Revista Salud y Bienestar

El 98% de los bares españoles cumple la ley contra el tabaco

Por Fat
Un mes después de la entrada en vigor de la nueva ley antitabaco, solo el 1,6% de los establecimientos hosteleros está permitiendo fumar a sus clientes, según un estudio de GfK. La compañía de investigación de mercado estima, por tanto, que unos 5.000 locales (bares, restaurantes, cafeterías, pubs y discotecas) de los 350.000 que existen en España incumple la ley de forma esporádica o habitual. Más del 98% la hace cumplir.
Para llegar a esta conclusión, el estudio de campo realizado por GfK, multinacional alemana, ha tenido en cuenta la opinión de 750 propietarios, entrevistados por un técnico que previamente se hacía pasar por cliente para observar si alguien encendía un cigarrillo en el interior del local. También ha contado con las consultas hechas en 1.000 hogares, donde un 5% de ciudadanos afirmó haber visitado al menos un local con algún cliente fumando.
Con humos o no, el 90% de los consumidores asegura que se gasta lo mismo en un bar ahora que antes de empezar a aplicarse la ley a principios de enero. Entre los que sí han cambiado sus hábitos de consumo, un 1,5% ha incrementado su gasto. GfK justifica este aumento al englobar en este grupo tanto a los que plantean dejar este vicio como a los clientes no fumadores que aborrecían tomar un trago oliendo a cenicero. "A dos de cada tres personas no fumadoras les molesta que alguien fume a su lado", apunta Gerardo Montoro, director del estudio. Asimismo, el 8,5% de los clientes que sí han reducido su gasto agruparía a "los fumadores más disconformes con esta ley" que han preferido no acudir a los locales con la misma frecuencia.
"Los hosteleros han entrado en la dinámica de la queja", dice Montoro. Tres de cada cuatro encargados han notado cómo se han reducido sus ventas. Según el estudio, el cliente que varía su consumo lo reduce como media en seis euros a la semana. Una disminución que, desde la Federación Española de Hostelería (Fehr), es recibida con escepticismo: "Parece mucho. Pero preferimos esperar a terminar nuestro propio estudio", dice José Luis Guerra, director adjunto de la organización.
El 5% de los hosteleros considera que deben organizarse para hacer frente a esta ley. Otro 5% cree que acabarán por cerrar su local.
El estudio pone de manifiesto algo que ya se percibía en la calle: la gente nota ahora en más del 15% de los locales otros olores que el tabaco camuflaba antes: fritura, cañerías, lavabos o sudor, entre los más comunes.
"Mi recomendación para los hosteleros: que observen a su clientela y que le den vueltas a la cabeza para recuperarla", dice Montoro. El director del estudio propone atraer a los no fumadores a los desayunos, instaurar el café para llevar y apostar por nuevos ingresos por publicidad.
**Publicado en "El Pais"

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog