Revista Economía

El criollismo: mal endémico del Perú

Publicado el 03 enero 2012 por Eloy
El criollismo: mal endémico del PerúLa historia del Perú desde su fundación como República, desde un punto de vista social, ha presentado diversos problemas que se manifiestan tanto ideológica como políticamente; y uno de ellos es la conducta "acriollada" de aquellos que detentan un poder, sea este privado como público. Este tipo de conducta acarrea costos a la sociedad, e inclusive tiene una transcendencia ética; y creemos que repercute sobre una precaria institucionalidad que no termina de constituirse y restringe aquellas fuerzas sociales que aspiran a una sociedad viable, que conviva en "armonía" con la naturaleza, pues su alcance no sólo es de corto plazo sino inclusive puede llegar a definir la vida de futuras generaciones.(i)Aquí entenderemos por "criolladas" aquellos hechos muy bien referidos por Murakami: "El criollismo le da importancia a tomar acciones, en cada fase de las relaciones sociales, para que la situación resulte lo más favorable y ventajosa para quien lo practica. Se estimula la combinación –a veces contradictoria- y máxima utilización de diversas maneras de encarar una situación, de cautela, de lisonja, etc. De acuerdo con las circunstancias que se presentan. Se le alaba como un “vivo” al que puede “sabérseles todas”. Para lograr objetivos o conseguir provecho propios, no se titubea en ocultar durante todo momento la verdadera intención, y se acepta en tramar conspiraciones e incluso traicionar inescrupulosamente a sus amigos y conocidos, cambiando de posición. Es un mundo basado en el ángulo “cortoplacista”, el egocentrismo y la desconfianza en los otros casi generalizada.En un mundo donde prevalece un pensamiento y una actitud basados en el criollismo, cada individuo solo se fija en la situación inmediata de corto plazo. No hay tiempo para pensar políticamente desde una perspectiva de mediano y largo plazo. Al mismo tiempo, en este contexto, es difícil dar importancia a actitudes democráticas como llegar a cierto entendimiento compartido o acuerdo con otros mediante la profundización de la discusión abierta; y a asumir la explicación de los comportamientos propios. En el mundo del criollismo tampoco se asume la responsabilidad políticas de los actos –la responsabilidad de consecuencia.Por otro lado, en el criollismo, la persona que con sinceridad cree en las leyes y las reglas es considerada un “tonto”, un “zonzo” o, en una expresión local, un “caído del palto”. Se considera que el “vivo” debe aprovechar al máximo la situación dada para sí mismo y lograr los objetivos previstos, incluso haciendo caso omiso de las instituciones explícitas e implícitas –ciertos acuerdos, reglas, entendimientos o marco general-, que existan originalmente para sostener y reglamentar la comunidad social . . .En una sociedad donde el criollismo prevalece, la ley, una de las instituciones públicas y explícitas, debe quedar sin ser realmente cumplida, porque la misma tiene un contenido que refleja un ideal avanzado, más allá de la realidad cotidiana de la sociedad. Aún en la actualidad subsiste el principio que dice que “la ley se respecta pero no se acata” . . . Tal como dijo una vez el dictador mexicano Porfirio Díaz (1876 – 1911): “Para mis amigos, todo; para mis enemigos, la ley”.(ii)A partir de este año, titularemos "posts" como "La República Criolla del Perú", para denunciar o difundir "criolladas" realizadas por los académicos, políticos, empresarios y personajes de todo ámbito social del Perú, tratando de identificar las características señaladas por Murakami.
------------------
(i) A lo Emilio Durkheim.(ii) MURAKAMI, Yusuke. "El Perú en la era del Chino", Lima: Instituto de Estudios Peruanos - Center for Integrated Areas Studies, Kyoto University, 2007, pp. 127 - 8.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog

Revista