Revista Insólito

¿Depilación del pubis o no?

Por Fat

Se acercó a mirar qué citas tenía el 24 de enero y se topó con el pubis más grande que jamás había visto. Un primer plano de una «melena» que ha dejado boquiabiertos a los italianos.Rubio en enero, moreno en marzo, pelirrojo en junio... Es lo que se le ocurrió al fotógrafo Oliviero Toscani (conocido por las campañas publicitarias de Bennetton) para ilustrar el almanaque que le encargaron desde «El Consorcio de Curtidores de Piel Italiana». Pero que nadie guiado por el morbo se lance de cabeza para adquirirlo, porque lo han retirado. Sólo la revista «Rolling Stone» en su versión italiana distribuirá los 75.000 ejemplares que ya se habían lanzado antes de ser censurados. Sin embargo, lo que asombra a quienes ven las imágenes es la cantidad de vello en los genitales femeninos. Pues, aunque a algunos todavía les vuelve locos la naturalidad del pubis sin depilar de los 70, hoy no se lleva jugar al escondite y se prefiere una «presentación» directa, más cómoda para el sexo oral.
Según explica la dermatóloga y directora médica del a clínica Dermitek de Bilbao y SinPelo de Madrid y Barcelona «antes se restringía a la ingle, pero en los últimos tres años se ha producido un aumento importante de mujeres que se depilan la zona íntima. La mayoría lo hacen por estética, aunque pocas eliminan por completo el vello de los labios». A la moda también se une la salud. Ignacio Cueto, ginecólogo y experto en suelo pélvico de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, explica que «uno de los motivos para la depilación va dirigido a las pacientes que tienen, por ejemplo, verrugas genitales, ya que si están depiladas se ve más la zona y se puede hacer un mejor seguimiento del tratamiento». En principio, cuando consultan sobre la depilación completa, Cueto aclara que «lo que aconsejamos es que lo hagan bien, porque cualquier técnica depilatoria temporal, esto es, cuchillas o cera, supone más riesgo en cada procedimiento, porque quedan pelos enquistados (pseudofoliculitis). En estos casos se puede recomendar el láser «para que no se reproduzcan con el roce de la braga», añade el ginecólogo.
Las que no se atreven no pueden escudarse en que incrementa el riesgo de infecciones, pues los especialistas indican que éstas no se previenen por tener más vello. «La transmisión es por contacto directo, pero aparecen igual con o sin pelo. Es más, pese a la moda, no se ha producido un aumento significativo de infecciones. Depilar el monte de Venus, por encima del clítoris o los labios mayores, no tiene por qué producir problemas», aclara el ginecólogo. No obstante, la dermatóloga matiza que las jóvenes deben tener cuidado y «asumir que en esa zona no volverá a crecer y será su aspecto para siempre, pese a que quede un mínimo de vello residual».
**publicado en "La Razón"

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog