Revista Fútbol

Dos visiones del Barça

Publicado el 24 abril 2010 por Javier120
Cartas al director
Dos visiones del F.C. Barcelona. Por un lado un aficionado de Badajoz habla sobre la poca implicación que tienen algunos jugadores del Barcelona al afrontar los partidos y otro aficionado de Segovia habla sobre el último partido de Champions League del Barcelona frente al Inter de Milán.
Alves y Busquets, o el arte de fingir.

El Barcelona es un gran club, probablemente el mejor de la década, pero hay varios jugadores que no están a su altura. Y no hablo de sus facultades físicas, atléticas o si son mejores o peores que otros. Me refiero a la forma que tienen de engañar a los árbitros un partido sí y otro también, sobre todo Dani Alves y Sergio Busquets. Los vengo observando desde el principio de la temporada y entre los dos se caen más veces en un partido que el resto de sus compañeros.
Emplazo a todos los lectores a que presten atención a los cinco partidos que quedan de Liga y al de la Champions, y enumeren las veces que los dos jugadores se caen como si les hubiesen roto el tobillo, cómo miran de reojo al árbitro en cuestión y la agilidad con la que se levantan si el colegiado no les hace caso o si le sacan tarjeta al jugador contrario. Todo lo contrario que Xavi o Messi. A ésos sí que les atizan y, sin embargo, sólo se van al suelo cuando en realidad ya no pueden sostenerse en pie.
Otra cosa que tampoco me gusta es ese brazo levantado de Puyol cada vez que un balón llega a su área, avisando de un posible fuera de juego al juez de línea correspondiente. Éstos son detalles que no se corresponden con un equipo de la categoría del Barcelona y que su entrenador debe corregir para engrandecer aún más a este club.

Manuel Pizarro (Burguillo del Cerro (Badajoz))

-------------------------------------------------------------------

El Inter de Milán fue muy superior al Barça

Al margen del deficiente arbitraje del portugués Olegário Benquerença, la realidad es que el Inter de Milán fue muy superior al Barcelona en el partido de ida de las semifinales de la Champions, disputado en el histórico estadio Giusseppe Meazza de Milán. El Barça debe dar las gracias, porque el resultado final aún pudo ser peor.

La batalla de la estrategia la ganó claramente Mourinho. Guardiola no supo, o no pudo, ofrecer ninguna alternativa al elemental juego del conjunto interista y se vio desbordado por el planteamiento del portugués. Sobre el césped, los nerazzurri se emplearon con mucha más intensidad que los azulgranas. Por lo menos hasta que les duró la gasolina.

El fútbol directo de los transalpinos fue tremendamente práctico. El generoso despliegue físico con el que se emplearon todos sus jugadores hizo estragos en la, esta vez, débil defensa del Barcelona, que nada pudo hacer.

Por otra parte, tanto Alves como Xavi, Ibrahimovic y Messi no existieron y tuvieron, sorprendentemente, una noche pésima que se reflejó en el mal juego del equipo.

Una cura de humildad que les habrá bajado de la nube en que estaban instalados los culés y que les vendrá muy bien para afrontar con menos soberbia y confianza el partido de vuelta del próximo miércoles en el Camp Nou. El 3-1, a pesar de todo, me parece un resultado remontable. Aunque, sinceramente, como madridista preferiría no ver levantar la Champions al Barcelona en nuestra casa.

José Luis Cuenca (Riaza(Segovia))


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista