Revista Cocina

El anís que cura

Por Merelo
El anís que cura
El Anís es ideal para aliviar las digestiones difíciles ya sea en infusión, tisana o licor. Estaba especialmente indicado para los dolores de estómago y las digestiones pesadas, evita las flatulencias y los problemas de gases. También previene las náuseas, alivia los cólicos y actúa como diurético. Descongestiona la flema acumulada en el aparato respiratorio y elimina la tos seca.
Es una semilla muy utilizada y su sabor es dulce y muy agradable, incluso se puede administrar a los niños (hablamos del Anís común), ya que es una hierba muy saludable que no presenta efectos secundarios, ni problemas por sobredosis o intoxicación o alergias.
Las primeras semillas verdes aparecen en verano, que cuando adquieren el tono marrón ya están listas para ser recogidas.
Un ejemplo de preparación es coger 30 gramos de semillas de anís y un litro de agua hirviendo, se deja reposar hasta que esté templada, se filtra y se toma una taza después de cada comida. También es muy digestivo el licor, como el Anís  - una copita- que puedes tomar solo o con un poco de agua -a este último se le conoce comúnmente como una palomita- después de comer.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario