Revista Sociedad

El babi, prenda básica de la indumentaria escolar

Publicado el 09 junio 2017 por Comunicae @comunicae

Ya se trate de prendas escolares, deportivas o laborales, hay que elegir siempre tejidos que respondan a los máximos estándares de calidad. Y, por supuesto, que respeten la piel de los más pequeños. Teniendo en cuenta la alta demanda de este tipo de productos, empresas como Uniformas han de estar en disposición de acortar los tiempos de entrega de los encargos que les hagan los clientes. En muchos casos, hay que acometer la personalización total de los productos. Esto es así ya que, por ejemplo en el caso de los babis de colegio, las necesidades pueden cambiar de un centro a otro. Además, uno de los detalles que más valoran los clientes cuando demandan este tipo de servicio es la entrega directa. Si además pueden comprar online y recibir los pedidos cómodamente en casa, se suma un importante valor añadido. Esto es lo que diferencia a unas empresas de otras de la competencia.

Teniendo en cuenta que el objetivo esencial de los babis es evitar que los niños se manchen la ropa, es lógico se exija a empresas como Uniformas que estos productos sean de calidad. Sobre todo teniendo en cuenta que lo más probable es que se les someta a, como mínimo, un lavado semanal. Por supuesto, han de contar con bolsillos. Lo mismo pasa con las batas que usa el profesorado, sobre todo el de educación infantil y primaria. Se pasan el día en contacto con material que puede manchar su ropa de calle y es normal que busquen protegerla.

Hay babis escolares, también conocidos como mandilones, que tienen gomas en los puños y en el cuello. Tienen que ser fáciles de poner ya que en muchos casos los niños necesitarán ayuda para hacerlo. Además de ponerse y quitarse con facilidad, se busca que sean cómodos para moverse. Sobre todo teniendo en cuenta que los usarán tanto en el aula como en el recreo. Muchos centros educativos piden que los babis sean abiertos por delante y con botones. También suelen llevar el nombre bordado.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista