Revista Cultura y Ocio

David civera "que la detengan"

Publicado el 01 octubre 2014 por Kenzo

Afortunadamente el verano ha tocado a su fin, no es ningún secreto que nosotros lo odiamos a muerte, aparte de porque hace un calor horrible por los inmensos truños que nos tenemos que tragar en forma de canción. 
Si el mes pasado os deleitamos con la que seguramente fuera la canción del verano del 2001, esta vez y como homenaje de despedida de esta estación abominable, vamos a repasar la que sería una de las canciones del verano del año siguiente 2002.“Que la detengan” de David Civera fue un éxito masivo ese verano, tanto que parecía que tendríamos Civera para rato y que el puesto de Alejandro Sanz como superventas patrio corría peligro. 
Nuestro protagonista empezó muy pronto en esto de la música, concretamente en el programa “Lluvia de mierda estrellas”, clara muestra de la degradación que estaban sufriendo los espacios “musicales” en nuestra televisión aunque todavía no se había llegado a los niveles de basura actuales con programas como “la voz”, “la voz kids”, “la voz Milfs” y demás mierdas.“Lluvia de estrellas” era un programa absolutamente casposo donde personas anónimas iban a imitar a sus ídolos. Como por esa época aun había dinero en este país pues el programa tenía el presupuesto suficiente para proveer a los concursantes de la ropa adecuada para la imitación en cuestión, por ejemplo si había que imitar a la Pantoja pues te daban un vestido de cola, una peineta, un bigote, etc También tenían pasta para pagar a Bertín Osborne que presentaba el espacio con su estilo trash inconfundible que fue desarrollando a partir de presentar espacios culturales como “Contacto con tacto” (uno de hitos de nuestra TV que debería ser analizado en las facultades de Comunicación Audiovisual), también estaba por allí entre otros Alaska y Miqui Puig que hacían de jurado y de paso arañaban unos euros que falta les hacía pues en esa época estaban viviendo unos niveles de popularidad bastante bajos.
Civera imitaría nada más y nada menos que al puto amo Enrique Iglesias y su canción “Experiencia religiosa”,  demostrando así un gusto musical más que cuestionable.Después de sacar un primer disco sin mucha repercusión, en 2001, mientras Sonia y Selena nos torturaban con su pop neumático, David se va a Eurovisión donde participa con la canción “Dile que la quiero” y queda el sexto, consiguiendo una buena publicidad que permite que su segundo álbum se venda como rosquillas y se le empiece a ver como la última esperanza del pop español.
Es así como llegamos al 2002 cuando David estuvo hasta en la sopa con este “Que la detengan”, donde Civera explota los ritmos latinos estilo low-cost que tan de moda estaban por esa época mientras nos cuenta la historia de una mujer que conoce en una ciudad costera aberrante (podría ser Málaga o Gandía) que le está haciendo la vida imposible pues le ha quitado las tarjetas y le está desplumando la cuenta corriente.
Todo comenzó en una noche loca donde a David la soledad y el alcohol le jugaron una mala pasada “maldita sea la noche  en la que la conoci, esa mujer no me deja vivir “,  es entonces cuando producto del calentón y de la bebida, nuestro protagonista se lía con una mamarracha fiestera de las que tanto abundan en nuestras costas.
El protagonista es consciente de que la ha cagado y así lo expresa “malditos sean sus ojos
sus gestos su boca un beso que me desarmo”
, con el protagonista totalmente a merced de la mamarracha, ésta, que de tonta no tiene un pelo, se hace con las tarjetas y entonces comienza la pesadilla.El dinero comienza a evaporarse de la cuenta corriente de Civera y a este no le queda más remedio que ir a la policía a denunciar, es donde entra el famoso estribillo “que la detengan
es una mentirosa  malvada y peligrosa  yo no la puedo controlar que la detengan
me ha robado la calma se ha llevado mi alma y no me ha dejado na´. 

Sin embargo, la policía playera está más en plan “Los vigilantes de la playa”, es decir, alegrándose la vista con tías tetonas y tíos cachas y claro, al pobre David no le hacen ni puto caso, con lo cual, el chico no hace más que arrepentirse de lo sucedido mientras la otra se sigue dando la vida padre con el dinero del cantante “no sé qué hice esa noche el tiro me traiciono  solo buscaba el olvido….. “. Esta última frase es toda una lección de lo que no se debe hacer cuando se sale por ahí a zorrear, si por cualquier motivo ese día os sentís mentalmente débiles, decaídos, etc. NO SALGAIS JAMAS pues podéis acabar en las garras de algún/alguna impresentable que os puede desplumar en cuestión de minutos (o lo mismo dais con un psicópata que su ilusión es comeros pero no a besos precisamente sino en plan carnicería de mercado).
Sea como sea mucho cuidado con lo que hacéis, no os vaya a pasar lo mismo que a David cuya historia acaba mal como no podía ser de otra manera. La tía no para de gastar la pasta hasta que agota todo el saldo de las tarjetas y todo acaba con Civera hundido y humillado, así nos lo cuenta con la frase “ya no me quedan más lagrimas  solo me queda gritar” .
Este éxito contó con un videoclip que podemos calificar de soft-porn, bastante poco acto para horario infantil. En el unos tios contratan unas putas una especie de bailarinas de streptease que no hacen mas que restregarse cosas por el coño y claro está, los tios como estan mas salidos que un mandril se ponen a hacer un baile en grupo bastante lamentable mientras las otras siguen restregandose fulares y tejidos varios.
En un momento dado, una de ellas acaba la jornada laboral, se medio viste y nos percatamos que su novia la esta esperando a la salida del puticlub local, he aqui que aparece la segunda lectura de esta canción facilitada por lo explicito de su video.
Se trataria en este caso de una mujer que no tiene muy claro por donde encaminar sus pasos sexualmente y usa a Civera como conejillo de indias para averiguar si le gustan los tíos. Ella lo intenta todo con nuestro protagonista y éste se pone cardiaco porque la chica no hace mas que calentarle sin final feliz aunque el final feliz vendra sin duda cuando ella se da cuenta que lo que le gusta realmente son las chicas y deja a Civera compuesto y sin novia. Este ultimo acabará solo y amargado con un rencor infinito por su ex ya que considera que le engaño respecto a su sexualidad y merece por ello que la detengan, le metan 30 años de carcel y 150 latigazos.
Os podéis imaginar que no hubo discoteca/chiringuito/pub donde no sonara este gran trozo de mierda  esta festiva canción, David Civera lanzaría un álbum llamado “En cuerpo y alma” que incluía este hit además de otras delicatesen y nuevamente siguió vendiendo cientos de miles de discos. Al año siguiente siguió triunfando e incluso hizo un dúo con Bisbal, otro abonado a los ritmos latinos con lo cual la tortura fue el doble.
Cuando todo parecía ir bien para la carrera de nuestro protagonista, parece ser que el dúo con Bisbal ejerció de gafe y a partir de aquí todo empezó a torcerse, de repente cada nuevo lanzamiento vendía menos que el anterior hasta convertirlo casi en artista de culto (no porque su música sea muy culta sino porque le gusta a cuatro gatos).
Al final, como si se tratara de un círculo perfecto David termina concursando en un programa “musical” “Mira quien baila”, al final nuestro protagonista estaba en el punto de partida de nuevo aunque eso sí, con mucha más pasta (supongo), además gano el concurso con lo que supongo que algo se embolsaría. Yo pensé que con la repercusión de este programa David volvería a ser un superventas pero nada de eso, sus discos siguen fracasando uno tras otro y musicalmente su lugar está más que ocupado por Bisbal, Bustamante y otros intelectuales de nuestro pop pero hemos de reconocerle su carácter de precursor de uno de los movimientos que más daño a hecho a nuestro pop, el Latin pop a la española que aun hoy nos sigue dando quebraderos de cabeza que provocan el superávit de la industria farmacéutica año tras año..
  

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • David Bowie: (Re) invención

    David Bowie: (Re) invención

    "No tengo la necesidad de alimentar instantáneamente mi ego"[Ricardo Portmán] @ecosdelviniloEvolución y Bowie definitivamente son dos palabras con un mismo... Leer el resto

    Por  Portman918
    CULTURA Y OCIO, MÚSICA
  • Crítica de "Perdida", de David Fincher

    Crítica "Perdida", David Fincher

    NOTABLE INTRIGA NEO-NOIR DE FINCHEREl trabajo en la dirección David Fincher es sinónimo de calidad, talento, y una cualidad innata en la puesta en escena. Leer el resto

    Por  Mumbo
    CINE, CULTURA Y OCIO, MÚSICA
  • David Bowie - Live at Rockpalast (Germany) (1996)

    David Bowie Live Rockpalast (Germany) (1996)

    Hoy es día Bowie en My Kingdom for a Melody. El Duque Blanco conmemora sus 50 palos en la música y claro, eso no es ninguna bobada. Leer el resto

    Por  Savoytruffle
    CULTURA Y OCIO, MÚSICA
  • Llega david hooper & the silverback!

    Llega david hooper silverback!

    El 17 de febrero verá la luz a través de Tucxone Records el primer álbum de David Hooper The Silverbacks : " It´s my turn". Leer el resto

    Por  Asilgab
    ARTE, CULTURA Y OCIO, LIBROS, MÚSICA
  • Os presentamos a david hooper & the silverbacks!

    presentamos david hooper silverbacks!

    OS PRESENTAMOS A DAVID HOOPER THE SILVERBACKSEste jueves a las 12:00 presentación 5ª Edición "Madrid es Negro" Showcase en Fnac Callao : Calle de Preciados... Leer el resto

    Por  Asilgab
    ARTE, CULTURA Y OCIO, LIBROS, MÚSICA
  • David Bowie - Hunky Dory (1971)

    David Bowie Hunky Dory (1971)

    A finales de 1971, se publica un álbum para mi clave en la carrera de David Bowie. Después de tres discos en los que ha pasado de ser un cantautor folk a otra... Leer el resto

    Por  Savoytruffle
    CULTURA Y OCIO, MÚSICA
  • Ritual. David Pinner

    Ritual. David Pinner

    "Era un roble muy viejo. Una de las ramas más bajas se había quebrado recientemente. A unos dos metros más abajo, alguien había clavado al tronco la cabeza de u... Leer el resto

    Por  Mientrasleo
    CULTURA Y OCIO, LIBROS, LITERATURA