Revista Cultura y Ocio

El crecimiento exponencial

Publicado el 17 mayo 2012 por Dean

"La mayor debilidad del ser humano es su incapacidad para comprender la función exponencial." Albert Bartlett.

El crecimiento exponencial
El crecimiento es bueno, ¿no? Todo el mundo desea que la economía crezca, ¿no es verdad? Pero, ¿por qué? Pues porque si una economía crece eso significa que estamos prosperando. El crecimiento ofrece oportunidades y a todos nos gustan las oportunidades. Por eso, mucha gente está convencida de que crecimiento equivale a prosperidad.
Pero, ¿acaso es verdad? ¿Y si no lo fuese?
Si uno lo piensa con detenimiento, las cosas crecen como consecuencia del exceso de algo. Por ejemplo, nuestro cuerpo sólo crece si le aportamos un exceso de alimentos. Si las calorías que ingerimos equivaliesen a las calorías que quemamos, nuestro cuerpo no aumentaría de peso, pero tampoco lo perdería. Un estanque sólo aumentará de nivel si le llega más agua que la que pierde. Por eso, puede decirse que todo crecimiento depende del exceso de algo.
De manera similar, la prosperidad depende del exceso de algo. Veamos otro ejemplo. Imagínese que su familia consta de cuatro miembros y que su salario es de 20.000 euros al año, con los cuales les alcanza justo para vivir, es decir, cuando llega el último día del año a su familia no le queda ni un solo euro. Pero, de repente, a usted le suben el sueldo un 10%, es decir, 2000 euros, y entonces su familia se ve ante la disyuntiva de escoger entre tener un nuevo hijo, es decir, crecer, o gozar de una mayor prosperidad utilizando los 2000 euros para gastar un poco más por persona. Lo que no podrá hacer es ambas cosas a la vez. En este ejemplo, el exceso de dinero sólo le permite hacer una cosa de dos, así que deberá escoger: ¿hará que su familia crezca con un nuevo hijo o aumentará su prosperidad? Y lo que es verdad para una familia de cuatro miembros lo es también para un pueblo, un Estado, un país y, claro, para todo el mundo.
De este ejemplo podemos deducir un concepto muy sencillo pero fundamental, y es que crecimiento no equivale de ninguna manera a prosperidad. Lo que estuvo ocurriendo durante los últimos siglos nos convenció de que ambos conceptos estaban vinculados, ya que hasta hace muy poco siempre hubo suficiente exceso de energía como para que pudiésemos disfrutar a la vez de crecimiento y de prosperidad. Es decir, nunca tuvimos que elegir entre ambas cosas.
El economista Malcolm Slesser, ha calculado hace pocos años que más de la mitad de la energía existente en el mundo se utilizaba simplemente para crecer. Lo cual nos plantea la siguiente pregunta: ¿Que ocurrirá cuando lo que se utilice simplemente para crecer sea 100 % de nuestro exceso de dinero o energía? Pues sucederá que la prosperidad se estancará.
¿Y que ocurrirá si el exceso no alcanza ni siquiera para crecer? Bueno, cuando llegue ese momento conoceremos lo que es un crecimiento negativo y una prosperidad negativa, es decir, un decrecimiento y un aumento de la pobreza, lo cual estamos verificando hoy día.
Toda verdad pasa siempre por tres fases. Al principio se la ridiculiza. Luego se la rechaza con violencia. Y al final se la acepta algo como evidente. Hay movimientos sociales que en la actualidad nos quieren hacer entender este tipo de verdades, movimientos que están entre la primera y segunda de estas etapas, muchos ya no los consideran como algo ridículo, y otros se han dedicado a rechazarlos con violencia, lo que me da la certeza de que muy pronto se les aceptará como algo evidente...
El crecimiento exponencial

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario

Dossier Paperblog

Revista