Revista Cocina

El rallador de queso electríco

Por Dolega @blogdedolega
Kaws Darth Vader x Stormtrooper

El Consorte flanqueado por La Niña y El Niño. Los tres con caras de acelga

 

Todo ser humano tiene su lado oscuro. Como veo últimamente que el consorte esta creándose una fama de “Santo Varón” voy a demostrar que aquí nadie está libre de culpa, aquí todos tenemos nuestros pros y nuestros contras, en definitiva ¡Qué El Consorte no es ningún sacrificado de la vida, no! Y como muestra un botón:

El rallador de queso eléctrico.

El Consorte tiene sus rutinas, a saber: venir con el portátil a la cocina a disfrutar de su vicio favorito, ver la ofertas que le envían al mail a la vez que ve las noticias mientras yo hago la cena. Su contribución a la cena es decir: “Que bien nos ha quedado”

DIA 1

-¿Te interesa un rallador eléctrico de queso?

-Mmmmmm

-Está fenomenal de precio, costaba 48.50€ y lo tienen en 18€

-Mmmmmm

-Y no te cobran gastos de envío

(Silencio)

-¿Tú me estás oyendo?

-si

-¿Te interesa ó no?

-No

DIA 2

-¿Te comenté lo del rallador eléctrico de queso?

-si

-Y que te parece

(Silencio)

-Bueno entonces lo pido ó no

-No

DIA 3

-Por fin, vamos a pedir el rallador eléctrico de queso ó no, porque la oferta se va a acabar.

-A ver cariño, si quieres pedir el maldito rallador ¡Pídelo! Pero no me preguntes todos los días, yo no quiero un rallador eléctrico de queso.

-Ahhh no, si yo lo digo por ti porque yo, mira tú, encima que yo no puedo comer pasta…. Los que coméis pasta sois vosotros, a mí me da igual.

-Vale pues si te da igual, no queremos un fabuloso rallador eléctrico.

-No se hable más. No se pide y ya está

DIA 4

-Se va a pasar la oferta del rallador y luego te vas a arrepentir.

-¡¡¡Dios, no por favor, no lo permitas!!! No podemos perder esta magnífica oportunidad, un rallador eléctrico de queso ¡El sueño de mi vida! por favor pídelo te lo ruego, no podría vivir sin él. ¿Cómo hemos podido sobrevivir tantos años sin ese ingenio científico?

-Mira que eres bordeeeee

-Vale como soy borde no quiero volver a oir lo del rallador.

-Ah se siente, pues lo acabo de pedir

Cara de acelga

-¿Cuando?

-Pues ahora mismo, ¿No has dicho que lo pidiera?

-$%&# !” ¡¡¡Embustero, lo pediste el primer día!!!!

Dia 5

-A ver, van a traer el rallador mañana. Viene MRW y alguien tiene que estar aquí. Tú niño, estate pendiente para cuando venga el transportista.

-Pero que has comprado ahora

-Tu estate pendiente que vienen mañana

-Yo mañana llego aquí a las 10 de la mañana después de trabajar 14 horas y no voy a estar pendiente de nada. Yo llego y me hecho a dormir.

-Tranquilo consorte que yo arreglo el tema.

DIA 6

16 horas: Llamada a mi móvil en el trabajo

-Lo veía venir, si es que lo veía venir…

-Que pasa

-Nada, que ha ido el de MRW y claro, nadie le ha abierto la puerta y claro se ha ido y claro ahora toca bajar hasta el pueblo a buscar el paquete porque mañana no hay nadie en casa y yo no puedo ir.

-(OHmmm) Vale, no te preocupes yo soluciono esto.

Setenta llamadas al móvil del niño después

-Simmmhsh

-Vete ahora mismo a MRW del pueblo a buscar el paquete de tu padre

-¿Que paquete?

-El puto rallador de los huevos.

-Vale

-¿Pero estas despierto?

-MmmmMmmmm

-¿Me oyes?

-Zzzzzzzzzzzzzzzzz

-¡En serio que cruz! Con lo a gusto que se está soltera ligando a todas horas…

20:00 horas aparcando a la puerta de casa. Sonidos lejanos

-¡!!!!!!!!Es que no se te puede pedir nada, joder no es tan difícil, es abrirle al hombre que trae el paquete!!!!!!!!!

-¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡A ver, que no lo he oído, que estaba durmiendo. Además que prisa tienes con el puto rallador de los huevos!!!!!!!!!!!

-¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿A mi no me hables así ehhhhhhhhhhhh????????????????

Entro a la cocina como Clint Eastwood en “Harry el sucio”

-¡¡¡¡¡¡¡¡¡HAYA PAZ!!!!!!! Ya bajo yo a buscar el rallador.

-No, no si bajo yo, si no me importa

-¡H E- D I C H O- Q U E-B A J O -Y O!

Consorte y niño con cara de acelga

Me monto en el coche, bajo a MRW

-¿Por favor el paquete de El consorte?

-Tenga, firme aquí

-Creo que se equivoca, ¿está seguro de que este es el paquete de El Consorte?

-Sí, aquí pone eso.

-Vale (firmo)

Me dan una caja como del tamaño de una televisión de 23 pulgadas más ó menos.

Entro en el coche, miro la caja y empiezo a pensar.

-Joder, Menuda caja ¿qué tipo de rallador habrá comprado éste? Porque por el tamaño se le puede meter el queso parmesano entero por una punta y por la otra te sale hecho virutitas…

Llego a casa. La sangre no ha llegado al río. Los dos siguen vivos.

-¡Toma! Y pongo la caja en la mesa de la cocina.

-¿Qué es eso?

-En principio parece una caja y por el tamaño ya tengo curiosidad de ver el rallador. A lo mejor hasta has hecho buena compra y todo, mira.

-No, esto tiene que estar equivocado.

-¡Ábrela, por favor! Estoy cansada y es tarde.

El consorte abre la caja. Empieza a sacar virutas, bolsitas, relleno y por fin una cajita pequeña donde viene esto:

El rallador de queso electríco

 

-¿A que es mono?

-OHmmmmmmm

-A ver voy a leer las instrucciones, joder tiene seis pilas.

-Mira que bien, a ver si además de rallar el queso, corta el césped porque con seis pilas…

-Que borde eres, de verdad. A ver ya está. Tráeme un trozo de queso parmesano, ese que compré ayer. (28€ el kilo)

-Toma

-Coño, pues no funciona. A ver espera, será que tiene las pilas mal. Tráeme las gafas que no veo bien las posiciones de las pilas.

-OHmmmmmmmmmmmm. Toma

-Es como que no tiene fuerza, mira que despacio gira. Es que no me lo puedo creer.

-Yo sí. Devuélvelo.

-El caso es que como eran las últimas unidades no se puede devolver.

OHmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

Aparece la niña.

-Trae acá, que no os enteráis de nada.

Cambia las pilas de posición.

-Pues no, no funciona. Esto es una mierda de esas que venden por la tele.

Aparece el niño

-Es el queso. Este queso tan duro no lo puede rallar. Mamá tráeme un queso más blando.

-Toma (queso manchego semicurado)

-Tampoco, dame alguno más blando

- Toma escoge, queso blanco de burgos ó filadelfia.

-Joder !Mamá es que no ayudas!

-¡Trae acá porque estoy del rallador hasta el último pelo de la trenza! ¡TRAE ACÁ HE DICHO! Ya está, ¿Ves? Ya funciona.

El consorte, el niño y la niña con cara de acelga.

Hace poco un amigo del niño llega a comer a casa. Hay pasta.

-¿Te vale así de pasta?

-Si gracias.

-¿Quieres queso?

-Ahh si, vale

-Toma.

-Oye, perdona ¿puedo preguntaros algo?

-Si hijo, si

-¿Porque metéis queso rallado en un rallador de queso?

-Porque el rallador es así y solo ralla queso rallado.

-ahhh (segundos de confusión para asimilar)

-¿Y porque lo ponéis?

-Porque hace bonito

-Bueno eso sí, porque mono, es muy mono

-Pues eso.

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas