Revista Empresa

CV2.0 – La nueva forma de elaborar un curriculum vitae – Parte 3

Por Seniormanager

CV2.0 – La nueva forma de elaborar un curriculum vitae – Parte 3Tercera y última entrega de nuevas tendencias en la elaboración del currículum vitae.

Te recomiendo leer antes la primera entrega, que trata sobre los objetivos y su enfoque, y luego la segunda que muestra la importancia de la marca personal. En cualquier caso, te dejo con la tercera:

Los tres aspectos que debe cumplir el Nuevo CV2.0

Aspecto Nº 3Presenta pruebas sobre tus habilidades y tu valía; y prepárate para que sean contratadas en los principales buscadores.

Es un hecho que en la actualidad, las empresas contratan a las personas que mejor pueden probar que saben hacer bien su trabajo, las que puedan mostrar que darán resultados y las que cumplen con el perfil adecuado para el puesto vacante.
Y como ya sabemos que es prácticamente imposible que se pueda saber todo esto por anticipado. Ganará el/la candidato/a que mejor y más claramente lo refleje en su curriculum vitae en conjunción con lo expuesto públicamente en sus actuaciones en La Red.

Todo lo que has dicho, publicado y colgado en blogs, foros y redes sociales, conforma una prueba imborrable de tu personalidad, habilidades y conocimientos. Contenidos que son fácilmente contrastables con cualquier afirmación que hayas colocado en tu currículo.

Así que “probar” lo que reflejas en el CV2.0, significa verificar si lo que “eres” en Internet, es lo mismo que dice tu hoja de vida.

Nadie puede leer en la mente de un candidato; pero si que se puede revisar su “actuación” en Red para respaldar de alguna forma lo que esa persona es y lo que dices que es.

Es importante que coloques la información en tu currículum vitae de forma que influya e impacte en el seleccionador, buscando que reciba una buena impresión y entonces decida acudir a las redes buscando una confirmación.

¿Cómo hacerlo?

Sencillo: crea una nueva sección denominada “Resultados” (o un título similar) debajo de tu marca personal, en donde enumeres lo que has conseguido, ya sea de forma cuantificable o a manera informativa, incluyendo aspectos, situaciones y/o logros exitosos.

Recuerda mencionar, en cuál empresa sucedió, el puesto que ocupabas, y cuándo. También es conveniente incluir comparaciones, estadísticas y resultados de predecesores si fuese pertinente o suficientemente relevante.

La idea es quitarle al currículo la imagen de listado de descripción de tareas que hasta ahora ha tenido y de evitar los adjetivos calificativos que tanto se repiten y que ya cansan a los seleccionadores, mientras lo equiparas a tu “alter” social.

Te doy un ejemplo de una frase que no dejo de leer (con pequeñas variaciones) en los currículos que a menudo recibo y que constituye un grave error: “Orientado hacia el trabajo en equipo y el cumplimiento de los objetivos” …¿Alguno todavía piensa que esta frase puede impresionar a alguien o que puede ser verificable en Internet?

A partir de ahora, hay que elaborar el currículo colocando sólo datos relevantes y diferenciadores que puedan ser valorados mientras se van leyendo y que den pie a una búsqueda mayor por parte del seleccionador.

El currículo “todo terreno” y poco contrastable, está pronto a desaparecer. Ya no podemos darnos el lujo de distraer al seleccionador, sino todo lo contrario, hemos de atraer su atención desde el primer momento, de forma que pueda decidir pasar a una comprobación de nuestro perfil más profunda.

Reflexión: Ya no basta con elaborar un currículo lleno de características llamativas, si luego no podemos hacer que sean comprobables. Hemos de empezar a arrojar pruebas de nuestra valía desde el principio, y crear un puente entre el currículo y nuestros perfiles sociales.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario