Revista Cine

Crítica gone girl (2014) . matías olmedo

Publicado el 04 octubre 2014 por Matias Olmedo @DragsterWav3
CRÍTICA GONE GIRL (2014) . MATÍAS OLMEDO
David Fincher realiza una asombrosa adaptación cinematográfica de la popular novela Gone Girl (Perdida) de Gillian Flynn. Actuaciones que sobrepasan la media y una gran habilidad del director para ofrecer nuevamente una película convincente, oscura y atrapante.
Gone Girl llega a los cines con fuertes expectativas, los aficionados del libro se preguntan cómo es esta versión y desean compararla con la novela, mientras que los que nunca han leído nada se preguntan a qué viene tanto revuelo por esta adaptación. La película esta absolutamente a la altura de estas expectativas.
CRÍTICA GONE GIRL (2014) . MATÍAS OLMEDOLa dirección meticulosa de David Fincher paga con creces. Cuenta historias diseñadas para crear ansiedad en el espectador y Gone Girl encaja perfectamente en esa tradición. De la forma en que expresa la construcción de la película se nota que tuvo entendimiento del contexto frío e indiferente que Gillian Flynn plasmó en su novela. Una cruda y dura reflexión a ciertos aspectos del matrimonio, al amor, la honestidad, a los medios de comunicación y, por si fuera poco, al trabajo policial.
Aquellos que han leído el libro saben que hay cosas de gran magnitud, pero no revelare nada de eso. Una sinopsis para que sepan de que va medianamente esta película: El día de su quinto aniversario de boda, Nick Dunne (Ben Affleck) informa que su esposa Amy (Rosamund Pike) ha desaparecido misteriosamente. Pero pronto la presión policial y mediática hace que el retrato de felicidad doméstica que ofrece Nick empiece a tambalearse. Además, su extraña conducta lo convierte en sospechoso, y todo el mundo comienza a preguntase si Nick mató a su esposa.
CRÍTICA GONE GIRL (2014) . MATÍAS OLMEDOFincher en esta adaptación cambia sutilmente algunas cosas para que Gone Girl se convierta claramente en un retrato de una pareja perturbadoramente desquiciada, y no en una historia más convencional sobre batalla de los sexos con una esposa controladora y un marido egoísta. Utiliza estos ingredientes para provocar un grandioso banquete que a la vez funciona como un thriller de misterio y una sátira mordaz sobre la prensa y escándalo público, desde un punto cínico pero brutalmente honesto, mirando hacia algunos de los problemas que pueden ocurrir en cualquier relación. Por otra parte no duda en apoderarse de oportunidades para inyectar algo de comedia perversa, añadiendo así mismo más de su marca personal.
Ben Affleck es perfecto como Nick, es la gran elección, nos brinda un personaje que no sabemos si se pasa de listo o es un tipo simpatico, sea como sea el espectador puede sentirlo envuelto en una fina capa de arrogancia. Rosamund Pike nunca ha sido mejor en una película, pocos papeles le ofrecían este reto que Amy hace con ella, desafía expectativas en todos los sentidos. Neil Patrick Harris es ridículamente divertido como ex novio de Amy. Tyler Perry mucho mejor de lo que ha estado en sus propias películas, da forma con su propia personalidad a un carismático abogado, denotando pura manipulación mediática. El resto del reparto es excelente, ninguno flaquea. Fincher, al comienzo, nos presenta a todos ellos con una leve falta de cordura, de sensatez, solo para demostrar que todos tienen sus respectivos defectos. Flynn, quien escribió el guión, en realidad no nos dan ningún héroe, y aunque hay villanos, nadie sale indemne.
CRÍTICA GONE GIRL (2014) . MATÍAS OLMEDOFincher es un maestro en hacer convincente lo poco atractivo. En sus mejores trabajos, como Fight Club, Zodiac y The Social Network, vemos una idea no muy atrayente, tal vez, pero una vez en el cine no nos atrevemos a mirar hacia otro lado por lo bueno que es. A lo largo de su carrera a recompensado a su público con complicadas sorpresas inteligentes, de contenido real y con estilos narrativos únicos. Su estilo visual cuidado (predominando sus colores oscuros y amarillos enfermos, y un montón de sombras), su composición, sus cortes rápidos entre escenas creando atmósferas emocionantes e inquietante, todo es magistral. Siempre manteniendo presente que esto no seria posible sin el director de fotografía Jeff Cronenweth, el editor Kirk Baxter, el diseñador de producción Donald Graham Burt, y la música y diseño de sonido de Trent Reznor y Atticus Ross; Ellos en esta oportunidad han contribuido en alejar todo ese ambiente y percepción de la bondad humana, como nunca antes y de la forma que tenía que ser para una película de estas dimensiones
Trent Reznor y Atticus Ross nos entregan un trabajo poderoso y dominante desde sus primeros minutos, se instalan rápidamente en el largometraje. Los tonos discordantes y sonidos espeluznantes ayudan a impulsar la narrativa a territorios cada vez más extraños.

Como conclusión, Gone Girl está a la altura de las mejores películas de Fincher. Como es de esperar, ofrece otro thriller de misterio exquisito que se apodera de principio a fin para dejarnos con un ritmo cardíaco elevado. Una pieza impresionante que seguramente ira a los Óscar 2015. * En cuanto a ese final, si se preguntan acerca de si él se mantiene fiel al libro, realmente necesitan ver la película y descubrirlo por ustedes mismos.
Mi Calificación es:
CRÍTICA GONE GIRL (2014) . MATÍAS OLMEDO

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas