Revista América Latina

Depreciación acelerada: ¿de qué se trata?

Por Asientocontable
Depreciación acelerada: ¿de qué se trata?Una parte importante del planeamiento financiero es estimar los montos para la reposición de un determinado activo en la empresa. En la jerga económica a esto se lo llama depreciación y es definida como el menor valor o pérdida de valor que experimentan los bienes del activo fijo --edificios, vehículos, computadoras, máquinas, etc-- como consecuencia del desgaste natural por su uso. Es decir una maquinaria que se compró hace cinco años, y que se usa casi toda la semana, tiene un lógico deterioro y como consecuencia de eso cambia de valor.También un activo fijo puede perder valor al volverse obsoleto, es decir que como resultado de la aparición de nueva y mejor tecnología, el activo de menor rendimiento es desplazado. Este es el caso de las computadoras y diversos aparatos electrónicos donde el constante desarrollo parece no tener límite. Ahora bien, este menor valor debe obtenerse mediante una técnica contable --las más conocidas son la lineal, números dígitos o acelerada, el porcentaje fijo y el fondo de amortización-- para lograr juntar el monto que permita su reposición en el tiempo oportuno.

Cabe indicar que la elección de un método contable implica también un determinado impacto fiscal, ya que al considerarse como un costo, este siempre disminuirá el monto de la utilidad que recibirá la empresa y por lo tanto la cantidad de impuesto a la renta que deberá pagarse cada año. Este impacto fiscal es monitoreado permanentemente por las autoridades gubernamentales. En el Perú se ha estimado que durante el próximo año se recaudará aproximadamente US$151 millones menos por este concepto.A fines de setiembre de este año y con el objetivo de establecer una serie de mecanismos de incentivos para la formalización, el Gobierno dispuso --mediante el DS 007-2008-TR-- que las pymes podrán depreciar el monto de sus adquisiciones de bienes muebles, maquinarias y equipos nuevos destinados a la realización de actividades generadoras de rentas gravadas en el plazo de tres años. Este beneficio estará vigente durante los ejercicios del 2009, 2010 y 2011. Así se autorizó el uso de la depreciación acelerada.
Para efectuar el cálculo de una depreciación se debe considerar algunos factores importantes, como el valor de compra del activo también denominado valor presente, la vida útil del bien --el tiempo técnico para su funcionamiento bajo condiciones óptimas-- y el último precio comercial, conocido por los contadores como valor residual, ya que siempre se constituye como un valor de remate y en donde muchas veces no existe un mercado referencial para que le dé valor, lo cual puede volver un tanto subjetiva la determinación de un precio.

Por ejemplo, si antes usted adquiría un vehículo de transporte terrestre en el 2009, con un valor de compra de S/.60.000 y un valor residual de S/.20.000, a una tasa de depreciación anual de 20% en cinco años, durante cada año tendría que provisionar S/.8.000. Ahora podrá acelerar la depreciación a razón de 3 años, con lo cual se aplicará una tasa de 33,33% por año, con lo cual tendrá que provisionar una carga anual por depreciación de S/.13.333. Esto para muchos especialistas no constituye la aplicación de un método acelerado, como sí lo es la suma de dígitos por año, sino más bien la aplicación de una tasa fija dentro del método de línea recta.

LAS CLAVES
1. IDENTIFIQUE SI CUMPLE CON LOS REQUISITOS. Este mecanismo de depreciación acelerada es para aquellas empresas que tengan de 1 a 100 trabajadores y sus ventas anuales no superen las 1.700 Unidades Impositivas Tributarias (UIT), es decir los S/. 5'950.000.
2. ANALICE LA CONVENIENCIA DE SU USO. Es importante tener en cuenta que la depreciación acelerada no solo implica un beneficio tributario, sino también el compromiso del empresario para mantener en muy buen estado sus activos fijos.
3. APROVÉCHELO DURANTE SU VIGENCIA. La utilización de esta técnica implica el uso intensivo del capital frente al trabajo, por lo que debemos siempre sortear esta controversia, especialmente en las empresas de alta tecnología, investigación y desarrollo.
4. REALICE NUEVAS INVERSIONES. Una de las ventajas de la depreciación acelerada es que favorece la decisión de hacer nuevas inversiones al permitir liberar muy rápidamente grandes flujos de fondos en términos de valor presente.
5. APLIQUE LA DEPRECIACIÓN ACELERADA. Muchos especialistas consideran que esto es tan solo la aplicación de un porcentaje fijo dentro del método de la línea recta, a razón de 33,33% por año, cuando la técnica contable del método acelerado considera los cargos más elevados de un activo en los primeros años de su vida útil para luego seguir con los menores.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario