Revista Cine

Cuando cae la noche (Loli González Prada)

Publicado el 12 abril 2016 por Koprofago
Restaban varias horas para que amaneciera cuando Gustavo saltó del lecho y salió con prisa de su alcoba.
Con vigor, ajustó el pantalón de seda ciñendo a su cintura el cinto decorado de piedras incrustadas. A tientas, se ató las tiras de las mangas y las de las perneras sin molestarse en detenerse para ello. Su piel curtida brilló con la llama de un candil que colgaba demasiado bajo y con el cual se golpeó en la frente.
A través de las celosías de las balconadas vio la calle cubierta de oscuridad y en la distancia el tupido velo de la niebla que sólo se iba con la llegada del amanecer.
No se dejó seducir por los matices del cielo y siguió su camino buscando a los animales que debían estar esperándolo.
Recordó que un día de invierno desvelado por culpa del viento miró por la ventana y descubrió que al caer la noche y cuando la casa se quedaba en silencio, los animales se reunían en las eras.
Hacía frío. Un gigantesco fuego avivado por el viento se consumía en el patio.
Confundido y creyendo que desvariaba, Gustavo bajó a espiarlos, pero un perro delató su presencia y los cerdos corrieron a refugiarse en sus porquerizas, las reses simularon pastar a pesar de que no había pasto y un par de enormes animales que parecían dinosaurios o algo semejante corrieron hacia las montañas para ocultarse en una cueva.
- ¿Dinosaurios? −pensó Gustavo-.
No había bebido tanto vino en la cena como para ver visiones.
Días después supo que eran iguanodones, tenían unas garras enormes, su pico simulaba al de los patos y sus dientes eran similares a los de una iguana y a eso se debía su nombre.
Desde una distancia prudencial y durante semanas, Gustavo se dedicó a observarlos hasta que los animales se acostumbraron a su presencia y le dejaron participar en sus reuniones.
Apenas hacía una semana que había llegado el verano y los pastos relucían verdes.
Sigiloso, fue detrás de la casa donde los establos y las porquerizas se veían en tinieblas, a excepción de un rincón donde un fuego que él pedía que dejaran encendido iluminaba una parcela de tierra, en la cual le esperaban alineados los cerdos, las reses y las ovejas recién esquiladas de las que era dueño y el par de iguanodones.
Apenas llevaba Gustavo un rato sentado disfrutando de su pipa y de sus animales, cuando varios caballos azuzados por hombres vestidos de negro irrumpieron en sus tierras.
- ¿Qué diablos pasa? - inquirió antes de ver las armas que empuñaban– ¡Esconderos! – Le gritó a los iguanodones.
Pero nadie se movió.
- ¿Qué buscáis? − preguntó Gustavo.
- A ellos − dijo uno de ellos, señalando a los iguanodones.
- Son libres.
- Ahora ya no – contestó otro apuntándole al pecho− Deberías estar durmiendo como el resto de habitantes de tu hacienda, pero no temblare si tengo que matarte− añadió al ver la intención de Gustavo de sacar el arma que llevaba colgando a un lado de su cadera.
Todo ocurrió muy deprisa, con habilidad aquellos hombres encadenaron a los iguanodones, con ayuda de sus animales Gustavo trató de impedirlo y recibió en el pecho el disparo que le habían prometido.
Falleció dos días después sin saber que los iguanodones habían huido y volvían a ser libres.
LOLI GONZÁLEZ PRADA
Relato enviado por Loli González Prada para el Quinto Certamen Literario Koprolitos. Loli es una veterana en nuestro certamen y siempre es un placer recibir sus historias. Podéis leer más relatos suyos de anteriores convocatorias en este blog: "16:40, descubriendo icnitas y el sexo", "Llegan con el viento" o "Un adiós definitivo". ¡Muchas gracias Loli!

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Caminos cruzados, Paula Ramos González

    Caminos cruzados, Paula Ramos González

    Temática/Género: Juvenil - Paranormal - contemporáneoSaga: "Caminos cruzados"01- Caminos cruzados02- El despertarEditorial: Auto-publicadoSinopsis:Tres... Leer el resto

    Por  Estefanía Álvarez
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • "La venganza viste de Prada" (Lauren Weisberger)

    venganza viste Prada" (Lauren Weisberger)

    (Leído entre agosto y septiembre de 2015)(Fuente: Elaboración propia).La venganza viste de Prada es la continuación del best-seller El diablo viste de Prada... Leer el resto

    Por  Pinceladas19
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • David González: Monstruos:

    MONSTRUOS lo he visto ya en más ocasiones de las que hubiera sido mi deseo: una madre cualquiera con su bebé en brazos alzándolo por encima de una puta valla... Leer el resto

    Por  David David González
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • David González: Honoris Causa:

    HONORIS CAUSA con todos mis respetos permita que le diga que un poeta que como usted señor lobón ha escrito desgarradores versos como había mujeres que... Leer el resto

    Por  David David González
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • David González: Astronautas (1)

    ASTRONAUTAS (1) Mi bisabuelo se ahogó en un regato. Subía el hombre, en madreñas, a altas horas de la madrugada, por una caleya por la que descendía una pobre... Leer el resto

    Por  David David González
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • David González: Astronautas (2):

    ASTRONAUTAS (2)Su hijo, mi abuelo, Mariano, vivía en otra aldea, más cerca de la ciudad, en una casa de planta baja, con una huerta generosa y una cuadra con do... Leer el resto

    Por  David David González
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • David González: Astronautas (4):

    ASTRONAUTAS (4)Me toca. Es mi turno. Empezaré con unas breves, pero contundentes, máximas que pronuncié, que mi madre recuerde, en mi más tierna infancia. Leer el resto

    Por  David David González
    CULTURA Y OCIO, LIBROS