Revista Viajes

Día de la naturaleza

Por Javieragra

DÍA DE LA NATURALEZACamino del Poyal de MAJALAOSA cruzamos diferentes arroyos que se nutren de la nieve de cumbre y de las lluvias de estos últimos meses.
Definitivamente todo ha comenzado.
Nacen el agua y el mirlo esta mañana de junio entre los algodones tenues de los arroyos de la sierra; los pinos mecen nanas para adormecer en sosiego a los madrugadores montañeros silenciosos esta madrugada en la que el mundo celebra el día de la naturaleza, no quieren molestar al zorzal que busca bayas y frutos de temporada entre la brillante vegetación del final de primavera.
Los arroyos balbucean la canción de sus saltos de montaña y sueñan su esperada inmensidad cuando abandonen las montañas y estén más allá avistando el mar; es su música una composición orquestal de brinco y manantial.  He visto en la montaña al pequeño acebo, al robledal sereno, a los enhiestos pinos, a la naturaleza que es múltiple en su unidad, mirarme a los ojos como mira a todos los humanos, he visto a la naturaleza que reclama corazones esforzados para la libertad, que quiere silencio y austeridad para que todos podamos escuchar el latido de la PAZ.
DÍA DE LA NATURALEZAEste árbol solitario de pelada frente apunta hacia las cumbres que alimentan vida en esta hermosa vista de la Sierra de Madrid.
Javier Agra.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista