Revista Cultura y Ocio

Edición singular de Ghostgirl - Artículos - Edición singular

Por Eltiramilla

Edición singular de Ghostgirl - Artículos - Edición singularDe todos es sabido que no se debe juzgar un libro por su portada. Sin embargo, hay ejemplares que prácticamente se venden solos debido a su cuidado aspecto exterior y, en ocasiones, también al interior. Este es el caso de Ghostgirl, de Tonya Hurley, cuya edición en tapa dura es una auténtica maravilla que capta la atención al primer vistazo.

Fiel al toque gótico de la novela, nos encontramos con una presentación totalmente en negro que, como una lápida bañada por la oscuridad de la noche, está salpicada por pequeñas plantas trepadoras con flores en tonos rosa y tallos plateados que nacen y se enroscan desde las esquinas del ejemplar. Entre éstas se aprecia en la mitad de la portada un hueco en forma de ataúd que con la ayuda de un plástico transparente nos permite ver el papel blanco de la página que se encuentra a continuación. Dentro del féretro y bellamente rodeado por una fina cenefa rosa y plata, observamos la silueta oscura de la protagonista, resaltada por el níveo papel que asoma tras ella; y sobre la figura, una banda que reza: “¿Descanse en paz?”, evocando la trama principal del libro. Como último detalle externo destaca el filo de cada página, de un color rosa fucsia: vistos en su totalidad, consiguen crear un efecto a modo de franja en un llamativo tono metalizado alrededor de todo el tomo, resaltando en su centro en negras letras góticas el título de la obra: Ghostgirl.

Con respecto a su aspecto interno, vemos otra exquisita muestra de detallismo empezando por la cara interna directamente en contacto con las solapas, que presenta un estampado rosado y negro al más puro estilo vintage. En la página inmediatamente posterior a la tapa de la portada, oculta bajo la sombra negra de ésta, encontramos el mismo dibujo pero coloreado; es Charlotte, la protagonista. Continuamos y pasamos a la presentación de los capítulos, cada uno diferente aunque con una misma estructura que consiste en número, más título, un dibujo de la sombra de Charlotte y una pequeña cita siempre en consonancia con el contenido de dicho capítulo. Todas estas presentaciones siempre se encuentran rodeadas por un fino marco rectangular con flores que lo adornan en las esquinas superior izquierda e inferior derecha en los consabidos tonos rosa y negro. Siguiendo con la pauta, en el reverso de todas estas presentaciones nos encontramos con un fondo totalmente negro sobre el que destaca una orla que enmarca una breve reflexión bajo la que aparece un texto que ahonda un poco más en la misma.

Ya entrando en materia vemos que la primera letra de cada capítulo aparece en mayor tamaño que el resto, en fuerte negrita y bordeada por una línea rosa. Durante el desarrollo de los capítulos, las páginas vuelven a estar hermosamente cuidadas, adornadas por sendas cenefas florales en los márgenes superior en inferior. Asimismo, en la esquina superior izquierda aparece el título de la obra con la misma tipografía que en la portada, y en la esquina superior derecha vemos el título correspondiente al capítulo en el que nos encontramos. Para terminar, hay que comentar una pequeña curiosidad sobre la edición de Ghostgirl, sus hojas: cuentan con un gramaje de unos 120 gramos, grosor superior al normal, que oscila entre los 90/100 gramos. Por lo tanto, sus páginas tiene algo más de cuerpo.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog