Revista Opinión

El magnicidio de Enrique III de Francia.

Publicado el 25 mayo 2013 por Spartako

El magnicidio de Enrique III de Francia.

Enrique III

Para entender el magnicidio de Enrique III de Francia hay que entender el contexto en el que ocurrió. Durante el reinado anterior habían tenido lugar lo mas crudo de las guerras de religión entre los católicos y los protestantes franceses (los hugonotes) y dentro de ellas la celebre noche de San Bartolomé donde miles de hugonotes fueron asesinados. Habían muerto mas de un millón de personas a consecuencia de esas guerras y Catalina de Medicis, madre de Enrique y Carlos , no pudo usar su influencia para impedir el caos.
Enrique III, había sido elegido como rey de Polonia en 1573 a cambio del apoyo francés contra Rusia y allí gobernaba bastante a disgusto , cuando murió su hermano Carlos IX sin sucesión, en 1574. Enrique aprovechó para marcharse de Polonia y presentarse en París para reclamar la corona. Por cierto , que de Polonia el nuevo rey se trajo algunas ideas novedosas como instalaciones sépticas, baño de agua caliente y fría y el tenedor. Pero Enrique tenía un rival, el duque de Guisa, un fanático católico que fundo la Santa Liga , para oponerse a los derechos concedidos a los protestantes por el edicto de Beaulieu por Enrique en 1576, entre otros el poder acceder a puestos públicos, poder practicar su culto públicamente, excepto en París, y tener representantes en el Parlamento. Pero finalmente tuvo que retirar este edicto.
Por otro lado Enrique de Navarra , primo del francés, al morir el duque de Anjou, Francisco, hermano de Enrique en una expedición a Holanda en 1884, también se convierte en presunto heredero de la corona . Enrique de Navarra era hugonote, pero había cambiado de bando en varias ocasiones según las conveniencias políticas. Así no hubo problema para unir sus fuerzas a las de Enrique , el francés, en contra de Enrique de Guisa, la llamada guerra de los tres Enriques, a ellos habría que unir la ayuda prestada por el rey español Felipe II al de Guisa.(tratado de Joinvil)
En 1588 las fuerzas de Guisa ponen cerco a París, Enrique III acantonó en los barrios de Saint Denis y Saint Martin a 4000 suizos, el de Guisa exige al rey que restablezca la inquisición y la expulsión de los borbones , protestantes, ademas de acaparar todos los cargos para sus partidarios. Enrique tiene que huir al Louvre y finalmente refugiarse en Chartres.

El magnicidio de Enrique III de Francia.

Matanza de la noche de San Bartolomé.


El rey convoca Estados Generales en Blois que optan por la unidad religiosa , por tanto por la guerra contra los hugonotes, era también un ataque contra la autoridad real por unos Estados Generales elegidos bajo la influencia de la Santa Liga. Enrique III tiene que plegarse, pero planea el asesinato del de Guisa.
Pero no era un rey popular, sus supuestas costumbres depravadas eran la comidilla de todas las reuniones y eran cantadas en coplillas populares. Le gustaba rodearse de efebos y tenía reacciones mas propias de una mujer, se paseaba por París con algunos de sus amantes con los labios pintados y vestidos de mujer. De todas formas hay que decir que estas acusaciones son cuestionadas por varios historiadores y que no existen fuentes fidedignas según las cuales se pueda asegurar que Enrique era exclusivamente homosexual, de hecho se le conocen varias amantes , así lo confirman autores contemporáneos.
La principal fuente a partir de la cual se le señala como persona afeminada, cruel y viciosa es un panfleto de el embajador de Saboya publicado en 1586, a partir de aquí este y otros documentos donde se relatan costumbres escandalosas es utilizado tanto por los miembros de la Liga para justificar su levantamiento, como por hugonotes y cortesanos descontentos.
Todos estos panfletos pueden formar parte de una campaña de descrédito que al parecer dio su fruto entre el pueblo.

El magnicidio de Enrique III de Francia.

Asesinato del duque de Guisa.


El caso es que al convocar Estados Generales invita al duque de Guisa. Sus amigos temen una trampa y le piden que no vaya, pero este se niega a escucharles y esto le costó la vida. El rey reúne a su consejo y se rodea de los 45, su guardia personal, de total confianza, y les encomienda el asesinato de Guisa. Cuando este llega es conducido al gabinete real y allí es cosido a puñaladas y perseguido hasta las escaleras dándole muerte. Su hermano, el cardenal Guisa, contempla horrorizado la escena y es detenido, su condición de religioso no le sirve para salvarse y al día siguiente es ejecutado. Todo esto ocurre los días 23 y 24 de diciembre de 1588.
Enrique satisfecho de su crimen se dirige a ver a su madre, Catalina de Medicis,a quien moribunda en la cama, le cuenta su hazaña. Esta le reprende con su último consejo: “no todo es cortar, hijo mio, también hay que recoser”. Poco después muere. La noticia del asesinato de los hermanos Guisa indigna a los católicos, el Papa le excomulga y finalmente Enrique recurre al de navarra que manda un ejercito protestante, unido al ejercito del rey francés ponen una vez mas cerco a París.
Enrique III lejos de seguir el consejo de su madre e intentar apaciguar llega a afirmar que París necesita otra noche de San Bartolome , pero esta vez al revés, es decir , con la matanza de católicos. A la duquesa de Montpensier,hermana de los asesinados Guisa,, duquesa de Montpensier por su matrimonio con Luis II de Borbon, la escribe diciéndole que en cuanto entre en París la hará quemar viva. Enrique la llama la coja , por su defecto físico, y esta le llama sodomita, por sus inclinaciones sexuales.

El magnicidio de Enrique III de Francia.

Cardenal Richelie.


Los dos Enrique, el de Navarra y el francés , ponen cerco a París, todo esta preparado para el asalto final. Y es en este momento cuando aparece la figura del fraile Jacques Clement, el regicida.
En la mañana del 30 de julio de 1589 el fraile jacobino Jacques Clement se puso en camino con la intención de cometer el magnicidio. Sobre este fraile se han escrito cosas contradictorias pero lo cierto es que las personas que le conocieron directamente dan de el una imagen de persona fácilmente manipulable, le califican como tonto y le acusan incluso de libertino. El padre Bourgoing, prior del convento en el que estaba le tilda de torpe, idiota, aunque después del crimen le consideró prácticamente un mártir por haber dado muerte al tirano. Igualmente el Hermano Mergey durante el proceso dijo que cuando hablaba parecía un loco y todos se reían de el.
Por contra otros le consideran un fraile de gran probidad , y lo cierto es que esa imagen negativa de el no cuadra con su astucia para llegar hasta el rey y cometer el asesinato.
El caso es que el fraile consiguió pasar la barrera de soldados que sitiaban París enseñando unas cartas que llevaba del presidente Harley , prisionero en la Bastilla y muy allegado al monarca, y un pasaporte del conde de Brienne, prisionero en el Louvre. Con estos documentos fue conducido a presencia del procurador general, M de la Guesle a quien dijo que tenía un mensaje urgente para el rey. El procurador le llevó a su propia casa donde pasó la noche.
Al día siguiente fue conducido a presencia del rey el cual se encontraba en ese momento con el señor de Bellegarde. Una vez en la cámara junto con de la Guesle, le son entregados al rey los documentos. Clement le dice al rey después de haberlos leído que debe darle un mensaje solo a el, en ese momento de la Guesle y Bellegarde se retiran un poco mientras el fraile se acerca al rey, este acerca su cabeza para escuchar el supuesto mensaje y es el momento que aprovecha el fraile para sacar el cuchillo y asestar una puñalada en el vientre del rey.

El magnicidio de Enrique III de Francia.

Enrique de Guisa.


El rey sorprendido se arranca el cuchillo y golpea a Clement en la cara al tiempo que grita: “maldito monje , me habéis matado”. Inmediatamente de la Guesle y Bellegarde se abalanzan sobre el asesino y le sujetan , pero los soldados que se encuentran en la puerta al oír los gritos entran y le cosen a puñaladas.
El rey solo sobrevivió un día y en ese tiempo recibió a su aliado Enrique de Navarra e hizo jurar a sus fieles que acatarían a Enrique como nuevo rey, al tiempo que recomendaba a este cambiar de religión, consejo que el de Navarra siguió (“París bien vale una misa”).
Durante el proceso instruido por el cardenal Richelie se condeno como cómplices al padre Bourgoing y al hermano Michel Mergey. El primero murió descuartizado por cuatro caballos que le arrancaron las extremidades , el segundo fue ahorcado. Sin embargo la duquesa de Montpensier se libro por que el nuevo rey pensó en las consecuencias políticas que podía traer su condena, a pesar de que es muy probable que el magnicidio fuese fruto de un complot en el que ella estaría implicada. De hecho al conocer el crimen lo celebro vistiendo de verde, que era la librea de los locos, repartió bandas y pañuelos de ese color como signo de alegría y júbilo y trajo a la madre de Clement a la cual agasajó , pagó una compensación económica por la muerte de su hijo y la presentó como la madre de un mártir.

El magnicidio de Enrique III de Francia.

Enrique IV


Con la muerte de Enrique III se acaba la dinastía Valois y empiezan los Borbones con su sucesor, que por cierto también fue asesinado años mas tarde , pero esa ya es otra historia que conté en su momento y que podéis leer AQUÍ .

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario