Revista Cultura y Ocio

El tesoro de Minerva (y 6)

Por Julioalejandre

Durante un par de semanas, el profesor Crouse probó, con machacona insistencia, acceder a los tesoros que Minerva custodiaba, tropezando siempre con la singularidad del círculo vicioso: ni admitía al usuario “terminator” ni le permitía registrarse como uno nuevo. También realizó tentativas de suplantación utilizando los datos de algún compañero, pero era tal la cantidad de campos obligatorios que exigía el formulario de registro que hubo de abandonar la idea. Se le ocurrió, por supuesto, hacer copartícipe del descubrimiento a alguno de sus colegas y contar con su complicidad, pero el temor a la chanza y al ridículo lo contuvieron: cualquier cosa que esté en internet, solía ironizar su colega Quentin Chomet al referirse a los websites de historia, y sólo en internet es, por definición, sospechosa de fraude y susceptible de desaparecer, o ser modificada, en cualquier momento. Incluso, asesorado por un antiguo alumno a quien solía recurrir cuando tenía algún problemilla informático, intentó averiguar dónde estaba alojado el dominio: el DNS raíz, le explicó el joven, devuelve una IP que corresponde a Rusia, el país del anonimato y la piratería informática por excelencia. No había, por tanto, posibilidad alguna de trazar las huellas a ninguna máquina host en territorio ruso, muchas de las cuales, además, redirigían la información a través de otras, creando laberintos de comunicación irrastreables.

Biblioteca del Congreso, Washington, D.C.

Biblioteca del Congreso, Washington, D.C.

En vista de todo ello, decidió escribir a su alumna, o ex alumna, ya que no parecía probable que hubiese encontrado por casualidad un dominio tan escurridizo como aquél. Procurando parecer lo más aséptico posible, le envió un correo electrónico con la disculpa de animarla a cancelar las cuotas restantes y no echar a perder el máster, sobre todo habiendo presentado una tesina tan brillante; pero, como si la mala suerte se hubiera cebado con él, a los dos minutos recibió una respuesta automática del servidor de correo: user unknown in virtual alias table, lo cual significaba que no existía tal dirección email: o Miss Wozniak fue muy descuidada o, por el contrario, se cuidó muy bien de no dejar ninguna pista válida para contactar con ella.

Los repetidos fracasos fueron minando la confianza del señor Crouse, disminuyendo la intensidad de sus propósitos y permitiendo al escepticismo instalarse en su ánimo, hasta que llegó un momento en que se dio definitivamente por vencido y desistió de seguir intentando acceder a Biblos.

Más tiempo duraron, sin embargo, aunque no quisiera reconocerlo ante sí mismo, los esfuerzos por determinar la veracidad de la escasa información que había recogido la noche en cuestión. De hecho, una parte de sus vacaciones veraniegas las pasó en Washington, D.C. adonde se había desplazado para examinar el archivo histórico de la Library of Congress, uno de los más completos del mundo, en busca de información sobre las referencias a Aníbal en los escritos de los eruditos árabes de la época califal.

Y fue allí, una noche especialmente húmeda y cálida en la que no conseguía conciliar el sueño, cuando se encontró, al abrir su correo electrónico, un mensaje dirigido a “Terminator”: contenía una nueva contraseña.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • El tesoro de Minerva (4)

    tesoro Minerva

    Antes de seguir adelante, Timothy Fitzpatrick Crouse se recostó en el sillón, se llevó las manos a la nuca y por unos momentos se entregó en los brazos de la... Leer el resto

    Por  Julioalejandre
    CULTURA Y OCIO, TALENTOS
  • El tesoro de Minerva (5)

    tesoro Minerva

    Al despertarse, los familiares sonido de Kem Park entraban con toda nitidez por la ventana abierta. La cortadora de césped del vecino colindante, alguna radio... Leer el resto

    Por  Julioalejandre
    CULTURA Y OCIO, TALENTOS
  • El brócoli

    brócoli

    Esta claro que cuanto mas se acerca el verano mas nos preocupamos por la alimentación y por lucir cuerpin…. Pero tengo que decirte querido amigo que de nuestro... Leer el resto

    Por  Mayriel
    CULTURA Y OCIO, TALENTOS
  • El amor

    amor

    Esse ImaginariaAmor, la palabra que no es palabra...La más vendida...la más comprada, la más mentida y aunque verdadera o falsa,incombustible... Leer el resto

    Por  Alfmega
    CULTURA Y OCIO, LITERATURA, TALENTOS
  • El orden

    Lo que los físicos llaman, con razón, orden, no es más que una medida compensatoria a nuestra incapacidad física para contemplarlo todo de una forma global.... Leer el resto

    Por  Calvodemora
    CULTURA Y OCIO, JAZZ & BLUES, LITERATURA, TALENTOS
  • El pirómano

    pirómano

    Como castillos de arena sucumben los abedules, olmos, cipreses y tejos centenarios que fueran refugio de amantes nocturnos y morada de lechuzas nocherniegas... Leer el resto

    Por  Victorvirgos
    CULTURA Y OCIO, LIBROS, LITERATURA, TALENTOS
  • El edén de minerva -relatos cortos-

    edén minerva -relatos cortos-

    Habían pasado más de siete años desde la última vez que Cecilio Valbuena visitara Paraíso Alto. Sus sentimientos hacia aquella villa turolense estaban... Leer el resto

    Por  Victorvirgos
    CULTURA Y OCIO, LIBROS, LITERATURA, TALENTOS