiere. Alicia, mi relación contigo va cada vez a peor. Creo que hablaré más en profundidad sobre ello en otro artículo – necesito explicarme bien – pero, por favor, termina muriéndote de hambre. Gracias.
Siguiendo con Lockhart, Agos & Ugh, tenemos a una reina que no se baja de su trono y esto ya no lo puedo tolerar más. Mirad, Diane me caía bien, nunca ha sido de mis personajes favoritos, ese lugar lo han ocupado otros, pero esta temporada esta mujer y yo no entendemos. David Lee le pide que, si quiere tener de vuelta a Bea Wilson – Emily Gilmore, para que nos entendamos –, tendrá que pedirle disculpas por haber defendido un caso pro-vida. Diane dice que no porque no lo siente. Vamos a ver, bonita, le pides a otros socios – ejem, Cary, ejem – que tomen la culpa, que respondan por ciertos actos, en resumen, bajarse los pantalones, ¿y tú no puedes bajarte las bragas? Lo siento pero yo a esta mujer no lo entiendo; manda que otros empleados se sacrifiquen por el bien mayor pero ella no lo hace. Cojonudo. Me cabrea enormemente que la gente no predique con el propio ejemplo pero casi obligue a otros a “sacrificarse”. Lo siento, Diane, pero tú y yo no vamos a llevarnos bien esta temporada si sigues siendo esta versión estúpida, malcriada y extraña de ti misma. Comprendo perfectamente que los personajes evolucionen, me encanta, pero lo que están haciendo los guionistas con Diane es cagarla, in my opinion, de una forma estrepitosa. ¿Sabéis qué? Para esto que mejor no la saquen porque están estropeando a un gran personaje pero, ¿quién se acuerda de Kalinda, verdad? Yeah, it still hurts.

Paseando a Miss Marissa

Por su parte, Alicia está suspendiendo en el campo de las relaciones personales. La pasada semana, su comportamiento durante el tour de Peter no me gustó, lo comprendí, pero no me transmitió pena por ella y el momento de los platos me pareció hasta sobreactuada – que no me lea Julianna que a lo mejor me echa del planeta Tierra y tengo que irme a vivir con Thor en Asgard o con algún alien amigo de Mulder –. Esta semana ha habido dos momentos que han colmado mi particular vaso. El primer de ellos es ese desplante hacia Eli cuando llega a su casa y le dice que sólo quiere hablar de negocios, nada personal. Vuelvo a repetir, comprendo que Alicia esté cabreadísima con Gold, herida, pero si te va a hablar sólo de negocios, debería ser profesional y hablar con él. Parece que la poca profesionalidad que supuestamente Julianna Margulies mostró con Archie Panjabi se ha trasladado a la vida de Alicia Florrick. Está muy bien que nuestra protagonista diga “basta”, pero se puede estar dolido y ser profesional al mismo tiempo. Pruébalo de vez en cuando, bonita. El segundo momento es la visita de Marissa a Alicia en busca de un empleo. Ha sido el momento de mencionar a su padre y la Florrick se ha rebotado toda ella. ¿De verdad se tiene que comportar como una auténtica bitchcon la muchacha cuando ni pincha ni corta en los problemas que tenga ella con su padre? Me parece de una actitud tan de malcriada, tan déspota, tan cruel con Marissa, que es un amor de persona, que no hay por dónde cogerlo. A lo mejor soy yo, que mi relación con Alicia no está en sus mejores momentos, pero está haciendo cosas que no comprendo. Hija, entiendo que duela y te replantees tu vida por vigésimo cuarta vez, pero haz caso a Elsa y LET IT GO! Hay que sobreponerse a los golpes de la vida o vamos a ir de víctimas por la vida y así no te soporto, Alicia. Ya fuiste víctima una vez, MOVE ON.
Por último, hemos sabido que ¡Grace va a clase! Ya me parecía que el verano estaba siendo interminable esta temporada. Las notas han bajado debido a su puesto laboral dentro del bufete y, claro, ha llegado el momento de la verdad. Su madre la ha despedido pero para que se centre en sus estudios porque YA IBA SIENDO HORA. ¿Esto significa que la nueva secretaria en Florrick/Quinn – si sigue Lucca – va a ser Marissa? Debería ser lo suyo. Tengo que decir que me está cayendo muy bien Grace esta temporada. ¿Habéis visto qué profesional en la junta de vecinos? ¡Si es que tiene madera! Me alegra mucho el cambio que han hecho con este personaje, no en el caso de Alicia y Diane.
En general, y sin haber visto promos, me he reído mucho con este episodio pero existen ciertos aspectos que siguen chirriando una barbaridad y que una no puede dejarlos pasar. Por lo que, sí, es posible que ver las promos suba mi hype, pero no por ello tengo una predisposición diferente al ver los episodios. Acrecienta mis ganas más que disminuirlas. Me ha parecido un episodio gracioso con una bomba que esperaba desde hace mucho. Ya he comentado varias veces que uno de mis deseos es que Alicia vuelva al redil en plan guerrera, con ganas de comerse el mundo y dejar este bufete tan cutre que no va a ir a ninguna parte, por lo que dejar pasar esta oportunidad me ha dolido en el alma. Tengo varias preguntas como, ¿a dónde van a ir los clientes que se han ido? Apuesto por el bufete de Canning. ¿Finalmente Lucca se irá? No estaría nada mal separarlas a las dos socias pero, ¿esto supondría volver a una posible relación amorosa entre Quinn y Agos? ¡Por favor no! ¿Y Alicia arreglará en algún momento su relación con Eli? Espero que sí porque hay instantes en que tengo ganas de pegar a gente. El futuro es más incierto que nunca pero eso lo hace más entretenido, ¿no?
Por mi parte nada más excepto recordaros que podéis dejar vuestros pensamientos, sentimientos o cualquier cosa que se os haya pasado por la mente al ver el episodio. Vuestra opinión siempre es muy importante para mí. Os recuerdo que la semana que viene no hay episodio, por lo que tampoco habrá review pero sí nuevo capítulo del fanfic– aviso que viene muy hot –. Si estáis interesados, estad atentos a mi cuenta de Twitter para no perdéroslo.
¡Hasta dentro de dos semanas!
P.D: Os recuerdo que ya tenéis disponible el séptimo capítulo del fanfic. Espero vuestras impresiones. 

Irene (@MissSkarsgard)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :