Revista Ciencia

Dinosaurios… ¡desde Sevilla! (I)

Por El Ojo De Darwin

Hace tiempo que pude “disfrutar” de una de esas películas que entretienen…, hablo de The Happening (El incidente) del director M. Night Shyamalan, y ya que El señor de los animalillos nos ha ilustrado con un post la mar de curioso e interesante sobre caracoles, me he animado a rescatar un viejo post de mi anterior blog que también va sobre caracoles y una peli de suicidios colectivos.

-

Dinosaurios… ¡desde Sevilla! (I)

Escena de la película "el incidente"

La peli comienza en Central Park, cuando súbitamente todas las personas sufren un extraño comportamiento que les induce irremediablemente al suicidio, obviamente tratándose de una peli de los EE.UU lo primero que pensaron los protagonistas es que el suceso era fruto de un ataque terrorista, pero el suceso iniciado en Central Park poco a poco va extendiéndose por la costa Oeste de América afectando a toda la población excepto a los “protas” que huyen por el país ¡sin saber de qué!. La peli va dejando algunas pistas para hacerte descubrir que no se trata de un ataque terrorista sino que el agente causante de tan anómalo comportamiento puede ser un asunto Biológico, y aquí es donde la peli se pone interesante.

En este punto, seguir relatando la peli es joderle la peli a quién no la haya visto, a riesgo de no ser un puñetero “spoiler” creo que si puedo plantear algo que me resultó muy curioso sin joder demasiado:

¿puede un organismo inducir el suicidio de otro?


Obviamente el mecanismo que propone este “film” es del todo fantástico (un paseo por la red y lo comprobaréis), poco creíble, y patéticamente ridículo, pero pensando en posibles ejemplos me di cuenta que si que existen muchos casos en donde una especie un organismo puede provocar alteraciones comportamentales en otro individuo (la realidad como casi siempre supera la ficción), y  provocar también la muerte del sujeto, no por un acto voluntario, sino por la acción de un tercer organismo que depreda sobre el infortunado y “manipulado” suicida. Si seguro que ya lo sabéis!, hablamos de los parásitos con ciclo indirecto, pero no de cualquier parásito sino de algunos muy chungos, los trematodos.

-

Por lo general la ecología de estos bichitos es muy compleja, muchos trematodos  necesitan de varios huéspedes para finalizar su ciclo reproductivo, pero algunas especies facilitan poderosamente que su huésped se encamine hacia una muerte segura y él pase con mayor facilidad a su nuevo y definitivo anfitrión.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog