Revista Cultura y Ocio

El poder de la intuición

Publicado el 30 septiembre 2014 por Wig
EL PODER DE LA INTUICIÓNAhora, desde que la neurociencia se puso mano a ello, la intuición ha dejado de ser ese pensamiento instantáneo cercano a la brujería y que tantos quebraderos de cabeza dio a los que jamás permitieron tal ofensa, la de discernir más allá de lo que ven los ojos, para con los creyentes de religiones absurdas, mandatarios de palacios y reinos efímeros y obsoletos reyes, princesas y consejeros. La premisa de la que se parte es la incapacidad generalizada de percibir más allá de la información que se puede manejar mentalmente. La inteligencia tiene dos caras: la razón y la intuición. La base de la evolución y prosperidad del ser humano como especie animal que es se ha dado preferentemente por los logros de la razón. En esta, la lógica sigue cada premisa, una detrás de la otra, como si fuera un axioma irrefutable. La lógica de la razón parece tener un camino marcado desde que nació el método científico. Por eso, pensar que puede haber una lógica mucho más abstracta que se basa en secuencias de pensamientos sin estar encadenado a ninguna ruta de premisas lógicas, ha sido siempre una herejía. Einstein con su E= mc(2) o Newton con su anécdota (la vamos a dar como cierta por ahora) de la manzana y la importancia que tuvo para desarrollar la ley de gravedad son dos sencillos y reconocidos ejemplos. Pero, a mí no tienen que convencerme, sinceramente, creo que el mundo a llegado a como estamos por puras intuiciones. Pues, ese procesamiento analítico-deductivo más allá  de la velocidad de la luz nos ha hecho avanzar socialmente más que cualquier pensamiento lógico razonado. La razón casi siempre logra justificar lógicamente las intuiciones. A posteriori. Pero, ¿En qué se basan mis intuiciones? Las intuiciones son muy poderosas, aunque sean inexactas, y esto ocurre porque el procesamiento de la intuición requiere no sólo de información, sino de una capacidad experimental abstracta y de una coherencia sináptica deductiva mental e intrínseca. La combinación de los tres parámetros no siempre encajan bien, y de ahí su inexactitud, y la base para los ciegos detractores de la intuición, pues, la inexactitud no invalida el procedimiento, sino que hace que nos preguntemos en qué falla, en el estudio de su estructura interna y en intentar saber si se puede mejorar, que es lo que ahora propugna la neurociencia.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revista