Revista Espiritualidad

El pedido y las respuestas. silo 1978

Por Ebass

Cuando una persona hace una suerte de mantram, repite un sonido o trabaja con una imagen, está movilizando energía, depende de donde emplace esa imagen auditiva o visual, produce distintos efectos. Si esas imágenes tienen encaje emotivo, eso va.

Si esta imagen que se repite se internaliza en el espacio de representación. A ver, se acuerdan ayer, yo puedo cerrar los párpados y representar el cenicero allí donde está afuera o puedo representar el cenicero adentro. Bueno, si tomando una imagen cualquiera, la repito y la internalizo, la voy llevando hacia adentro, voy portando cargas no al disparo de los centros hacia afuera, sino que voy llevando cargas al disparo de los centros hacia el intracuerpo. Así que parece de mucho interés si trabajan con imágenes auditivas, supongan ustedes ¡oh guía! ¡oh guía!... Ese mantram, esa repetición de palabras la pueden ir muy bien internalizando.

Si lo trabajan esto durante unos minutos y luego de internalizar eso con carga afectiva y no mecánicamente, y cuando lo han internalizado adecuadamente, paran, van a notar una suerte de rebote interno, una respuesta. Si ustedes trabajan con una suerte de pregunteo, oh guía que pasa con no se qué... o lo que fuere, y paran, también sienten irrumpir en ustedes. una suerte de respuesta. Lo que hace mucha gente cuando se va a dormir y dice, bueno estos problemas los dejamos para mañana porque los consultaré con la almohada. Entonces se van a dormir y al otro día parece que se encajaron esos contenidos hicieron su particular trabajo y amigo, con que claridad se puede ver esto ahora. Como pasa también con el aprendizaje. Ahí hay mucha fatiga, mucho problema, pues uno deja todo eso y se va a dormir. Al día siguiente está clarificado todo lo que...

Esas respuestas internas tienen su mecánica, para que se den esas respuestas será necesario lanzar ciertos estímulos. Ustedes lo han hecho con otras actividades más mecánicas. Muchas personas han aprendido a nadar en una estación que no corresponde a la época en que uno nada. En los lugares muy fríos donde no hay piscinas cubiertas, la gente nada en verano y claro, las primeras veces nada muy mal, al verano siguiente sale nadando, aprendió en invierno, es decir se fueron acomodando todos los reflejos, así como en el sueño uno fue acomodando sus contenidos y salieron sus respuestas.

Acá también, con determinadas estimulaciones se producen reordenamientos y respuestas. Así que pueden tener respuestas muy sorprendentes si lo saben trabajar a esto. Ustedes saben que hay hasta físicos y matemáticos que han soñado las respuestas.

EL PEDIDO Y LAS RESPUESTAS. SILO 1978

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario