Revista Cine

Crítica | “Warcraft: El Origen”, un deleite visual

Publicado el 09 junio 2016 por Pandora Magazine @PandoraMgzn
Loading2 Votos obtenidos¡Vótame!¡Vótame!

.

Ficha Técnica | Título: Warcraft: The Beginning. Director: Duncan Jones. Guión: Charles Leavitt, Duncan Jones (Historia: Chris Metzen). Reparto: Travis Fimmel, Robert Kazinsky, Ben Foster, Toby Kebbell, Dominic Cooper, Paula Patton, Daniel Wu, Clancy Brown. Género: Aventuras, Fantástico. Duración: 123 minutos. Año: 2016. País: USA. Fotografía: Simon Duggan. Música: Ramin Djawadi. Productora: Universal Pictures, Legendary Pictures, Blizzard Entertainment. Distribuidora: Universal Pictures España.

Warcraft_Online_1-Sht_ColouredSky_Spain

Azeroth, planeta donde coexisten grandes reinos formados por humanos, elfos o enanos, entre otros, está padeciendo por primera vez el desequilibrio y el caos a consecuencia de la invasión de unos seres provenientes de Draenor, un mundo lejano. Esta desconocida tierra ha muerto, y sus habitantes, los imponentes orcos, buscan conquistar nuevos campos para su supervivencia, y llegan a Azeroth a través del portal abierto por Gul’dan, el orco brujo al que siguen. La llegada de estos invasores, confrontará dos ejércitos inmensos, la Horda de orcos y el Imperio humano. Este dual evento lo veremos a través de sus mayores protagonistas: el Rey LLane Wrynn (Dominic Cooper), su comandante Anduin Lothar (Travis Fimmel), el joven mago Khadgar (Ben Schnetzer); o por el contrario los orcos de mayor importancia como el jefe del clan Lobo Gélido, Durotan (Toby Kebbell), la semiorca Garona (Paula Patton), o el anteriormente nombrado Gul’dan (Daniel Wu).

Esta película ha levantado cierta atención añadida y unas profundas expectativas porque se trata de una de las adaptaciones de videojuegos con mayor potencial visto. El universo creado por Blizzard, la compañía propietaria, ha arraigado una infinidad de fanáticos de todo tipo alrededor de las múltiples entregas o productos derivados de esta saga. En mi caso, por ejemplo, no he disfrutado de todos ellos ni he sido un “fanboy” a toda regla, pero como muchísima otra gente me sentía atraído por el elaborado tramado e historia que habían construido en esta ya reconocida franquicia. Así que cuando supe que estaba en proceso su primera adaptación cinematográfica, puse buena atención en ella.

8J07_FPT2_00367R (1280x534)

Entremos ya en materia. La película me ha gustado, sin más. No ha hecho que me enamore o que el niño que hay en mí se emocione de la nostalgia (saludos, Marvel), pero sí me ha dado una gran tarde de cine. Lo que hay que destacar por encima de cualquier otra cosa es, sin duda, el apartado visual y técnico. El trabajo que se ha hecho para los tremendos efectos especiales resultantes es simplemente admirable. Esos orcos realmente te hacen ver cómo avanzan este tipo de posibilidades tecnológicas.  Junto a esto, toda la escenificación y el ambiente del universo que adaptan son simplemente fantásticos, no hay mucho más que añadir en todo esto.

Las actuaciones realmente no me parecieron el punto fuerte de “Warcraft”. No es que me parecieran horribles, pero no viví una sensación indescriptible con lo que me ofrecían, obviando de esto quizás el buen trabajo de Durotan (Toby Kebbell) o Gul’dan (Daniel Wu), pero en este caso creo que el ordenador tenía mucho que decir además del actor al que se capturaba. Lo que sí me enrabió relativamente es el sentimiento que Lothar (Travis Fimmel) me transmitía casi todo el rato, y es que parecía que se estaba viendo a Ragnar Lodbrok en otra ficción, vestido de otra manera. Que no era un mal papel, pero Fimmel, para mí, debía salirse más de lo que lo ha hecho famoso, en el ámbito de cine/series. Mucha gente me ha dicho que también salió encantada con Garona (Paula Patton), que a mi parecer tampoco lo hace mal.

8J07_DN0010_COMP_124205R_0000_HR (1280x532)

Pasando a un punto más pantanoso, toca hablar del guion y el argumento. Esa sección es la que ha molestado a más de un espectador por el hecho de haber modificado ciertos aspectos de la historia adaptada. La verdad, o al menos yo también lo he visto así, es que han simplificado en gran medida el trasfondo e historia brindada por el producto original. Y en mi caso comprendo ciertamente esa decisión para comercializar mucho más la película, porque al final ninguna productora sobrevive a base de únicamente los fans. Pero en “Warcraft: El Origen”  esto ha sido un casi suicidio. No por cambiar algunos aspectos argumentales, que haciéndolo bien es totalmente comprensible desde cualquier punto de vista, sino por convertir algo tan exótico en una producción de fantasía genérica. Se han hecho a ellos mismos más mediocres. Aun así resulta interesante como película, sobre todo si partes del papel de no tener ni idea de los videojuegos adaptados. Duncan Jones ha ejercido de director y guionista (junto a Charles Leavitt) de esta primera entrega, y se nota que es alguien dedicado y motivado por el proyecto. Lo que no sabría afirmar es si este error mencionado recae en él o en la típica presión ejercida por las compañías en producciones de este tipo.

Banda sonora, siempre importante pero más en la épica que obligan películas de este tipo. Sensacional, acompaña perfectamente la atmósfera y contexto, tanto como lo hacen en la pantalla del ordenador cuando juegas. Gran trabajo de Ramin Djawadi.

8J07_BV050_COMP_149161R_G_SRGB_000000_HR (1280x531)

Concretando mi opinión de la película como tal, y de su parte de adaptación, me ha gustado lo ofrecido, y ya. No es mala, no es genial, pero lo que sí adoro de esta entrega es el más que probable universo que se abre a partir de aquí, y es que una saga entera adaptando el “lore” de los Warcraft y el posterior y aún presente juego online, puede ser una candente delicia para todos nosotros. Le daría una valoración numérica de 7’5/10, y aprovecho para advertir que un número aquí no equivale el mismo valor en otro tipo totalmente distinto de película, mis puntuaciones son en total contexto y sometidas a todo lo argumentado previamente. No puedo apreciar del mismo modo esta producción y las dos que anteriormente comenté aquí mismo. Os recomiendo ir a ver “Warcraft: el origen” si queréis deleitaros sobretodo visualmente, no os comáis mucho la cabeza. Lok’tar Ogar, camaradas.

Crítica: Dani Pereira


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas