Revista Opinión

De pollos, de pollas y de muchos gilipollas

Publicado el 21 abril 2010 por Javierm

(Aviso: post pelín más largo de lo normal. Si no quiere leer mucho, pinche aquí. Si no quiere pensar, pinche aquí)

Andaba yo absorto intentando digerir la noticia de que Botín se sentará en un tribunal aunque sea como testigo, cuando en el telediario de Cuatro, su gran periodista con corbata a tiempo parcial ha comentado, entre risas, que en la Inauguración de la Conferencia Mundial de Pueblos sobre el Cambio Climático y la Madre Tierra Evo Morales, (ese indito con chompa que nos tiene las petroleras y gasísticas a mal traer creyendo que nuestra excelsa colonia es de los bolivianos), ha señalado la relación entre los alimentos transgénicos como causa de la calvicie y la homosexualidad y que además la coca cola es un desatascador de water.

Como empíricamente esto último no hace falta que nadie me lo demuestre ya que hace años que personalmente hice la prueba, me puse a investigar la noticia, no sin haberme preocupado por la salud mental de Don Evo.

La frase en cuestión que tanto jolgorio ha provocado en los medios de desinformación e incomunicación ha sido la siguiente:

“Cuando hablamos del pollo, el pollo que comemos, está cargado de hormonas femeninas, por eso los hombres cuando comen este pollo tienen desviaciones en su ser como hombre”

Aquí el sensacional(ista) noticiero ha cortado el discurso de Evo.

Lógico, teniendo en cuenta de que el objetivo es de ridiculizar al mandatario boliviano.

Lo que pasa es que una búsqueda rápida en internet, esa inagotable fuente de contrainformación, nos da pistas sobre lo que realmente ha dicho Morales y una vez todo en su contexto pues se parece como una pollo a un miembro (o polla, sin perdón) ya que ha continuación el populista ese que gana elecciones abrumadoramente ha añadido “que por culpa de los pollos y del ganado vacuno criado con hormonas las niñas también tienen un desarrollo prematuro del busto. Por eso, aseguró que, desde que conoce esa información, rechaza los pollos de granja para alimentarse exclusivamente con animales “criollos”, libres de los transgénicos”. (Aquí)

Ahí, justo en ese “también” que me he permitido señalar en rojo tienen ustedes las intenciones del discurso de Evo, que no es otra cosa que indicar que los alimentos transgénicos pueden producir un desarrollo anormal en los pechos tanto de hombres como en mujeres por efecto de las hormonas, amén de tener otras consecuencias en la salud de las personas y que como ven, cortada la noticia justo por donde interesa, puede inducir a pensar una cosa, y digo inducir, porque Morales nunca habla de la homosexualidad. Pero en su justo contexto dice otra cosa bien distinta.

Claro que ya puesto, y por el mismo precio, me he puesto a leer las cosas que dice Morales, y que desde luego, no saldrán jamás en el telediario donde el gilipollas del presentador se pasa la mitad del mismo felándole el miembro (metafóricamente hablando) a CR9.

Verdades como puños como:

El enemigo de la Madre Tierra, es el Capitalismo”, por su forma de estar estructurado. A continuación, el presidente comenzó a describir las formas de vivir en una sociedad capitalista “que nos ve a la naturaleza como productos de consumo y explotación”, incluidos los humanos. Entonces pasó a contar sus propias experiencias; contó por ejemplo, como en el campo se usan platos de barro, que cuando se rompen se convierten en tierra. En cambio en el mundo del desarrollo, “por no lavar platos” se da la comida en platos de plástico, “incluso en organizaciones como las Naciones Unidas”. Contó, también, cómo se relacionan los indígenas con la naturaleza “cada año, yo, hago todavía el seguimiento que mi madre me enseñó de niño”, recordó “si los primeros tres o cuatro días de agosto, hay nubes o llueve en el altiplano “ese año será bueno para las cosechas, sino habrá que preparar terrazas”. Así también el presidente habló de la Quinua, de la Papa, y de un equilibrio natural con la naturaleza. (Aquí)

Morales también lanzó una dura crítica contra la producción de alimentos manipulados genéticamente y con la subvención de gobiernos de Europa y, principalmente, Estados Unidos.

“Usan combustible y químicos para producir transgénicos, pero resulta que esos transgénicos deben servir para comer y comer, pero no sirven para alimentarse, ésa es una profunda diferencia que tenemos también con el occidente y con los modelos desarrollistas o de modernización”,

“llego a la conclusión que el capitalismo secuestra la Madre Tierra para saquear sus recursos, para explotar a sus hijos, hijas, para envenenar a sus ríos y lagos.(..) El capitalismo es el primer enemigo de la humanidad (..) es sinónimo de inanición, de desigualdad, de la destrucción del planeta tierra”, afirmó.

En cambio, la doctrina ancestral comunitaria dicta que “el hombre y la mujer es parte de la tierra, de ella venimos y a ella volvemos cuando morimos, por eso no se puede vender la tierra”, postuló.

Todo ello, pinchando aquí

Ya ven. Cosas sensatas. Pudiera ser que discutibles desde el punto de vista científico. Ya saben que los transgénicos no son nocivos para algunos igual que el cambio climático es un invento de rojos.

Pero en cualquier caso, la ridiculización de Evo, al que hoy (y ya no me asombro), se han sumado muchas de esas personas de la progresía incapaz de contrastar fuentes y que baila al son de intereconomía, va más allá de lo que dice. Se trata de luchar contra el cambio político, social, económico cultural en América Latina para que sigamos por otros cinco siglos más, considerándoles nuestras colonias de ultramar.

Capitalismo, en suma. Y de seguir con la rapiña.

Comparte y disfruta del.icio.us Facebook Google Bookmarks Meneame Technorati Wikio email Print Bitacoras.com Digg PDF RSS Twitter

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :