Revista Belleza

El despiece de la madera

Por Remediando
Hablar de carpintería es hablar, sobre todo, de la madera, la materia orgánica viva que tiene formas caprichosas y encontramos bajo la corteza de los árboles. Sus características pueden lograr que el material elegido sea el éxito o el fracaso de nuestra obra. Nunca encontraremos dos trozos de madera idénticos.
Antes de que la madera de un árbol llegue a nuestra casa en puertas o suelos, sufre una serie de procesos. En el taller se puede manipular y darle forma. Los troncos de los árboles se cortan longitudinalmente para obtener formas rectangulares.
Madera para carpinteria
Los troncos se trabajan en paralelo, en cruz o tangencial. El tamaño de las piezas dependerá del método de corte elegido.
El despiece en paralelo proporciona tablones de diferente ancho, mayores cuanto más próximos estén al centro del tronco. En otro tipo de despiece cortamos en cruz las dos piezas centrales y los demás cortes se hacen en sentido radial Utilizando este tipo de corte, el despiece en cruz, los tablones se curvan menos. Con el despiece tangencial hacemos un mayor número de tablones útiles, aunque su tamaño es menor.
Cuando ya hemos despiezado la madera debemos dejarla secar, procurando que sufra las menores deformaciones posibles. La madera, cuando se seca, pierde agua y, si no se hace correctamente, pueden aparecer grietas. Por otro lado, la madera seca absorbe agua y se hincha. Esto puede provocar que los tablones adquieran una forma acanalada.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario