Revista Educación

¿Dan la ayudas del Frob para todo?

Por Petito2000

Dentro de la telenovela que está siendo la reestructuración del sistema financiero español, hay eminentes protagonistas como son la Ministra Salgado, el Frob, el ratio de core capital y la actividad crediticia. Hoy leído la noticia en Expansión de que el Frob computará como core capital para las entidades que acudan al mismo y creo que esta noticia merece una reflexión.

El contexto del core capital es convulso. En primer lugar se pide a las cajas que deben provisionar por encima de lo que la norma establece como mínimo, el 8%, hasta el 10%. No contentos con esto, se exige que dicha provisión esté realizada antes de finales del 2011, es decir, en escasos 10 meses. Ambas medidas, suponen una dificultad añadida a la ya difícil situación de estas entidades aunque no puede negarse que hayan sido bien acogidas por los mercados bursátiles que experimentaron una subida importante como consecuencia del anuncio de la Ministra de Economía, Elena Salgado. Posteriormente, y por el sentimiento de discriminación respecto a la banca, la Ministra decide imponer los mismos requisitos a los bancos.

En primer lugar, tenía entendido que las ayudas prestadas por el Frob son obligaciones preferentes con la única excepción de que estas sí computan como core capital, a diferencia de todas las demás. En este sentido, las ayudas son deuda y como tal no creo que puedan ser computadas como core capital así, tan a la ligera. Para cubrirse de esta situación, el Ministerio ha dicho que las entidades que no puedan devolver el montante de la ayuda deberán convertir dichas preferentes en capital, es decir capitalizar las ayudas o lo que es lo mismo, nacionalizar parcialmente a dichas entidades.

En segundo lugar, también creía que uno de los fines últimos del Frob era inyectar liquidez en el sistema lo que no creo que se consiga si mantiene ese dinero guardado en una cuenta como reserva de capital. Podemos entenderlo como una ayuda por parte del Estado para que las entidades vuelvan a la actividad normal, la del depósito y el préstamo, aunque seguramente las entidades utilicen estas ayudas para los amplios ratios de capital que se les exigen. Para cubrirse de esta situación, el Estado, por lo que he podido leer esta mañana, va a exigir a las entidades que soliciten las ayudas que aumenten su actividad de crédito a empresas y familias.

Todo esto suena bien, las entidades tiene incentivos para pedir la ayuda y ayuda para cumplir con las exigencias del Ministerio pero, ¿es posible que dichas ayudas den para todo? ¿Puede, una entidad con problemas, pedir ayuda con el fin de llegar al core capital exigido y además aumentar su actividad crediticia? Hay que recordar, antes de responder a esta última pregunta, que los créditos que no se concedan bien -y será difícil en la actual situación concederlos con garantías de solvencia- suponen un riesgo a provisionar por parte de las entidades, lo que quiere decir que habrá que aumentar las reservas más aún. ¿Es sostenible?

Artículo publicado en mi blog de la red social para inversores reales, www.unience.com


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :