Revista Libros

El primer libro del año... 50 sombras de Grey

Por Jessicaolivares

El primer libro del año... 50 sombras de GreyAl final he sucumbido a leer este exitoso best seller que tan de moda se ha puesto últimamente y del que todo el mundo habla. Cuando el universo te pone en la cara de forma tan repetida algo como este libro, acabas decidiendo echarle un vistazo a ver si es para tanto. Y la verdad es que, para mí, no es para tanto. Entiendo el éxito de la novela, básicamente porque el sexo vende y el libro contiene múltiples escenas de sexo muy explícito y de algo de sexo duro. Imagino que habrá quienes, atraídos por esto y por conocer algo más sobre el bondage y la dominación, habrán leído este libro y habrán disfrutado a tope. No estoy diciendo con ello que no me haya gustado, al contrario, me apetece mucho leer la segunda parte. Sin embargo, sí que me ha hecho reflexionar sobre algunas cuestiones que aquí os expongo: 
1.   No entiendo los grupos de Facebook de “Pon un señor Grey en tu vida”: Realmente me cuesta entender que un gran público en masa (básicamente femenino) haya disfrutado tanto con las prácticas del señor Grey como para desearlas en su vida real. Es cierto que en el libro aparecen prácticas muy morbosas, que algunos habrán ejecutado y otros sólo tendrán como fantasía. Pero, más allá del sexo, ¿se dan cuenta las lectoras de que la dominación no se limita a eso? ¿Se dan cuenta de lo que implicaría realmente tener a un AMO en la vida real? Porque repito, más allá del sexo, la dominación se basa en el control, sobretodo psicológico. Y entonces es cuando yo me pregunto si a las lectoras realmente les gustaría tener a un hombre que te vigila, te ordena, te controla, te sigue, te pega, te castiga, decide por ti, cambia de humor más que de calzoncillos, se hace el misterioso y mucho más. ¿En serio? ¿O sólo se han quedado con la parte del folleteo? Hasta la propia protagonista se cuestiona repetidamente si eso es lo que ella quiere, si es el tipo de hombre y de relación que desea. 
2.   Así mismo, los lectores (o lectoras) ¿se habrán quedado sólo con el morbo de las escenas eróticas, o habrán reflexionado sobre algunas cuestiones? A mí personalmente esta novela me ha hecho reflexionar mucho sobre la condición humana, los instintos de las personas, las incompatibilidades, el quiero y no quiero… En general, sobre las dificultades que entrañaría en la vida real encontrarte con una persona totalmente distinta a ti y a pesar de ello quererla, y querer introducirte en su mundo y darte cuenta de que, por alguna cosa, no puedes. Independientemente de cuál sea ese mundo. Me ha hecho reflexionar sobre las circunstancias difíciles en las que a veces puede ponernos la vida, y las distintas tentaciones que se nos pueden presentar (mucho dinero, regalos, trabajo con enchufe, éxito sin sacrificio…). 
3.   Por último debo decir que en ocasiones la lectura se me ha hecho algo cansada porque, para mi gusto, contenía excesivas escenas de sexo. Es un libro erótico, y está bien que las tenga pero… ¿es necesario que se nos describa con TANTO detalle hasta la última de las miradas y de los mordiscos de labio? Al final resulta un poco repetitivo, a pesar de los múltiples escenarios y circunstancias en los que los personajes lo hacen. El final, no obstante, me ha gustado bastante, porque lo he visto muy lógico y creíble. Hay otras cosas que no tanto.
Y tú, ¿Qué opinas del señor Grey y la señorita Steele?

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Añadir un comentario