Revista Cultura y Ocio

El taller de relatos finaliza con humor

Por Lola2011
El taller de relatos finaliza con humor El pasado martes tuvimos la última sesión del Taller de Relatos. El broche de oro lo puso Quim Monzó (hay que hacer patria), y  después, nos fuimos de cena.
Pero vayamos por partes. Brevemente, porque no estoy segura de que el taller virtual haya interesado tanto como el presencial, vista la reducción de comentarios, cuando, curiosamente, las visitas se han multiplicado y no bajan de las cien diarias. Será que l@s nuev@s son tímid@s... 
En fin.
Poniéndonos en plan didáctico diremos que las características del relato de humor son las siguientes:
Descripciones breves, aunque sin ahorrar en las necesarias para crear el ambiente idóneo de una situación disparatada.
Los personajes son pintorescos,  pueden ser personas, animales o cosas, pero siempre llevados al extremo, ya sea por su simplicidad (tipo Mr. Bean), o por las peculiaridades de su carácter.
El taller de relatos finaliza con humorLos escenarios no tienen en este caso mayor importancia, salvo para apoyar la situación.
El narrador es subjetivo, trata de despertar un sentimiento en el lector, un estado de ánimo, y no le duelen prendas para conseguirlo.
El lenguaje es coloquial, aparentemente sencillo, frases breves y claras, o extremadamente rebuscadas para provocar la hilaridad. Se permite el uso de interjecciones y onomatopeyas a discreción.
Los temas pueden ser muy  variados, pero dado que este género tiene como objetivo provocar la sonrisa la actualidad, la política o la sociedad son fuente inagotable de inspiración.
Los objetivos son divertir, denunciar, criticar, ridiculizar.
Y los recursos que se utilizan para conseguirlo son la ironía, la sátira, la parodia, llevar las situaciones al absurdo y buscar el lado cómico de las cosas.
Para documentar el tema elegimos a Quim Monzó, periodista y escritor catalán.
El taller de relatos finaliza con humor Su estilo es de frase breve y concisa; realista,  hace una crítica social descarnada, como se puede comprobar en sus artículos. Tiene un gran dominio del lenguaje y juega con las palabras de manera inteligente y divertida. Es un gran observador, lo que queda patente en los detalles con los que enriquece sus relatos, y tiene un enorme sentido del ritmo. Su imaginación y su inventiva no tienen limites; incluso se inventa palabras y metáforas inverosímiles.
En el curso leímos Guadalajara, pero tiene un montón del libros de relatos, tanto en catalán como en castellano. Si queréis pasar un buen rato, no dejéis de leerlo ;)
Y me despido con una foto de la cena. Que ya me he enrollado demasiado.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog